lunes, 31 de mayo de 2010

Quidam


El circo como todas las formas del arte

Durante dos horas y media, la compañía de origen canadiense y hoy una maquinaria a escala global deslumbró al público que llegó hasta Vicente López. La puesta propone, más allá de la estructura narrativa, un clima poético visual como elemento de conexión.

Un transeúnte anónimo, uno cualquiera, es la referencia que acerca en latín el título del espectáculo que el Cirque du Soleil ha traído a Buenos Aires. Apenas la excusa para abrir las puertas del arte del circo contemporáneo más prestigioso del mundo, hecho de proezas humanas en diferentes disciplinas, apuntaladas por puestas deslumbrantes. Quidam, estrenado originalmente en Montreal en 1996, y una de las patas de la maquinaria a escala planetaria de esta compañía que ya no es de Quebec, sino del mundo, llega a la Argentina a traer lo suyo: un arte hecho por unos pocos, dadas las increíbles condiciones de los artistas, dirigido también a unos pocos, dados los costos de las entradas.

Difícil encontrar las palabras para describir la deslumbrante secuencia en la que, durante dos horas y media –con un intervalo de media hora en el medio–, los integrantes del Cirque du Soleil despliegan las artes de todas las formas de las acrobacias, los malabares y el equilibrio, la gimnasia rítmica y artística, las contorsiones, el clown, el teatro. Con el mundo onírico de una niña como punto de partida narrativo, se irán sucediendo, casi sin respiro –o mejor, dicho, con el exacto contrapeso de climas, puntos dramáticos, desahogos de carcajadas, tensiones y distensiones–, los núcleos de este Quidam.

Pueden ser las chinitas con los diábolos, un cuadro que se repite en los espectáculos del Cirque. O las posibilidades de los cuerpos con los aros, las cuerdas, la soga, las telas, las pelotas. Las torres humanas, los vuelos cruzados por el aire. El equilibrio, la fuerza, la elasticidad, la preción. De todos esos elementos está hecho el espectáculo, en una puesta teatral que propone, más que la continuidad de una estructura narrativa, cierto clima poético visual como elemento de conexión.

Más en Página/12

Pequeño papá ilustrado

El libro macocal

Surgido de la catártica obra de Los Macocos, Pequeño papá ilustrado (Sudamericana) versa sobre todo aquello que se supone que deben hacer los padres y que tan solemnemente explican los manuales que no tienen nada que ver con la realidad. Los Macocos (es decir, Daniel Casablanca, Martín Salazar y Gabriel Wolf), dicen y escriben que llevar a sus chicos al colegio, entretenerlos en vacaciones, acompañarlos al pediatra, peinar a las nenas y dialogar con adolescentes son cosas para las que no están preparados. Los discípulos del Gran Maestro JJJJJ brindan claves para el bienestar mental y anímico de los hombres que viven a diario con los vaivenes de sus criaturas.

Fuente: Página/12

domingo, 30 de mayo de 2010

Paraná Porá y Estaba en mi casa y esperaba que llegara la lluvia

Paraná Porá

Maruja Bustamante aborda en esta obra, como en la anterior, la premiada Adela está cazando patos, temática por fuera de una urbanidad abrumadora, retratos descentralizados del espíritu de otras regiones de nuestro país. La Gringa y la Polaca vienen bajando por el río Paraná. Una está embarazada. Llevan dos lanzas, una brújula, un bote y remos. Son dos mujeres que compartieron un hombre. La travesía hacia Córdoba las encontrará con obstáculos reales, emocionales y fantásticos. Ingenuas y desnutridas quedaron solas en el mundo, sólo con sus recuerdos y sus rencores que ya no les sirven de nada. La Polaca fiambrera, la Gringa maestra de escuela primaria. Protagonizada por Monina Bonelli y Valeria Lois.

Miércoles a las 21, en C. C. Konex, Sarmiento 3131. Entrada: $ 35.

Estaba en mi casa y esperaba que llegara la lluvia

Estrenó la obra de Jean-Luc Lagarce, traducida por Laurent Berger y dirigida por Stella Galazzi. Cinco mujeres en la casa, hacia el final del verano, desde el final de la tarde hasta la mañana del día siguiente, conversan. Cuando el frescor haya vuelto y la noche y sus demonios se hayan alejado seguirán haciéndolo. Cinco mujeres y un muchacho de vuelta de todo, de vuelta de sus guerras y de sus batallas, finalmente de regreso a casa, agotado por la ruta y por la vida, dormido apaciblemente o moribundo, nada más, vuelto a su punto de partida para morir allí. Con Graciela Araujo, Marta Lubos, Valentina Bassi, Paula Ituriza y Paloma Contreras.

Miércoles a domingos a las 20, en el Teatro San Martín, Corrientes 1530. Entrada: $ 45.

Fuente: Radar

Quidam


Quidam supera la barrera del asombro

El Cirque du Soleil se vuelve a presentar con una propuesta plena de poesía visual y destrezas deslumbrantes

Dentro de los tres espectáculos de la factoría Cirque du Soleil que pasaron por Buenos Aires, Quidam es el más nuevito aunque ya tenga 16 años. En comparación con sus dos antecesores, depuró su escenario, le quitó cierto barroquismo apostando a una puesta en escena más limpia y teatral. Aun en términos musicales dejó de lado ciertas influencias new age que aparecían en Saltimbaco y Alegría, los espectáculos que pisaron estas tierras. Hay que reconocer que esos despojamientos suman notablemente en la puesta que, como es costumbre en ellos, comienza con una escena de una enorme poesía visual.

Como en los trabajos que ya vimos en esta ciudad, el montaje está apoyado en una excusa narrativa que sirve de disparador (en este caso, una niña perdida en su mundo junto a un ángel protector que no levanta vuelo y una especie de maestro de ceremonias). Ellos la guían por un recorrido onírico cargados de citas plásticas que hacen referencia al mundo de Magritte. Cada imagen tendrá su contra escena y a lo largo de las tres horas que dura el espectáculo, contando su intervalo de 30 minutos, el recorrido hace su paseo inevitable por el mundo circense, raíz fundamental de todos los trabajos de esta compañía de fama mundial fundada en 1984 que este año ya estrenó tres montajes.

Más en La Nación

La gran magia


La mejor magia teatral, escrita por De Filippo

Con inteligencia, el Complejo Teatral de Buenos Aires rescató un texto casi olvidado de Eduardo de Filippo (1900-1984). La gran magia, en manos del director Daniel Suárez Marzal, desnuda una variedad de planos irresistibles en los que se articula con maestría las reflexiones del orden de lo filosófico con el humor pasando por observaciones sociales de la época. El efecto es desconcertante y ese mismo desorden de discursos en disputa se transforma en uno de los logros más claros del texto y del trabajo de puesta.

A un hotel de la costa italiana, habitado por un sector de la sociedad pendiente del mundo de las apariencias, llega como divertimiento un número de ilusionismo. El mago se llama Otto (una persona que habla "más con sus dedos que con su boca", como se lo presenta) quien llega al lugar junto a su esposa, infinidad de deudas producto de su pobre vida de artista de variedades y valijas destartaladas.

Más en La Nación

Sweeney Todd


Sweeney Todd ya tiene a su elenco completo

Lo mejor del musical formará parte de la obra

Luego de tres arduas semanas de audiciones en el Maipo quedó conformado el elenco que acompañará a Julio Chávez y a Karina K en Sweeney Todd , el sombrío musical de Stephen Sondheim y Hugh Wheeler, que se estrenará en octubre, con dirección general de Ricky Pashkus.

Además del director, en las audiciones participaron Alberto Favero, director musical, y Gabriel Gestal, director de coros, ya que la partitura de Sondheim es bastante complicada y requiere de artistas integrales estupendos vocalmente.

Más en La Nación

Carlos La Rosa

Director argentino en Madrid. Carlos La Rosa fue uno de aquellos galanes recios que lanzó Alejandro Romay en los años 80, pero que pronto, emigró a España. Incansable trabajador del teatro independiente de aquél entonces, siguió en la Madre Patria con ese firme amor al teatro. Hoy es un activo director y productor y acaba de estrenar Madre Paz, diario auténtico e imaginario de Cindy Sheehan , escrito por Darío Fo y Franca Rame. La obra subió a escena en el teatro Galileo, de Madrid, con María José Goyanes, una de las actrices más respetadas de España. La obra es un alegato antibelicista con un texto sobre un posible diario de Cindy Sheehan, la denominada "madre pacifista" que tras la muerte en la guerra de Irak de su hijo, un soldado de los Estados Unidos, pidió explicaciones a George W. Bush, ex presidente por aquél entonces. Goyanes interpreta a esa "madre coraje" que muestra sus ansiedades en las conversaciones que establece con los actores Marc Parejo y Silvia Vivó que encarnan tres personajes cada uno.

Fuente: La Nación

Quidam


Quidam: Un viaje por el buen gusto

El tercer show del Cirque du Soleil, brilló con precisión en la noche de su estreno en Buenos Aires.

Entre los apuntes que se anotan, de apuro, entre secuencia y secuencia de Quidam, el tercero de los espectáculos que presenta el Cirque du Soleil en Buenos Aires, aparecerán frases o palabras sueltas que de alguna manera pueden sintetizar este espectáculo que gira por el mundo desde hace quince años: refinamiento, poética de la sincronización, una precisión que agobia, el intento deliberado de encontrar una espectacularidad en lo sencillo.

Quidam, más terrestre que Saltimbanco y Alegría, tiene también un trabajo de puesta en escena más definido en la mano del director artístico Sean Mc Keown. Con una línea de acción clara: los destinos de una niña entre padres aburridos de sueños y periódicos, que sale en busca de maravillas lejos de casa. Un Quidam, un perdido en la multitud, uno más en el gentío, el hombre sin cabeza, le dará la contraseña necesaria.

Esta vez no hay varios escenarios para un zapping visual sino un espacio circular y giratorio y una banda musical potente, al fondo, que jugará con acordes de tango electrónico y aires piazzolianos en varios momentos. Hay instantes en que el violín de Attila Simon y el cantante de Jamieson Lindenburg, sostienen con sus incursiones el espectáculo.

Más en Clarín

Marcelo Katz: Tempo


El clown y sus destinos

Entrevista Marcelo Katz. Presenta su espectáculo “Tempo” y reflexiona sobre los alcances del payaso moderno.

El estreno de Tempo, de Marcelo Katz, continúa una línea asentada sobre elementos sustanciales que se materializan a través del clown y su particular lenguaje escénico. Entre las últimas propuestas de Katz se encuentran Aguas (2007), espectáculo compuesto por alumnos de su escuela; y Aires (2009), integrado por un elenco de clowns profesionales. Ambas dieron forma a una experiencia que superó todas las expectativas de su creador.

SDLq Aguas fue un suceso de público que no esperábamos y permaneció dos años en cartel -dice Katz-. A partir de lo que pasó con Aguas , decidimos encarar Aires , que también nos dio muchísimas gratificaciones. Luego, aunque la estrategia aconsejaba mantenerse dentro de la trilogía de los elementos, nuestros deseos se inclinaban hacia un nuevo material. Así nos decidimos avanzar sobre el tema del tiempo y comenzamos a trabajar en nuestro último espectáculo”. Con respecto a la unidad conceptual de las tres obras, el director sugiere que tiene “más que ver con la mano que las pintó que con materiales escénicos concebidos a priori para los tres espectáculos. Sin embargo, hay una manera de trabajar que supongo que liga las tres propuestas y permite ver un proceso con similitudes”.

Katz trabajó como actor del teatro San Martín, integró la compañía de danza de Teresa Duggan y junto a Gerardo Hochman trabajó en “La Trup”, compañía emblemática de Nuevo Circo en el país. Por estos días, el director regresó a Buenos Aires tras una serie de trabajos en España y Francia, donde además brindó clases de clown y de bufón.

Más en Clarín

Susana Rivero: Artefactos


Actuar las letras de Julio Cortázar

El grupo Quien es Quien le da forma a un espectáculo atípico en la Casa Museo Roca, que invita a los espectadores a moverse por el lugar y meterse de lleno en el universo cortazariano.

Como en una fantasía voyeur, los personajes invitan a los espectadores a meterse en su casa, recorrer sus rincones, espiar la vida de esa familia en cada una de sus habitaciones, sus discusiones y labores. Recuerdos de una vida que fue, los ocho primos viven de la herencia en una casa que está siendo tomada, escupen conejitos, se atoran en sweaters y les indican a los “vecinitos mirones” cómo hay que subir una escalera. “Los argentinos somos como un gran familia que vivimos peleándonos, siempre entre la convivencia y la crisis”, dice Susana Rivero, la directora de Artefactos, obra basada en textos de Julio Cortázar interpretada por el grupo Quien es Quien. “Lo importante era sacar esa eterna pelea argentina, pero sabiendo que también podemos salir adelante”, aclara sobre la obra que se presenta los sábados a las 20 en la Casa Museo Roca (Vicente López 2220) con entrada libre y gratuita.

El hilván que recorre los distintos cuentos (“Casa tomada”, “Carta a una señorita en París”, “Simulacros”, “El oso”, “Torito”, “No se culpe a nadie” e “Instrucciones para subir una escalera”, más una conferencia sobre Qué es la literatura fantástica, música de saxo y clarinete en vivo) es, explica Rivero, “la parentela”. Pero además su intención es “componer puntitos: un homenaje a la literatura, sentarse a escribir, crear personajes. Como dice Cortázar: hay talento, don, sí, pero es el diez por ciento. ¡Lo demás es horas–culo!”, afirma la directora, y agrega: “Cortázar tiene una cosa con las familias de clase media como Borges lo tiene con los espejos y los laberintos, y como yo vengo de ahí, cuando encontré ‘Simulacro’, donde hay un jardín con un cadalso y los vecinos se acercaban a mirar, a fisgonear, me dije ‘acá está la vuelta para que el público se meta en la obra’”, recuerda.

Más en Página/12

Falsa Escuadra


Una pequeña y sencilla experiencia

Falsa escuadra es algo así como un lindo cortometraje teatral, con acrobacia, poesía, malabares y mucha sensibilidad

Dos hombres y un armario. Con reminiscencias del cortometraje de ese nombre filmado en 1958 por Roman Polanski, Falsa Escuadra parte de una situación absurda, de corte chaplinesco. Pero a diferencia de la película, volcada a explorar el cruce del trío humano-mobiliario con el mundo exterior, la obra circense se despliega en una y mil variaciones sobre las relaciones entre los dos personajes y el armario en cuestión. Son ellos tres (sí, el armario también funciona como personaje) y nada más.

Cierta poesía puesta en el armario, el insólito uso de una bicicleta, malabares que llevan a ritmos musicales y equilibrios siempre al borde del desequilibrio, la obra dirigida por Martín Joab junto a sus intérpretes, Iván Larroque y Fernando Rosen, discurre sobre asimetrías que movilizan el humor: Un hombre alto y uno bajo, dos personas contra un armario -o el armario contra ellos-, el constante desafío cuasi imposible a las fuerzas de la gravedad y un planteo básico contrario a la lógica y el sentido común.

Más en La Nación

Club de Trapecistas Estrellas del Centenario, Ferrari 252, sábados a las 20 y domingos a las 18. Entrada: $ 25.

Tina Helba

Murió Tina Helba, a los 92 años

Tina Helba, una de las actrices con más larga trayectoria en el medio artístico local y última sobreviviente del primer elenco de la Comedia Nacional Argentina que dirigió Antonio Cunill Cabanellas, falleció el lunes, a los 92 años. Inició su carrera teatral al ser elegida por concurso para desempeñar un personaje en la sala del Odeón y, posteriormente, fue dama joven de los elencos de Mecha Ortiz, Esteban Serrador, Iris Marga y Camila Quiroga, y primera actriz de Paulina Singerman y Francisco Petrone, con quien realizó largas giras por América latina.

Más en La Nación

viernes, 28 de mayo de 2010

La gran magia


En busca de una dulce quimera

Una creativa puesta confirma la calidad del texto del dramaturgo napolitano, que da cuenta de los artificios de una clase acomodada y de otra que emplea todo tipo de argucias para sobrevivir. La pieza expone a desplazados sociales y sentimentales.

Observador minucioso de las situaciones que delatan un deterioro social, el actor y dramaturgo napolitano Eduardo De Filippo da en esta obra testimonio vivo de una clase acomodada y de otra que emplea todo tipo de argucias para sobrevivir. El mago Otto pertenece a esta última. Sus trucos son tan simples que llevan al espectador a preguntarse qué clase de procesos se producen en la mente para asimilar tanta impostura. Siguiendo las indicaciones del texto, la puesta de Daniel Suárez Marzal revela el artificio de la rutina del sarcófago, cuya tapa se abre de cara al público. Una rebeldía a los códigos que pone en entredicho la ficción teatral y la magia. Otto tiene fama de atrapar a su auditorio, acaso por su habilidad para provocar la sensación de peligro personal, o por su sagacidad para elaborar un discurso totalizador partiendo de un detalle o una circunstancia mínima. Su estrategia es la correcta, siempre que se acepte que la verdad no existe fuera de la conciencia. Veloz para inventar argucias ante los imprevistos, se diferencia de aquellos a los que busca enredar. Estos son, en principio, los veraneantes de un lujoso hotel de la costa napolitana; gente dispuesta al chisme y a las conversaciones banales. La excepción es Calogero Di Spelta, quien, tieso en su traje, callado y vigilante, cela a su mujer, exigiéndole una fidelidad sin sustancia. Una característica de las comedias de época, donde los equívocos familiares constituyen el centro. Calogero es un fracasado en el amor, situación que lo ubica entre los desplazados sentimentales y lo convierte en candidato a romper la máscara que lo retrata impávido frente a cualquier chanza.

El Otto captado con inventiva por el actor Víctor Laplace concentra todas las picardías y es en este aspecto la contracara del vulnerable Calogero que interpreta Gustavo Garzón. El mago elude el hecho conflictivo o lo ataca con artilugios, y es quien sin proponérselo despierta en el engañado la idea de que puede crear su propio imaginario, un mundo ilusorio que –según el entramado social y sentimental en el que se halle cada cual– se relaciona con la conquista de la libertad personal. Es así que frente a una realidad cambiante, donde Otto saca beneficio del estado de distracción de los otros, Calogero, en plena crisis de identidad, descubre “la gran magia”, que en su caso es apropiarse de su ficción y de su vida y transformarse tomando como guía la ilusión, “dulce quimera”, como la calificó, entre otros, el director italiano Giorgio Strehler, cuando en 1984 estrenó esta obra en su Teatro Piccolo de Milán.

Más en Página/12

Lugar: Teatro Presidente Alvear, Av. Corrientes 1659 (0800-333-5254). Funciones: miércoles a sábado a las 21 y domingos a las 19.30. Entradas: platea 45 pesos; alta, 30, tertulia, 15. Los miércoles, platea y platea alta, 25 pesos y tertulia, 10 pesos. Duración: 100 minutos.

Quidam


La vuelta del circo

"Quidam" del Cirque du Soleil Por tercera vez se presenta la compañía canadiense en Buenos Aires. Retorna con una de sus espectáculos emblemáticos.

Por tercera vez, como viene sucediendo cada dos años, hoy inicia una nueva temporada en Buenos Aires la compañía canadiense del Cirque du Soleil. Después de Saltimbanco y Alegría, que reunieron más de 350 mil espectadores, ahora se presenta Quidam, otro de sus espectáculos emblemáticos.

En sólo 25 años, la compañía, cuyo origen mítico se centra en un grupo de artistas callejeros, lanzallamas con zancos, se expandió. Hoy, circulan casi veinte espectáculos montados de manera simultánea en varios países y millones de espectadores.

En el marco de la temporada más larga presentada hasta el momento en América Latina, Quidam, llega para refrendar los elementos que hacen de esta empresa del espectáculo una combinación de performances acrobáticas, dominio técnico, imponente vestuario y extravagantes escenarios.

Más en Clarín

Dejame hablar... mi amor y Pirañas


Chichilo en la provincia

Dejame hablar ... mi amor, la obra escrita y dirigida por Daniel Dátola, con Chichilo Viale, Carlos Sánchez, Carna y el Mono Amuchástegui continúa su gira nacional. Hoy se presentará en Gral. Dorrego; mañana, en Bahía Blanco y el domingo en Coronel Pringles.

Hay vida después de Ricardo Fort

Luego de una temporada en veraniega con Fort, Carolina Papaleo vuelve al teatro porteño con Pirañas, donde participará de un elenco integrado, también, por Gerardo Romano y José María Muscari. Tendrá la dirección de Marcelo Cosentino. Será en junio en el Teatro de la Comedia.

Fuente: Clarín

Quidam


Llega el Cirque du Soleil a la Argentina

Cómo son los preparativos para uno de los espectáculos internacionales más importantes del año que estrena hoy; mirá el video

Cuando a un niño le piden que dibuje un circo, lo primero que hace, seguramente, es la carpa. Es que la carpa es el símbolo circense por excelencia. Y, a pesar de haber trascendido y superado al circo clásico, el Cirque du Soleil no ha prescindido de ese ícono. Al contrario, lo ha sabido llevar a su máxima expresión.

Se trata de una estructura que se eleva a partir de un mástil central de 24 metros de altura y 32 cm de diámetro y es sostenido por 140 vigas laterales levantadas entre las 150 personas que participan del "Big top raising", un pseudo espectáculo en que se van colocando las columnas en una carrera casi coreografiada (ver video). El resultado es el levantamiento de una carpa gigantesca, de 50 metros de diámetro, capaz de alojar a 2500 personas.

Pero como en todo circo, la carpa es sólo una parte, la que ve el público. En el detrás de escena está todo preparado para la convivencia de todas las personas que hacen Quidam, el espectáculo que el Cirque du Soleil estrena hoy en la Argentina.



Más en La Nación

La Bella y la Bestia


El primer musical de la compañía Disney

En el Citi (ex Opera, Corrientes 860). Viernes, a las 20.30; sábados, a las 17 y a las 21, y domingos, a las 14.30 y 18.30. Desde 75 pesos.

Más de 200 cambios de vestuario, 300 pares de zapatos, 250 pelucas de cabello natural y 32 cambios de escenografía en La Bella y la Bestia , con Martín Ruiz, Magalí Sánchez Alleno, Carlos Silveyra, Marisol Otero, Rodolfo Valss, Federico Moore, Ana Fontán, Tiki Lovera y elenco.

Fuente: La Nación

Teatro Opera


El Opera revive en la calle Corrientes

Tomaron nota de las protestas y profundizarán la restauración del clásico edificio

Sólo duró dos meses el teatro Citi. Ayer, el gobierno porteño dio luz verde a ese grupo empresarial para que la sala más antigua de la avenida Corrientes recupere su tradicional nombre (Opera), pero con el aditamento de la marca que lo regenteará durante los próximos tres años (Citi).

En algún momento de este fin de semana, una cuadrilla de operarios, comandada por el escenógrafo y arquitecto Alberto Negrín, procederá a modificar y agregar nombres en la marquesina.

La primicia la dio como al pasar Mirtha Legrand en su almuerzo del 25 de mayo, cuando reveló que en la noche de la reapertura del Teatro Colón el mismísimo presidente del Citi, Juan Brochou, se había acercado hasta la diva para informarle sobre la esperada novedad. Pero aunque la noticia picó inmediatamente en Twitter, no hubo mayormente repercusión en el resto de la prensa.

Más en La Nación

Quidam


Vuelven los sueños en la gran pista

Acróbatas, payasos, equilibristas y músicos, en una de las propuestas más teatrales de la compañía

Llegó el momento de la ilusión, ese que esperan ansiosamente aquellos que no tienen inconveniente en gastarse entre 200 y 650 pesos por una entrada para presenciar hechos artísticos únicos. Este es el caso de Quidam , el espectáculo del Cirque du Soleil que llega esta vez a la Argentina, como parte de su gira sudamericana. Sus predecesores, Saltimbanco y Alegría, reunieron en esta ciudad a más de 350.000 espectadores. Quedan muy pocas entradas para las dos primeras semanas, pero aún hay muchos tickets para las dos semanas siguientes. Vale aclarar que también se ve muy bien con las localidades más baratas.

Quidam es una combinación de performances acrobáticas, dominio técnico, imponente vestuario y extravagantes escenarios bajo la dirección de Franco Dragone y la dirección creativa de Gilles Ste-Croix.

La magnitud de Quidam puede ser traducida en números: desde que se estrenó en Canadá ya fue visto por más de 9 millones de espectadores en 20 países, y el elenco cuenta con 50 asombrosos artistas de 15 nacionalidades diferentes.


Más en La Nación

Tempo


Clowns que juegan con el tiempo

Marcelo Katz dirige un gran elenco de intérpretes en una obra para todo público

Un grupo de clowns se apasiona jugando con el tiempo. Crean nuevas y nuevas situaciones a partir de él y hasta se animan, a veces con desparpajo, a elaborar unos juegos de palabras con definiciones que sorprenden y divierten al mismo tiempo.

Cada uno de ellos se entrega a la creación con mucha intensidad, y entonces logran hacer ingresar al espectador en otro tiempo, paradójicamente. Ya nada de lo que éste trae de la calle tiene valor, y las expectativas con las que ingresaron a la sala se cargan de una profunda fantasía.

La escena crece con buen ritmo, con ricas imágenes. La ingenuidad, la ternura, ocupan un lugar central y, de ahí en más, sólo será cuestión de dejarse llevar por la acción de esos payasos que cantan, bailan y componen rutinas que los muestran de manera muy íntegra.

Más en La Nación

En el Centro Cultural de la Cooperación (Corrientes 1543). Viernes y sábados, a las 20.

Enemigo de clase, La casa de Bernarda Alba, Espacio Cultural Nuestros Hijos (Ecunhi) y Asesino sin salario

En escena

Enemigo de clase

Los sábados, a las 19, sube a escena Enemigo de clase , la genial obra de Nigel Williams, ahora dirigida por Gabriela Felperin. Con Carlos Manuel Eisler, Fabio Rosenstein, Gerónimo Espeche, Daniel Volonté, Fernando Navarrete, Francisco Nishimoto e Ignacio Sandoval. En el IFT, Boulogne-sur-Mer 549.

García Lorca

La casa de Bernarda Alba tiene una nueva versión, dirigida por Omar Ottomani, con Judith Buchalter al frente del elenco. Los sábados, a las 21, en El Recoveco, Corrientes 1630.

Convocatoria

El Espacio Cultural Nuestros Hijos (Ecunhi) convoca a actores, acróbatas, bailarines y cantantes para conformar, en el mediano plazo, su elenco estable. Enviar foto y currículum a castingecunhi@gmail.com .

Una de Ionesco

Asesino sin salario , la obra que dirige Francisco Javier, cambia de horario. Los sábados, a las 21.30, en Actors Studio, Díaz Vélez 3842 (4958-8268).

Fuente: La Nación

jueves, 27 de mayo de 2010

Hisham El-Naggar: Los que volar no saben


“Ahora las alas tienen precio”

En la pieza teatral montada en el Beckett, el autor pone el foco en “un núcleo de superpoderosos”. En la acción, que transcurre en Córdoba, madura la tentación de resucitar las ideas fascistas criando un superhombre alado para esclavizar a la humanidad.

Nacido en Egipto, el dramaturgo Hisham El-Naggar vivió en Suiza, El Líbano y Estados Unidos antes de radicarse definitivamente en la Argentina en 1995. En Buenos Aires estrenó Un café con el Sr. Lenin (donde él mismo interpretó el papel de Lenin), La mujer del manto gris, Budapest, Los bárbaros despiertan y Cruz blanca sobre fondo rojo. Estrenada bajo la dirección de Diego Cosin, El-Naggar acaba de dar a conocer otra de sus piezas, Los que volar no saben. Con un elenco integrado por Robert Cox, Antonia De Michelis, Alejandro Gennuso, Maria Heller, Román Puente, Marina Rouco, la pieza puede verse los domingos a las 20.30 en el Beckett Teatro (Guardia Vieja 3556). La acción transcurre en las sierras de Córdoba, en 1962. Una mujer que se dice marquesa recuerda la época en la que servía el té a sus amigos, Adolf Hitler y Benito Mussolini, mientras madura la tentación de resucitar las ideas fascistas criando un superhombre alado para esclavizar a la humanidad. “Este deseo, esta ingeniería de ánimos, siempre existió –afirma El-Naggar en conversación con Página/12–, porque las sociedades civilizadas siempre intentaron infundir lo que llamaban sus ‘valores’ a la mayor cantidad posible de ciudadanos. Las religiones tampoco se quedaron atrás, y las ideologías, menos. La primera vez que visité la Argentina, en 1989, tuve la extraña impresión de haber vuelto a un lugar que ya conocía. Y para un escritor, semejante experiencia es de por sí inspiradora, dando lugar a recuerdos imaginarios de caminatas por barrios vagamente familiares y hasta de conversaciones con personajes ficticios pero inexplicablemente verosímiles.”

–¿Cómo fue su primera visita al país?

–Duró cuatro días, así que de la vida cultural porteña no pude conocer en esa oportunidad más que el Teatro Colón. Pero algo en esta ciudad te hace embeberte con su cultura mientras vas explorando sus calles. Si es, como dice Borges, tan eterna como el agua y el aire, entonces es patrimonio de todos. Aun los que no dominan su jerga –en aquel entonces yo distaba de dominarla– pueden formar parte del extraordinario sainete porteño de todos los días.

Más en Página/12

T22, la tierra de los cisnes


Distintas capacidades en escena

En el Teatro del Globo se logró reunir a actores convencionales con otros intérpretes discapacitados

Hace casi diez meses, el director y autor Julián Collados se animó a llamar a LA NACION para contar un proyecto que atrapaba varios de sus sueños. Todavía era un plan, pero él estaba tan entusiasmado que necesitaba comunicarlo. Se trataba de T22, la tierra de los cisnes , una comedia musical sobre la discriminación, con un elenco integrado por actores convencionales y otros con capacidades diferentes.

Hoy, ese sueño ya es una realidad y sube a escena este sábado y los próximos dos, a las 21, en el Teatro del Globo. El interrogante a partir del que partió el autor es: ¿qué pasaría si el mundo fuera al revés y los que denominamos "discapacitados" fueran los "capacitados" de esa tierra? Así fue también como las autoridades del Inadi (Instituto Nacional contra la Discriminación, la Xenofobia y el Racismo) presenciaron un ensayo y decidieron auspiciarlo.

Más en La Nación

T22, la tierra de los cisnes, de Julián Collados.

Teatro del Globo, Marcelo T. de Alvear 1155 (4816-3307). Desde este sábado, hasta el 12 de junio, a las 21.

La terrible opresión de los gestos magnánimos


Interesante juego escrito por Veronese

Un buen elenco con una acertada conducción

Un grupo familiar. Un triángulo -madre/padre/hija- en el que el afecto no logra colarse por ningún agujero de la casa que comparten. Hablan casi sin comprenderse. Explican cuestiones que sólo parecerían importarle a cada uno. Pero, a la vez, luchan por defender ese espacio que les ha tocado en suerte, porque la vida lo ha querido así.

Pero, ante tanta palabra que agobia, algo está dejándose de lado: son unos pequeños gestos que, podrían remediar muchas de las situaciones conflictivas que transitan y hacer que las relaciones se normalicen, encaucen y fortalezcan.

Se trata de una dramaturgia construida por pequeñas situaciones, potentes, ricas expresivamente, que requieren de unos intérpretes seguros a la hora de construir sus personajes porque, más allá de sus acciones, están exclusivamente definidos por unas conductas de cualidades manieristas que, puestas en juego, los torna provocadoramente patéticos.

Más en La Nación

En Andamio ?90 (Paraná 660). Sábados, a las 23.

Dinero -Heptalogía-, Muñeca, Mr Jaime Comedy Club, Paraná Porá, El guía, Fuera de quicio, Amar, y Carne sola o Doña Rosita, el soltero

Estrenos

Ocho novedades. Con nombres resonantes como el grupo Carne de Crítica, Héctor Levy-Daniel, Horacio Acosta y Maruja Bustamante.

Dinero -Heptalogía-

Siete piezas breves de Héctor Levy-Daniel (Las mujeres de los nazis), dirigidas por él y Clara Pizarro Pando, con Anahí Martella, Jessica Schultz, Pablo Vascello, Graciela Clusó, Gilselle Lousek y Enrique Papatino. Sobre siete universos poéticos construidos alrededor del dinero. Sábados, a las 21, en Patio de Actores, Lerma 568 (4772-9732). De 25 a 40 pesos.

Muñeca

De Armando Discépolo, dirigida por Teresa Sarrail y Sandra Torlucci. Viernes, a las 22.30, en Delborde, Chile 630 (4300-6201). De 25 a 35 pesos.

Mr Jaime Comedy Club

Stand up, improvisación y magia, con Nati de los Santos, Sebastián Rubio y artistas rotativos. Viernes, a la medianoche, en Bataclana, Corrientes 3500 (4862-0888). $ 20.

Paraná Porá

De Maruja Bustamante, con dirección de actrices de María Urtubey. Un cruce entre el realismo autóctono y la ciencia ficción, con Valeria Lois y Monina Bonelli. Miércoles, a las 21, en la Ciudad Cultural Konex, Sarmiento 3131.

El guía

De Horacio Acosta, con Adrián Fiora, Mario Mahler, Constanza Nacarato, Agustín Rodríguez y Jazmín Rodríguez, producida por Carla Peterson. Viernes, a las 21, en El Portón de Sánchez, Sánchez de Bustamante 1034 (4863-2848). $ 35.

Fuera de quicio

De Hugo Marietan, dirigida por Inés Baum, sobre el maltrato familiar. Miércoles, a las 20, en el Centro Cultural Borges, Viamonte y San Martín. $ 35.

Amar

Dirigida por Alejandro Catalán, con Edgardo Castro, Lorena Vega, Natalia López, Toni Ruiz, Federico Liss y Paula Manzone. Viernes, a las 23, en El Camarín de las Musas, Mario Bravo 960 (4862-0655).

Carne sola o Doña Rosita, el soltero

Del grupo Carne de Crítica, con Claudio Pazos y Francisco Pesqueira, dirigidos por Carlo Argento. Viernes y sábados, a las 23.30, en La Comedia, Rodríguez Peña 1062 (4815-5665). $ 50.

Fuente: La Nación

Fuerza Bruta

Los detalles de la magia

El Bicentenario según Fuerza Bruta. Cómo se realizó y cuánto costó el show callejero que deslumbró a millones.

Fuerza Bruta ya tiene asegurado su pase a la Historia. La compañía teatral fue la encargada de crear, desarrollar y poner en escena (en este caso, en la calle) el espectacular desfile show que cerró como broche de oro, los festejos por el Bicentenario.

"Todavía no terminamos de caer con lo que pasó porque durante el espectáculo estábamos muy pendientes de que todo saliera bien, así que recién ahora estamos tomando conciencia de lo que significó", dice Fabio D'Aquila, uno de los coordinadores generales del show y uno de los fundadores de la compañía, junto a Diqui James.

Las imágenes siguen dando vueltas en la tele de aquí y del mundo y seguramente lo harán por mucho tiempo más. "Para nosotros fue una oportunidad histórica, no sólo por la libertad de trabajo que tuvimos para desarrollar todo el espectáculo sino por la idea misma de tomar la calle y llegar en forma tan masiva a la gente", cuenta.

Más en Clarín

Luis María Pescetti

Un show con juegos y estrenos

¿El espectáculo que estás presentando es el mismo que el del año pasado "Mamá quiero Bis"?

En realidad no es el mismo, quedó el mismo nombre porque así se va a llamar el disco, pero el show es distinto en un 73,5 por ciento.

¿Y en qué cambió?

Primero el repertorio, hay cinco canciones nuevas, como por ejemplo Tengo mal comportamiento, que parece un blus rural de dos ex convictos. No hay que matar el tiempo, que parece una canción de cabaret alemán de post guerra. Vos me tocás todos los botones, que es bien de la convivencia. También cambian los juegos y los músicos invitados. Esta vez estarán Martín Telechanski, Diego Pojomosvky y Sebastián Monk, con lo cual suena a banda rocker.

Más en Clarín

Vivo


Marcelo Savignone, en soledad, a golpe de improvisación

"Vivo" se llama su show. Un salto al vacío creativo. Va en la Ciudad Cultural Konex.

Marcelo Savignone, el actor y creador de la puesta, acompaña con percusión la música que suena en la sala mientras el público se acomoda en sus butacas. Un baile tribal, primitivo y asociado con los orígenes de la actuación, marca la chispa inicial de la obra. Luego, un apagón. Y un nuevo comienzo.

La mecha de Vivo -el unipersonal de improvisación que presenta los sábados en el Konex - queda encendida. Savignone tendrá ahora por delante anticipar la modalidad del juego que propondrá para los próximos 50 minutos y presentar los relatos únicos e instantáneos, creados durante la función.

El escenario es absolutamente negro. Sólo hay un cubo de madera, simulando un placard, con máscaras colgadas en hileras. Elige una y explica que formulará preguntas al público, disparadoras de la trama. "Yo marco cuando ustedes tienen que participar. Es mejor empezar claro. Porque cuando las cosas están medio definidas hay problemas", dice. Un lugar y una situación serán las primeras guías.

Más en Clarín

Las funciones de "Vivo", son los sábados, a las 20, 30. En la Ciudad Cultural Konex. Sarmiento 3131. Entradas, $ 30 y $ 40. El diseño de escenografía es de Lina Boselli, el asesoramiento en Máscaras de Alfredo Iriarte y el diseño de iluminación de Ignacio Riveros.

miércoles, 26 de mayo de 2010

Violeta Naón, Natalia Sismonda, Victoria Almeida, Irene Sexer, Leticia Torres y Violeta Fractman: Parapayasas


“El clown es sanador: ayuda a aceptarse y a quererse”

Marina Barbera y Lila Monti son dos de las promotoras de Parapayasas, el espacio de encuentro para las clown, del que también son parte Violeta Naón, Natalia Sismonda, Victoria Almeida, Irene Sexer, Leticia Torres y Violeta Fractman. “Ninguna payasa es clásica”, dicen.

En la esencia del clown está la ruptura. Primero que nada, la de “la cuarta pared”, en ese afán casi desesperado de comunicación con el público. Hay, también, un quiebre con el orden establecido: su sola presencia trastrueca belleza, perfección, normalidad y pánico al ridículo. Y aunque éstos sean valores más asociados a lo femenino que a lo masculino, cada vez son más las mujeres que se calzan la nariz roja, enamoradas de un arte “ni tan conocido ni tan corriente”, según coinciden sus hacedoras. “No hace mucho que nos animamos a pasar por esos lugares: los estados alocados, los sentimientos de injusticia y las deformidades. Estábamos más cerca de la tragedia, el sufrimiento y el modelo”, reflexiona la clown Marina Barbera. Ante la proliferación de unipersonales en la cartelera porteña y en las plazas, Página/12 invitó a un grupo de payasas a reflexionar sobre la actualidad del género y las particularidades que adquiere en su vertiente femenina.

En noviembre del año pasado, un grupo de clowns se percató de la tendencia creciente de espectáculos femeninos y fundó Parapayasas, una agrupación que se reúne mensualmente. Más allá de alguna que otra varieté temática circunstancial, no existía antes una red que juntara a las clowns argentinas, como sí sucedía en otros países de América latina. En efecto, Barbera, Maku Jarrak y Lila Monti, promotoras de Parapayasas, reprodujeron un modelo que conocieron en Brasil. “Hacía rato que teníamos ganas de crear un espacio de encuentro de payasas profesionales y en formación para intercambiar experiencias”, expresa Monti. “Compartimos procesos creativos, dificultades y miedos con gente de todo el país”, agrega Barbera.

Más en Página/12

Para anotar en la agenda
Inventos del alma
Por Cristina Martí *

Aráoz y la verdad


Postales de una historia colectiva

La versión escénica de la novela de Eduardo Sacheri hecha por Gabriela Izcovich muestra el inicio de una posible amistad entre un hombre obsesionado con descubrir una verdad nimia y otro que le retacea información.

Aráoz va camino de uno de esos episodios de la memoria que hunden el pecho; busca una verdad y para hallarla decide viajar a un pequeño pueblo de la Argentina despoblada para encontrarse cara a cara con Perlassi, ex futbolista al que admiró de chico y quien después de una jugada errónea que no se le perdonó –porque llevó al equipo al descenso– desapareció de la escena profesional, refugiándose en el pueblo natal. Así como para los poetas pintores rebeldes “todos los dibujos están en el alfabeto” (la “líricografía” del español Rafael Alberti), para Aráoz el dibujo del fracaso más sentido está simbolizado en aquel nefasto episodio. ¿Qué pasó realmente en ese crucial combate? El tren lo deja en una desolada estación, donde un tal Belaúnde le indica los pasos a seguir. Pero es imposible ver a Perlassi, ocupado en asuntos que se desarrollan en algún desconocido lugar. Sólo Lépori, encargado de una estación de servicio –que, según se dice, es propiedad de Perlassi– contesta a sus preguntas, aunque retacea las respuestas sobre las más comprometedoras. En opinión de este hombre, el futbolista –en otro tiempo “embajador del pueblo” por su celebridad– ha sido el pionero que frenó la decadencia del pueblo gracias a su iniciativa en la instalación de una acopiadora de granos.

Gabriela Izcovich, directora y responsable de esta traslación de la novela de Eduardo Sacheri, resuelve el origen literario del texto encuadrando situaciones: breves escenas en las que estos personajes develan pareceres y frustraciones. Los diálogos –recortados al comienzo y mejor hilados a medida que avanza la acción– se complementan con algún que otro soliloquio, miradas expectantes, cambios de tono y silencios que “dicen” lo que se prefiere callar. Se trata, en conjunto, de postales de una historia colectiva en la que Lépori y Aráoz están inmersos. De ahí que se incorporen tangencialmente cuestiones de la política, como la alusión a José Alfredo Martínez de Hoz (h) –ex ministro de Economía durante la dictadura– y al ex presidente Carlos Menem. Inserciones acordes con los personajes, pues el encargado supone estar hablando con un periodista (así se presenta Aráoz), aun cuando a éste lo único que parece iluminarlo es la posibilidad de entrevistar a Perlassi.

Más en Página/12

Mujeres terribles


El encuentro de dos apasionadas

Las figuras de Alejandra Pizarnik y Silvina Ocampo, en un texto sensible dirigido por Lía Jelín

Dos escritoras y un mismo tiempo. Dos almas convulsionadas frente a una sociedad que pareciera no posibilitarles desarrollarse, en lo personal, con la integridad necesaria. Silvina Ocampo y Alejandra Pizarnik, dos criaturas tan opuestas, en apariencia, se cruzan en el escenario de la sala Enrique Muiño del Centro Cultural San Martín. Lo hacen a través de un inteligente material textual construido por Marisé Monteiro y Virginia Uriarte. Fragmentos de obras de las autoras (rescatados de poemas y relatos), cartas, pensamientos, posibilitarán reconstruir unos momentos de la vida de ambas. Juntas, crecían intelectual y afectivamente y, a la vez, un conflictivo amor las separaba.

Es muy desgarrador el planteo de la pieza. En la descripción de cada personaje hay señales muy fuertes acerca de sus conductas y resulta muy atractivo para el espectador descubrir a esas mujeres a través de sus propias palabras, casi confesando lo más íntimo de sus vidas. La escritura las definía en extremo y también las protegía de un mundo exterior que las acosaba y parecía doblegarlas con fuerza, sobre todo a Pizarnik, quien terminó suicidándose.

Más en La Nación

En el Centro Cultural San Martín (Sarmiento 1551). Miércoles, a las 20.

Santa Juana de América


Una deslucida puesta de un fuerte texto político

La vida de Juana Azurduy, en un montaje opaco

Enmarcada dentro de la etapa de teatro político en la producción de Andrés Lizarraga (la influencia brechtiana ha sido siempre reconocida por el autor en estos textos) Santa Juana de América es quizás una de las piezas más atractivas de ese período porque, en ella, se combinan la pasión revolucionaria, una intensa historia de amor y una profunda valorización de un mundo latinoamericano que hasta entonces estaba dominado por la corona española.

Cómo equilibrar ciertas cuestiones que hoy pueden resultar panfletarias, desde una óptica ideológica, con una historia de vida inquietante por donde se la mire, puede resultar una tarea nada sencilla. Quizá si se hace foco, exclusivamente, en el personaje de Juana, en su vida y en las dolorosas consecuencias que la llevaron al abandono, la pobreza y casi el olvido, el discurso escénico podría resultar movilizador y, sobre todo, muy conmovedor.

Más en La Nación

En el Regio (Córdoba 6056). De jueves a sábados, a las 20.30, y los domingos, a las 19.

Teatro San Martín, Hamlet y Clara Pando

El gran olvidado. A pesar de que la ciudad se llenó la boca de cultura en estos días, tuvo un gran olvidado en la avenida Corrientes, templo de excelencia teatral. En esta gran fiesta del Bicentenario, los 50 años del Teatro San Martín pasaron injustamente sin pena ni gloria. En su peor momento, el decano de los teatros fue dejado a un lado por las autoridades, con un futuro incierto y triste.

Artistas por los animales. Por iniciativa de Vicky Buchino y su grupo Como las Hormigas (junto a Educultura y la UADE), un enorme grupo de artistas "bicheros" lograron armar un festival a beneficio de los centros de Zoonosis de General Villegas y Lanús, que tienen a sus animales en condiciones lamentables y las autoridades oficiales no les brindan soluciones. Se realizará este domingo, a las 15.30, en el Anfiteatro del parque Centenario, en el que participarán activamente figuras como Juan Carlos Copes, María Volonté, Carmen Barbieri, Santiago Bal, Raúl Lavié, Violeta Rivas y Néstor Fabián, entre muchos otros. Además de los números artísticos, habrá rifas accesibles para que todo lo que se recaude vaya a dichos centros. También habrá un stand con books de los perros y gatos que están en adopción y charlas gratuitas de veterinarios sobre la tenencia responsable de mascotas. La entrada es una bolsa de alimento balanceado, arroz partido o pipetas antipulgas. Lo conducirán Vicky Buchino y Germán Canelo.

Cecilia, no. Días pasados, la directora Clara Pando recibió su diploma por la nominación al premio Trinidad Guevara, pero con el nombre de Cecilia Pando. Debido a ese disgusto, para evitar cualquier otro malentendido, optó por mutar su nombre artístico a su nombre de nacimiento: Clara Pizarro. "No quiero ser confundida con una persona que reivindica desvergonzadamente el terrorismo de Estado y acciona permanentemente para que quienes han cometido delitos de lesa humanidad queden impunes", dijo.

Fuente: La Nación

El desvelo

Una débil experiencia dramática en 7 historias

Siete pequeñas historias irán desarrollándose en un espacio común. Es muy acotado y eso posibilitará que personajes y situaciones se proyecten con una intensidad particular. Sus protagonistas son seres casi marginales, solitarios y, en todos los casos, se enfrentan a una situación que deforma algo de sus conductas, en apariencias, muy vulnerables.

El proyecto tiene un punto de partida interesante. Y también lo es esa propuesta espacial que coloca a los espectadores como observadores de un mundo al que parecerían espiar a través de una posible ventana. Eso provoca que mucha de la experiencia personal del público amplíe algo de las historias que se muestran y hasta se puede fantasear con las formas de vida de los individuos que protagonizan cada episodio.

Más en La Nación

En el Abasto Social Club (Humahuaca 3469). Jueves, a las 21.

M, el impostor


Martín Bossi: el mejor imitador del momento

Encabeza un entretenido, aunque extenso, music hall

Martín Bossi es una de las figuras mediáticas que más ha crecido en los últimos tiempos, a partir de sus imitaciones en el programa de Tinelli. Pero su popularidad no se debe a escándalos ni a vulgaridades sino a su habilidad para transformarse y su talento como cantante.

Era el momento justo como para tener un show propio, y a juzgar por los números, le va muy bien. El público que concurre al Broadway a ver a Bossi es, en su mayoría, aquel que lo conoce de la televisión. Está predispuesto a divertirse sin más pretensiones que verlo hacer las mismas imitaciones que desarrolla en la TV. Pero afortunadamente, Bossi les da más que eso. Y fue astuto. No hizo lo de la mayoría: dirigirse a sí mismo. Llamó a una esteta como Ana Sans y a un conocedor del show, como Manuel Wirzt. Entre ambos logran un music hall ameno -al servicio de una figura, lógicamente- con momentos muy logrados. A su vez, son destacables las hábiles coreografías diseñadas por Cristófaro y García Millán.

Más en La Nación

Claudio Tolcachir


Claudio Tolcachir: Yendo del off a Corrientes

Dirige "Agosto" y "Todos eran mis hijos". También inaugura nueva sala en el barrio de Boedo.

El grupo de Timbre 4 funciona con mucho deseo por la felicidad del otro. Queremos que le vaya bien al otro. Estar juntos y que nos realicemos, dentro y fuera de Timbre 4. Nos enseñamos a no creernos ninguna cosa, ni a entrar en la tristeza si algo no nos sale bien.

Lo que me salva es considerarme en estado de aprendizaje siempre. Cuando me llaman del teatro comercial, lo que pienso es en la posibilidad de trabajar con gente que me genera admiración: Llinás, Aleandro, Morán, Capello, Tenuta. El gusto de trabajar con ellos. Eso facilita las cosas.

La incertidumbre de este trabajo no se te va nunca. Pero estoy atravesando ahora una etapa de felicidad sin miedo.Cuando se trabaja con gente querida, se aplaca el fantasma de cómo te va a ir, porque uno ya es feliz trabajando con quienes ha elegido. Eso alivia el trayecto.

Más en Clarín

¿Quién es?

martes, 25 de mayo de 2010

Muñeca


Anselmo es un porteño de gran fortuna que vive sumido en la angustia porque se siente espantosamente feo. Siempre rodeado por un séquito de amigotes y sirvientes que se mueven en torno a su universo que, esta vez, está en caída libre porque se enamoró perdidamente de Muñeca, una hermosa mujer que no le corresponde.

Muñeca, de Armando Discépolo, es un grotesco de 1924 sobre el deseo fracasado y un espejo deformado en el que se miran porteños de ayer y de hoy.

Con dirección de Teresa Sarrail y Sandra Torlucci, en Delborde Espacio Teatral puede verse una nueva puesta de esta obra. Los viernes, a las 22.30, en Chile 630, Capital Federal (San Telmo). Reservas al 4300-6201. Entrada general: $35 (descuento a estudiantes, docentes y jubilados: $25).

Elenco: Eugenio Soto, Antonio Bax, Armando Lazarte, Gabriel Nicola, Celina González del Solar, Andrés Raiano, Uki Cappellari, Yazmín Schmidt, Inés Echavarría, Cecilia Czornogas y Carlos González.

La plebe


Irreverente mirada al pasado

La plebe , intenso trabajo que mezcla hechos reales con hechos imaginarios

Buenos Aires antes de la Revolución de Mayo. Una aldea pequeña integrada por seres anónimos que siguen los designios de un virrey irreverente, movilizados por invasiones de soldados extranjeros y siempre dispuestos a enfrentar a los enemigos. En los márgenes se moldea la Revolución, mientras el pueblo padece los avatares de políticos inquietos. A la vez, algunos hombres y mujeres criollos, con pura pasión, intentan cambiar el destino que la corona española ha impuesto.

La plebe es una experiencia intensa dramáticamente, que sigue los acontecimientos históricos a veces con rigor y en otros dislocando momentos y personajes para, de esa manera, mostrar a esos seres de forma más ridícula. En ese acto, la historia asoma expuesta con trazos groseros y, entonces, este presente parecería encontrar un espacio para confrontarse.

Más en La Nación

En el Teatro del Abasto (Humahuaca 3549). Funciones: hoy y mañana, a las 21. A partir de la próxima semana: los lunes, a las 21.

Nora Cárpena

Entre las brujas y las villanas

¿Por qué regresás a la telenovela "Herencia de amor" (Telefe) casi sobre el final?

Vuelvo para cerrar la historia con mi hijo (Diego Olivera). Entro al elenco junto a Arturo Bonín, una especie de capo mafia. Ambos haremos una manipulación que cerrará la historia de manera sorpresiva.

¿Estaba prevista tu vuelta por contrato?

En realidad dejé la novela por la temporada de Brujas en Mar del Plata. Pero yo no sabía que iba a regresar. Hace teatro y una tira televisiva es muy duro. Más para mí, que soy de las que estudia y además se ocupan de su ropa y de que todo quede impecable. Quiero todos los detalles cuidados.

Fuente: Clarín

El ma' picante


Una visita "Picante"

Mientras espera el estreno de El hombre de al lado, la película de Mariano Cohn y Gastón Duprat que protagoniza, Daniel Aráoz estrenó El ma' picante. Allí fue a visitarlo su amigo Pedro Saborido, el cerebro detrás de Todo x 2 pesos y Peter Capusotto. La obra, que estará en cartel los jueves en The Cavern (Paseo La Plaza), es un homenaje al humor cordobés donde Aráoz sale a escena acompañado por un trío rockero.

Fuente: Clarín

lunes, 24 de mayo de 2010

Agustín Mendilaharzu y Walter Jakob: Los talentos


Los poetas cachorros

Agustín Mendilaharzu y Walter Jakob son amigos de verdad, desde la adolescencia. Hace tiempo, desde un taller de dramaturgia dirigido por Javier Daulte que compartieron, tenían ganas de contar la historia de Lucas, Ignacio y Pedro, amigos también, los extraños adolescentes de Los talentos, chicos algo altivos que componen sonetos y se visten como adultos, pero se desarman cuando aparece una bella mujercita que los arranca de su precocidad y los deja con isabelinos endebles y sin saber qué hacer con las manos.

Dos chicos de esa edad en que la barba es una pelusa gris esperan la llegada de un tercer amigo, en su casa. Por alguna razón este tercer amigo es dueño o inquilino de un bello departamento estilo francés donde estos adolescentes pasan el rato, como si el exterior fuera apenas un espejismo insignificante. Tienen puesta camisa y pantalón de vestir, y entre las bocanadas de humo de sus pipas, y los sorbitos que dan a un vino caro, practican un sofisticado entretenimiento: escribir, alternadamente, los versos de un soneto en una pizarra. Pero no se trata de un relajado pasatiempo artístico, sino de un reto que juegan muy concentrados, y cronometran con un extraño aparatejo manual. La escena –que se inicia con un clavicordio de fondo– recuerda vagamente a Los excéntricos Tenenbaum de Wes Anderson; aunque estos chicos hablan de un modo que sólo podría ser contemporáneo y local:

Más en Radar

La plebe y Cariño

La plebe

Buenos Aires en los primeros años del siglo XIX. Un pueblo mastica su destino de barro y sangre. Una aldea muy lejos de toda metrópoli, gobernada por un virrey condenado a administrar “esta mugre de bohemios”. Una aldea penetrada por invasores ingleses y por ideas que llegan desde Francia y hablan de revolución. Allí, La plebe va a comenzar a abrirse camino, traspasando todos los diques de contención y asombrando a los hombres de las Luces. En ese barro sucio de violencia y cambios, nacerá un niño con destino de prócer. Protegido por sabias mujeres de la noche, se convertirá en el soldado de las misiones libertarias. Esta es la historia de algo que comienza. De la plebe que avanza y amenaza lo establecido. A doscientos años del nacimiento de una nación sobre un barro inestable, La plebe vuelve a reflexionar sobre estos penares. Una obra que comenzó en aquel principio y que, todavía, busca su final. Con dirección de Andrés Mangone y producción general de Julián Krakov.

Domingo 23, lunes 24, martes 25 y miércoles 26, a las 21, en el Teatro del Abasto, Humahuaca 3549. Reservas: 4865-0014.

Cariño

Es la nueva obra de Mayra Bonard, que se estrena en el segundo programa de danza del Centro Cultural Rojas. Con canciones originales de Diego Frenkel y un lenguaje fusionado de danza, canto y teatro, el trabajo bucea en los múltiples reflejos de eso que, a mitad de camino entre el amor y la indiferencia, llamamos cariño. Un paisaje de madre, llanura y naturaleza enmarca el trabajo de la exitosa coreógrafa de Grandes amigos y una de las creadoras de El Descueve. Tres jóvenes entrando en la adultez conviven en una pradera verde artificial, probable campo o suburbio futurista. El mundo está lejos o se extravió y esa lejanía propicia que salgan a la luz los instintos más primarios, sin la marca de la ley.

Sábados a las 22, en el C. C. Rojas, Corrientes 2038. Entrada: $20.

Fuente: Radar

domingo, 23 de mayo de 2010

Cirque du Soleil


Se levantó la gran tienda del gran circo

Está situada en un enorme predio de Vicente López

La estructura pesa 70 toneladas y llegó desde Porto Alegre en 65 camiones. Dicen que se arma en siete días y se desarma en dos y medio. Y al igual que cada uno de los shows de la compañía, el Cirque du Soleil hace del levantamiento de la "gran tienda" un show en sí mismo.

"El levantamiento de la gran tienda consiste en un posicionamiento de 140 vigas laterales y 450 estacas, que dan soporte a la inmensa estructura que abriga el espectáculo, en apenas 5 minutos", anuncia la invitación para los medios, que anteayer se concentraron en el Complejo al Río (Laprida y Bartolomé Cruz, Vicente López), para presenciar el curioso montaje. "Nuestra rutina está minuciosamente estructurada desde el primer día hasta el último. Los artistas comenzaron a viajar el domingo pasado desde Porto Alegre y ahora están divirtiéndose en la ciudad. El área técnica viajó el miércoles, último día de desmontaje en Brasil, y comenzó a trabajar aquí el jueves", relata Cynthia Clemente, gerenta de producción, que gira junto al circo desde hace 5 años y medio.

Más en La Nación

Carlos Rottemberg


El señor de las 8920 butacas

El festejo será con la inauguración del Bristol, en Mar del Plata, y con la remodelación de dos salas

La tradición indica que cada cinco temporadas, para su cumpleaños, Carlos Rottemberg, el señor de los teatros, da señales de un nuevo emprendimiento. Esa parece ser su manía, su vocación, su apuesta.

Esta vez, el 11 de abril no cortó la cinta en medio de una noche glamorosa, como sucedió hace 10 temporadas cuando abrió el Multiteatro. Se tuvo que conformar con el acto simbólico de (¿martillo en mano?) romper las paredes del Lido y el Neptuno, dos salas de Mar del Plata, e iniciar así el proceso de reconstrucción de los dos teatros que incluirá la construcción de otro nuevo.

En realidad, su idea original era volver a darle vida al Argentino, ex teatro del centro porteño, pero como la aprobación de los planos se demoró tomó otro rumbo. "Cuando el año pasado ustedes escribieron que daba de baja al proyecto del Argentino, me llamó al otro día Spadone para ofrecerme hacer algo en Mar del Plata". Ese "algo" en cuestión fue la compra del Lido y el Neptuno en donde la última temporada programó Más respeto que soy tu madre y Baraka .

Más en La Nación

María Fernanda Callejón


La nueva chica Fort

La actriz debutaría el 27 en la obra teatral "Fortuna", junto a su productor y protagonista, el chocolatero millonario Ricardo Fort.

Ni Silvina Escudero ("su amor imposible") ni Viriginia Gallardo ("su novia" hasta hace días) ni Graciela Alfano (su amiga compinche y compañera de jurado en "Bailando por un sueño"). Ninguna de ellas. La elegida es María Fernanda Callejón. ¿Para qué? Para ser la nueva chica de Ricardo Fort. Eso sí, sólo en el escenario. Escudero ya no forma parte de Fortuna, es decir, la comedia producida y protagonizada por Fort sobre su propia vida (¿egomanía? Sí, de hecho ya está pensando en hacer ¡una segunda parte! Silvina afuera, la que llega para ocupar el rol protagónico es la Callejón. Y en el mismo rol que durante el verano hiciera en Mar del Plata Carolina Papaleo. Y que, ya en Buenos Aires, ocupó, por apenas dos meses, la (ex?) de Matías Alé. Callejón estuvo el viernes en el teatro viendo la función como para ponerse al día. El debut de María Fernanda en las tablas al lado del chocolatero millonario sería el 27. Y su contrato sigue hasta octubre (pero hay que tener en cuenta que con Ricardo y su ciclotimia nunca se sabe). "Ricardo ya me lo había ofrecido antes, pero yo no pude aceptar porque estaba haciendo otra obra con Christian Sancho. Ahora, me estoy acomodando con los horarios, porque además estoy grabando un unitario con Alejandro Awada, Carlos Portaluppi y Malena Solda, que todavía no tiene fecha de aire. Pero no me puedo quejar", admite. "Estoy feliz de tener tanto trabajo". Ojalá que la fortuna acompañe a la Callejón... ¿Sin salida?«

Más en Clarín

Boy Olmi


De las citas, directo al sótano

Contame de la obra de teatro que recién estrenaste. ¿De qué se trata?

Se llama Sótano y es del autor catalán Benet i Jornet. Alejandro Paker y yo somos los dos protagonistas y estaremos únicamente por seis semanas en el teatro Margarita Xirgu. Es una experiencia muy intensa y concentrada, porque tanto el autor como el productor y el director Xavier Alberti vinieron especialmente desde España. Ellos ya la hicieron en Barcelona y en Madrid y ésta es la tercera puesta, la versión argentina. Se trata de un thriller psicológico de mucha tensión, que sostenemos nosotros dos durante toda la obra en un ambiente de enorme intimidad como es el de la sala Xirgu. Es como caminar por una larguísima cuerda floja, muy riesgosa. Acepté porque hace veinte años que no hacía teatro y necesitaba volver con un desafío de estas características. Es casi como una primera vez, volver a probarme, eso fue una de las cosas que más me entusiasmaron del proyecto.

Más en Clarín

Jardín de otoño


Solteronas, y con mucho apuro...

Carlos Perciavalle dirige y coprotagoniza esta obra de Diana Raznovich, que no perdió vigencia.

Clima de café-concert, con el público ubicado en mesas redondas en vez de butacas. El tono perfecto para Carlos Perciavalle, uno de los cultores iniciales de ese entrañable género teatral que cautivó a la gente a partir de finales de la década del '60. Claro que ahora, sobre el escenario, va a meterse en el personaje de una obra que cuenta una historia, y no hará monólogos o sketches.

Se trata de Jardín de otoño, de la autora argentina Diana Raznovich, que en un principio fue Marcelo, el mecánico (1978), con un elenco que integraron entonces Rosa Rosen, Irma Córdoba y Claudio Levrino. Con algunos arreglos y la modificación del título volvió a la escena porteña en 1983, y desde entonces siguió su ruta a través de diferentes puestas.

La historia describe a dos mujeres mayores y solteronas, Rosalía y Griselda, que conviven desde hace veinte años, y cuyas horas grises se abren un poco cuando ven su telenovela preferida, que retrata las peripecias de Marcelo, un muchacho pintón, que trabaja en un taller mecánico.

Más en Clarín

Malena Pichot


Malena Pichot

Hace stand up. Pero se hizo conocida como "La loca de mierda" y llego a MTV. No quiere ser ni panelista ni notera de tele. Y sí quiere ser judía.

La mirás sin saber muy bien qué estás haciendo porque, bueno, ella fue la gran cosa del 2009 y ya salió en mil revistas (por su Loca de mierda), ya hizo estallar la web, ya debutó como standapera estrella, ya despuntó su vicio con el jazz y paramos porque esto no es una canción de El Cuarteto de Nos. Ahora, modosita, irreconocible, nos cuenta que su personaje furor entró en receso y que se acabaron sus participaciones para MTV. ¿Llegamos en el peor momento de su carrera y quizás de su vida? Encima la ves flaca y no acepta ninguna de las facturas fálicas que le llevamos. ¿Un cañoncito? "No, gracias". ¿Un vigilante? "Paso, paso". ¿Es anorexia? "No, cero anorexia".

Estás en su casa y pensás que Malena Pichot -de ella hablamos- puede ser uno de esos casos de los que hablaba Warhol cuando decía que en el futuro todos tendríamos derecho a 15 minutos de fama. Mientras ella va y viene con café para dos, imaginás o decís que el designio de Warhol no era oportinudad, sino clemencia: la fama es cualquier cosa. Nada, esa clase de devaneo que sirve para ganar líneas. Y si nos equivocamos, nada, se soluciona rápido: el periodismo tiene a mano un par de recursos horribles como eso de que fulano resurgio como el ave fénix , así que cualquier cosa pondremos eso y listo.

¿De que podemos hablar, Malena?

La verdad, me sorprendió un poco la nota. Te cuento: con MTV tenía un contrato de cuatro meses y tantos videos y pasó lo que no imaginé que fuera a pasar: no quise hacer más La loca de mierda. Aparte me ofrecieron algunos proyectos que no me interesaron para nada.

Más en Clarín

sábado, 22 de mayo de 2010

Mi bello dragón


Una gran comedia musical infantil

La obra de Enrique Pinti contiene lo mejor del género, con un texto inteligente

Arranca con el despliegue de un gran musical. En la taberna se presentan los personajes, se van delineando caracteres, se vislumbra un hilo para la trama, todo con breves parlamentos y ágiles canciones y coreografías. Podría ser la introducción de una producción de Broadway, de las que circulan ahora por los escenarios del mundo. Lucido, aunque un tanto convencional.

Pero no. Mi bello dragón fue escrita hace más de treinta años y su nueva puesta en escena tiene toda la cercanía de quienes conocen al público local, pero con un know-how artístico universal. No hace falta que transcurra mucho para que el espectáculo adquiera características singulares, gracias a la pluma inspirada de su autor.

Más en La Nación

La Coronela

Isabel Quinteros, en un unipersonal

En el fragor de las luchas internas que enfrentan a fracciones irreconciliables de las Provincias Unidas del Río de la Plata, en febrero de 1827, finales de la presidencia de Bernardino Rivadavia, el coronel Juan Lucero es fusilado por su adhesión al bando federal. Lucero era un militar que había dedicado doce años de su vida a la lucha por la independencia del país. Su mujer, Dolores, reclama entonces ante las autoridades la devolución de su cuerpo, que le es negado. Frente a esta circunstancia decide velar en ausencia al fallecido, del que expone sólo los emblemas de su condición castrense: el uniforme, sus medallas y el sable.

Esta actitud desatará nuevas represalias que, aunque provoquen más sufrimiento en la esposa, no doblegarán su lucha. La mera lectura del episodio evoca situaciones más contemporáneas de la Argentina, donde la desaparición de personas ha impedido que los cuerpos de los muertos fueran enterrados en cristiana sepultura, reproduciendo la tragedia que Sófocles había descrito 2400 años antes en Antígona. Es claro que Alicia Muñoz, autora de este monólogo y de una importante producción teatral (Un león bajo el agua, Justo en lo mejor de mi vida ?ambos premiados? o Soñar en Boedo), ha querido metaforizar sobre eso y en ese hecho se concentra el principal valor dramático de su trabajo.

Más en La Nación

C. C. Caras y Caretas, Venezuela 330. Sábados, a las 21.

Encuentro Internacional de Teatro Festival de Otoño Azul

Encuentro en Azul

Ayer comenzó la 11ª edición del Encuentro Internacional de Teatro Festival de Otoño Azul. Este año podrán verse obras y elencos de países latinoamericanos, europeos y una coproducción franco-congoleña. El encuentro se desarrollará en Azul, hasta el lunes, y es uno de los tantos que se desarrollan en el interior del país y que demuestran que Buenos Aires no es la única plaza "teatrera", sino que la Argentina entera lo es.

Entre las obras internacionales que se presentan, figuran Hamlet, dirigida por Hugues Serge Limbvani (Francia-Congo); Mujeres, de Darío Fo y Franca Rame, dirigida por Tomás Martín (España); Cartas de la memoria, de Malucha Pinto (Chile); Gilaldo Sampos, de Rodrigo Rodríguez (Colombia); Alasestatuas, de Enrique Gorena y Darío Torres (Bolivia); Ojos de vidrio, de Marcelo Guaigua, Wilson Sandoval y Raúl Vallejo (Ecuador), y Submarino amarillo, de Gustavo Meza (Chile).

Más en La Nación

Malas palabras, Las aventuras del 1800, Cuentos Animados y Ruth Mehl

Lo que no se dice. El grupo La Galera Encantada, de Héctor Presa, pone en escena Malas palabras, de Perla Szuchmacher, que aborda los silencios de los adultos frente a cuestiones que hacen a la vida de los niños. En La Galera, Humboldt 1591, los domingos, a las 15. $ 25.

Recitales. El dúo 1, 2, 3 y son... entrelaza gags clownescos con sus canciones en Caracatá. En el 25 de Mayo, Triunvirato 4444, los domingos, a las 11. En otro de los ciclos del Movimiento de Música para Niños, se presenta Cielo Arriba con su recorrido por los sonidos de las regiones argentinas. En la Biblioteca Nacional, Agüero 2052, los domingos, a las 12. Entrada libre.

Bicentenario. Las aventuras del 1800, por los grandes títeres que protagonizan Romance de los días de Mayo, dirigida por Eva Halac. La Nube, Jorge Newbery 3537, los sábados, a las 15. $ 30.

Multimedia. Daniela Fiorentino los cuenta e interpreta, Marcela Rapallo los dibuja en vivo, a los Cuentos Animados de la compañía Churumbel, pequeña joya de la cartelera infantil. Pan y Arte, Boedo 876, los domingos a las 17. $ 25.

Ruth Mehl. Entre los múltiples e-mails y mensajes de condolencias por nuestra querida Ruth figuran los de Omar Alvarez Títeres, el Teatro San Martín, el Teatro Nacional Cervantes, La Nube, Gustavo Libedinsky, El equipo de Cantando con Adriana y muchos agentes de prensa.

Fuente: La Nación

Víctor Laplace y Gustavo Garzón: La gran magia


La gran magia: Realidad y fantasía

Con Víctor Laplace y Gustavo Garzón: La obra del italiano Eduardo de Filippo cuenta sobre un mago que llega a un pueblo y cuestiona algunas ideas, con verdad, mentira e ilusionismo. Karina K y Sandra Ballesteros están en el elenco.

La obra empieza en una playa cualquiera. Que puede ser de la Argentina, Checoeslovaquia o, como acá, de Nápoles. Allí hay un montón de gente que transcurre su vida sin saber muy bien por qué. Hacen, aparentemente, nada. Y aparece un tipo, un ilusionista, un mago, que viene a cuestionar algunas ideas, del tiempo, de la realidad, de los valores."

En un camarín, Víctor Laplace sintetiza a trazo grueso el eje en torno al que gira La gran magia, que el napolitano Eduardo de Filippo, autor de Filomena Marturano, escribió en 1948, y que tuvo su estreno porteño el miércoles.

Laplace avanza un poco más, y cuenta que en medio de esa chatura, Otto Marvuglia, el mago que personifica en escena se cruza con Colagero Di Spetta, el personaje al que le da vida Gustavo Garzón. "El único que, a pesar de aceptar ser parte del juego de ilusión que propone Otto, y que habiendo llevado una vida chata hasta entonces, se plantea la posibilidad de pensar que puede haber algo más y parece negarse a ser parte de esa comedietta", dice el actor.

Más en Clarín

La palabra del director
El truco de la mujer que se esfuma

Zooilógico


Aventuras en un zoológico especial

"Zooilógico": Con Caro Ibarra y Emiliano Rella. señala la importancia de los valores humanos.

Protagonizada por dos figuras conocidas de la televisión, Caro Ibarra (ex conductora del ciclo para chicos Zapping Zone) y el simpático Emilano Rella, hoy se estrena, en el teatro Maipo, el musical Zooilógico, dirigido por Omar Calicchio.

Pensado para chicos de hasta 10 años, el musical busca, a través del humor, señalar la importancia de la amistad, la responsabilidad, los valores humanos y el amor por los animales.

Más en Clarín

Falsa escuadra


Austera y efectiva

"Falsa escuadra". Este espectáculo de la Compañía Movimiento Armario se vale de pocos elementos para divertir.

Dos hombres y un armario. Con una paleta de recursos austera y sencilla, Falsa escuadra cuenta la historia de un par de amigos (y por momentos enemigos) que sin decirse una palabra se dicen muchas cosas. Este interesante mix de lenguajes que van del circo a la danza, el teatro, la acrobacia y el clown plantea un espectáculo que articula el humor y una estética visual cuidada.

Sin efectos especiales, rayos láser ni pantallas de video, esta producción de la Compañía Movimiento Armario propone una hora de situaciones desopilantes, donde estos dos personajes (uno alto, el otro bajo) se entregan al juego de los ritmos que marca el cuerpo en movimiento.

El armario funciona como excusa para subir, bajar, hacer equilibrio, entrar y salir. Pero también como soporte para crear música. Con apenas dos palillos de batería o pelotitas que rebotan en el mueble logran una sesión de percusión ajustada y redonda.

Más en Clarín

El Ratón Pérez, Mi bello dragón, Teatro chupete, Andantes rodantes, Circo Fokus Bokus, María Elena, "Chapuzón, tangos para chicos", y otras


Recomendados

El Ratón Pérez

sáb y domingo 16 Teatro Astral, Corrientes 1639, $60 y $80

Un musical de Pepito Cibrián y Angel Mahler. La historia del ratón más famoso del mundo contada con canciones y baile.

Mi bello dragón

sáb y domingo 16 Teatro Miapo, Esmeralda 443

Una preciosa obra escrita por Enrique Pinti y estrenada en 1968 con un hada madrina inútil y una princesa caprichosa.

Teatro chupete

sáb y domingo15,30 Auditorium San Isidro, Avda. del Libertador 16.138, 4747-9585, $40

Creado por Pipo Pescador, es un espectáculo para los más chiquitos (de 1 a 5 años). Hay muñecos, marionetas y un enorme tren que recorre el escenario.

Andantes rodantes

dom 16 Centro Cultural Julián Centeya, Av. San Juan 3255

Por la Compañía Sobran con Natalia Gorini y Nicolás Villamil. Dos artistas ambulantes que recorren con sus carros extensos caminos en busca de público.

Circo Fokus Bokus

sáb y domingo 16,30 C. C. de la Cooperación, Corrientes 1543 5077-8000 $25

El espectáculo, con el que Grupo Kukla continúa celebrando sus 20 años de historia. En él se suceden los números de dos bailarinas contorsionistas, un malabarista chino y mucho más.

María Elena

sáb y domingo 16 Teatro Apolo, Corrientes 1372, 5236-3000, $50

Se trata de un homenaje de Héctor Presa a la gran escritora y compositora María Elena Walsh.

Chapuzón, tangos para chicos

domingo 17 C.C. Borges, Viamonte y San Martín, 5555-5359, $25

Después de una larga trayectoria cantando tango para chicos, Graciela Pesce llega al teatro.

Cine para chicos

este sábado 16 Ciudad Cultural Konex, Sarmiento 3131 ,3526-0382

La Linterna Mágica Argentina presenta en su club de cine para chicos de 6 a 12 años, la película "Los Borrowers", de Peter Hewitt.

El ruiseñor

sáb y domingo 18 La Nube, Jorge Newbery 3537, 4552-4080

Versión para teatro de títeres de Eva Halac. Narra la historia de un pajarito cantor y el Emperador de la China.

La novela del Huemul

este domingo 17 C. Cultural resurgimiento, Artigas 2262, La Paternal, gratis

Una historia que combina diversión y misterio.

Playa Bonita

sáb y domingo 15 y 17 La Comedia, Rodríguez Peña 1062, 4815-5665, $60

La premiada producción de Hugo Midón. La playa como un lugar encantador donde sucede todo.

Fuente: Clarín

José María Muscari

José María Muscari: "Siempre tuve mucha labia"

Actor, dramaturgo y director, se reconoce como "un tipo mandado". Y, por otra parte, "mandón". Retrato de un hombre que se anima a romper el molde.

Aunque el imaginario popular lo dibuje bien distinto -y, básicamente, dibuje su intimidad muy distinta-, resultó un tipo obediente. Al menos, en esa escena de la realidad que lo zambulló de un reto en su mejor ficción y que lo fue transformando, de a poco, de José María a Muscari. De alumno a artista. "Mi primera obra, Criaturas de las sombras, la escribí por despecho, porque cuando estudiaba en la Escuela Municipal de Arte Dramático, la profesora de actuación se enojó y me dijo 'Vos tenés que irte a dirigir, que estás siempre en escena mandando a tus compañeros, diciéndoles lo que tienen que hacer'. Me quedé re caliente y dije 'Bueno, me pongo a dirigir'. Organicé una obra con unas minas de ahí y la escribí mezclando unos textos. Y enseguida la estrené (ver La anécdota). Yo funciono muy bien con los desafíos. Con el tiempo amé a esa profesora, una genia", regala el ex alumno de Marta Serrano, la mujer que, evidentemente, sabía enseñar. O dar lecciones de ésas que no se olvidan.

Nacido en Villa Devoto hace 33 años, criado en Villa Insuperable y crecido entre Flores y Mataderos, ahora vive en San Telmo, en un departamento que el prejuicio ajeno jamás le adjudicaría. Ordenado, sobrio, sin más colores que el blanco, rojo y negro de los sillones y los adornos. Cocina impecable, iluminación suave, aroma floral envolvente. "Hay gente que piensa que soy un reventado, enquilombado... Y pasa algo extraño: sé que hay un imaginario sobre mí que no coincide conmigo. El otro lee de mí lo que mis obras proponen, pero eso no tiene nada que ver con mi vida privada. Creo que exorcizo todo ahí, en mis espectáculos. Entonces ando por la vida más liviano, más tranquilo, menos polémico y transgresor que lo que muchos creen", entiende el dueño de casa, "un pibe muy de barrio... no tengo nada que ver con el glamour".

Más en Clarín