viernes, 13 de septiembre de 2019

El corazón del mundo


Es de noche. Un hombre camina solo por la calle y es golpeado sorpresivamente de un palazo por un vagabundo. Cae y antes de llegar al piso su cuerpo estalla y vive en un instante tres vidas distintas. O quizás más. Nace y muere y vuelve a nacer en otros cuerpos. A veces es uno y a veces es toda la humanidad.

"El corazón del mundo", un texto de Santiago Loza que interpretan William Prociuk, Ezequiel Rodríguez y Lautaro Delgado Tymruk, que asume aquí también la dirección, se estrena este sábado 14 de septiembre, a las 20.30, en Teatro Callejón.


"Lo que verán en la obra -asegura el director- no es real. O quizás sí, nunca lo sabremos. Verán el estado de inconsciencia del sujeto golpeado o su alma sumergiéndose en distintos cuerpos. Siendo testigo de su muerte, de su nacimiento. Por las bambalinas de la vida. Observando el flujo vital. El corazón del mundo."

Delgado Tymruk agrega: "Quise generar una obra de umbrales, donde pueda verse una constelación de dimensiones; donde los actores puedan entrar y salir de cuerpos. Cuerpos que transitan su drama. Lo único que tienen." Finalmente, define su puesta como "teatro fantasmal, fantasmático, de presencias".


Las funciones son los sábados, a las 20:30, en Teatro Callejón, ubicado en Humahuaca 3759, CABA.

sábado, 7 de septiembre de 2019

Mariela Acosta: La Chinagueña o el rancho de las mutaciones


"Me inspiré en mujeres fuertes que he observado con admiración"

Por Hernán Salcedo

Mariela Acosta realiza la obra "La Chinagueña o el rancho de las mutaciones", que pone en escena el choque de culturas y la adopción de lo extraño como propio.

Tres mujeres nacidas en Santiago del Estero cambian sus vidas con la llegada de un grupo de migrantes chinos que, con sus extrañas comidas, sus músicas hipnóticas, sus ciencias y sus magias, tiñen las vidas en el monte.

Este espectáculo, que cuenta con dramaturgia y dirección de Julio Cardoso viene de varias temporadas y ahora tendrá una única función el próximo jueves 19 de septiembre en Nün Teatro Bar.

¿Cómo definís a la obra?

Es un grotesco criollo, creado sobre la fantasía de imaginar el desembarco de unos migrantes chinos a una comunidad santiagueña y los efectos que esto puede producir en sus habitantes con una cultura con raíces.

¿Cuáles son los temas que atraviesa este espectáculo?

Por un lado, la pérdida del rumbo. Uno de los personajes se siente perdida ante la llegada de lo nuevo, reniega de lo que viene de afuera y la paraliza, necesita ciegamente aferrarse a sus costumbres. Por otro lado, la aculturación. En la obra otro de los personajes se siente fanatizada por todo lo que los chinos traen y no duda en querer hacerlo propio. Tratará por todos los medios y sin importar las consecuencias de imponer a los demás esta nueva manera de vivir. La idea del nacimiento de un nuevo ser santiagueño. Y finalmente, el abuso de poder a quienes depositan su fe en un pastor para buscar bienestar, paz y sosiego en sus vidas.

¿Por qué transcurre en Santiago del Estero?

La idea de que transcurra en esa provincia fue de común acuerdo con el director. Le hice a Julio Cardoso esta propuesta porque tengo familia en Ojo de Agua, un pueblito del sur santiagueño. Conozco su gente y nos parecía rico provocar ese choque de culturas, imaginar la llegada de algo grandioso y novedoso a un pequeño pueblo aferrado a sus costumbres y tradiciones.

¿Cómo vivís la experiencia de hacer varios personajes en escena y dónde pusiste el foco a la hora de construirlos?

Es una mutación constante que demanda mucha concentración y entrega. Cada personaje tiene su manera de ser, decir y moverse. Me inspiré en mujeres que conozco, que son parte de mi vida, que he observado a lo largo de los años con asombro y admiración. Mujeres fuertes que viven solas en el monte y son capaces de hacer todas las tareas que el lugar les demanda con mucha valentía. Conté con la ayuda de Cecilia Hopkins en el entrenamiento físico para poder hacer el pasaje de un personaje a otro. Fue difícil lograr la transición veloz entre personajes.


La Chinagueña o el rancho de las mutaciones
De Julio Cardoso y Mariela Acosta
Actriz: Mariela Acosta
Diseño de escenografía y vestuario: Daniela Taiana
Realización de vestuario: Javier Laurerio
Realización escenográfica y pelucas: Marina Apollonio y María José Crivella
Entrenamiento físico: Cecilia Hopkins
Foto de gráfica: Francisco Bertschi
Diseño: Kari Hernandez
Asistencia de dirección: Aldana González
Dramaturgia y dirección: Julio Cardoso
Técnico de Luces: Gustavo Lista.

La obra podrá verse el próximo jueves 19 de septiembre, a las 21.30, en Nün Teatro Bar, ubicado en Ramírez de Velasco 419, CABA. Comprar o reservar entradas en Alternativa Teatral.