martes, 22 de abril de 2014

Teatro Abierto


Un ciclo homenajea a Teatro Abierto

Son 18 las obras que participaron de un concurso y se verán a lo largo del año en el teatro El Picadero.

Pasaron más de 33 años, pero Teatro Abierto se sigue recordando. El movimiento de resistencia artística que surgió en 1981 y superó el violento incendio de la sala El Picadero, no pierde vigencia. Hoy es la última oportunidad para ver gratis las tres primeras obras que ganaron el concurso de dramaturgia que organizó la Secretaría de Cultura de la Nación. En mayo, se renovará la programación y así irá cambiando mes a mes, hasta que se hayan exhibido los 18 espectáculos ganadores, que de manera creativa, homenajean al ciclo teatral.
En el restaurado teatro El Picadero, hoy se podrán ver las tres primeras piezas ganadoras: El reportaje, de Santiago Varela, dirigida por Hugo Urquijo e interpretada por Federico Luppi y Martín Urbaneja; Padre e hijo contemplando la sombra de un día, de Luis Cano, dirigida por Luciano Suardi, con Alejandro Awada y Emiliano Dionisi y El cruce, farsa sindicalista de Fabricio Rotella. En esta última, Lía Jelín dirige a Roly Serrano, Manuel Vicente, Germán Tripel, Andrea Lovera, Walter Canella, Hernán Glatsman, Walter Bruno y Eduardo Narvay.
Durante los martes de mayo, se presentarán: Mariposas de pies descalzos de Luis Fernando Quinteros, Liniers de Javier Ignacio García Crocco y Levantar Fierro de Andrés Binetti y Mariano Saba. Las tres obras se presentan en un mismo día, y la programación continuará hasta septiembre. Los otros textos ganadores son: No estabas, de Isabel Sala, Apología, de Cristian Eduardo Palacios, Espejos hacia atrás, de Ariel Esteban Barchilon, Canciones en Momentos de Él, de Martín Marcos Morgenfeld, Anacrónicas, de Julián Mola, La decisión de Yanina, de Juan Pablo Laplace, Dogs, de Susana Fernández y Abascal, La Ley Marcial, de Héctor Rubén Levy, Que lejos aun, de Araceli Mariel Arreche, Sala de espera, de Carla Conti, Si vas a llorar que sea de Noche, de Rosana Mariel Aramburu y Expediente 1983, de Laura Andrea Abratte. 
El jurado que eligió las 18 obras que se montarán, estuvo integrado por Cristina Merelli y Andrés Bazzalo (en representación del Instituto Nacional del Teatro), Roberto Perinelli (por Argentores) y Virginia Inoccenti y Lautaro Vilo (por la Secretaría de Cultura). En total, se recibieron 130 proyectos. Cada ganador, recibió 10 mil pesos y la posibilidad de poner en escena su obra. La única consigna del concurso era que, entre los ejes temáticos del texto dramático, tenía que estar: la vida en democracia y sus pilares; la historia y la obra de personalidades destacadas del ámbito nacional que representen los valores democráticos, o situaciones cotidianas que muestren cómo la democracia permite vivir con dignidad, creatividad y libertad.
"Había una consigna temática, pero desde el jurado se buscó primar las que se pudieran defenderse en tanto obras. Había materiales que cumplían muy bien con la consigna, que eran más obedientes, pero que eso funcionaba como una especie de clausura creativa. No queríamos que cayeran excesivamente en el discurso, que el suceso escénico fuera una excusa para bajar línea sobre determinado tema", explicó Lautaro Vilo, uno de los integrantes del jurado. 
Muchos de los espectáculos seleccionados fueron escritos por dramaturgos de trayectoria y reconocidos, que priorizan la teatralidad de sus textos, más allá del contenido temático. Explica Vilo: "Las 18 obras elegidas son sólidas en tanto obras de teatro, con un mundo poético interesante y con un predominio de la acción dramática. Pueden ser autónomas y presentarse en cualquier momento, más allá del ciclo de Teatro Abierto." 
La propuesta es muy tentadora: todos los martes a la noche, gratis, en el simbólico y remodelado teatro El Picadero, se pueden ver a reconocidos autores, directores y actores argentinos hacer propuestas innovadoras de teatro nacional. Las entradas se retiran dos horas antes, porque se llena. No hay mucho que pensar.  «
 
 
FUNCIONES
Las entradas gratuitas para el ciclo "Nuestro Teatro" se retiran dos horas antes de la boletería del teatro El Picadero, en Pasaje Santos Discépolo 1857.
 
 
Las obras que se verán durante el mes de mayo
Mariposas de pies descalzos (dirigida por Laura Yusem) se centra en la historia de Inés, una acomodadora de teatro que trabaja en el teatro oficial de mayor relevancia de Córdoba. Su historia tiene un desenlace trágico que funciona como una advertencia sobre las consecuencias que el silencio de una sociedad provoca, así como la marginación de aquellos que no son escuchados.

Liniers (dirigida por Juan Parodi). Marcelo se propone vender la casa de Liniers que acaba de heredar de su madre. Para obtener mejor rédito decide hacer algunos arreglos y llama a un antiguo amigo del barrio, quien lleva a trabajar a la casa a un peón. La aparición de este muchachito de rasgos indígenas despierta el alerta de un vecino, que de inmediato pone en aviso que “en Liniers ha sido invadido por la comunidad boliviana, y que si va a vender la casa, lo haga a través de inmobiliarias que no les venden propiedades a los boliviano”. La obra se propone recrear, en tono de comedia, los prejuicios de una sociedad asombrada y torpe a la hora de aceptar una época de apertura regional de la Argentina. 

Levantar fierro (dirigida por Tatiana Santana). En un pueblo en decadencia, hay un cuartel de bomberos donde ronda el fantasma de un viejo héroe caído entre las llamas, en el derrumbe del mítico cabaret llamado "El Tiburón"; dos viejas vitroleras del perdido prostíbulo son las únicas que se constituyen en custodias del recuerdo. Botín silenciado por los poderosos del pueblo, ligados a una historia de intereses autoritarios. Y estas damas son las únicas capaces de rescatar los valores de esa memoria contrariadas por los hombres del cuartel.

No hay comentarios: