miércoles, 1 de enero de 2014

Juan Rodó: Pasos de amor


Rodó: “El musical se vincula con lo popular y eso me atrae desde siempre”

El talentoso barítono Juan Rodó ensaya para encarnar a un guarda de un tren imaginario que tendrá al Mahatma Gandhi entre otros pasajeros, en el musical “Pasos de amor”, que se estrena el miércoles 15 en el Nacional.

Rodó afirmó que valora su "formación lírica, pero la comedia musical siempre invita a otra cosa, muchas veces ligada a lo popular, y eso me atrapa”.

“Los musicales son desafíos muy grandes, ya que además de actuar es preciso cantar, pero el universo lírico aporta mucho especialmente para ciertos roles que tienen una fuerte demanda a nivel vocal y exigen ciertos colores a la voz para que pueda nacer el personaje”, detalló Rodó en charla con Télam.

El mundo de la lírica lo llevó a debutar en 1988 en la ópera Rigoletto de Verdi y años más tarde -seleccionado entre 1200 postulantes- se puso en la piel de “Drácula” de Pepe Cibrián y Angel Mahler, desde 1991 hasta una séptima temporada en 2003, un rol iniciático en su romance eterno con el teatro musical.

Dotado de una voz y una ductilidad poderosas, hoy ensaya para devenir “un guarda de tren durante su último viaje, antes de retirarse del empleo para casarse, no es un guarda como esos típicos del music hall que anda cantando por los vagones, se trata de un hombre común”, ríe con la misma sonrisa que deslumbró en su encarnación de Dorian Grey.

“Pasos de amor...el musical de la paz” que subirá escena a mediados de mes en el teatro Nacional, con música de Gabriel Senanes, dirigido por Daniel Suárez Marzal, es un espectáculo ambicioso con un elenco de 40 actores quienes jugarán sus escenas, custodiados por los sonidos de una orquesta en vivo.

Rodó describe a la pieza como, “una propuesta original, cuya temática permite atisbar los inicios vitales de cuatro grandes de la historia, los albores de Inés como profesora de geografía, quien años más tarde será la madre Teresa de Calcuta, o espiar el pasado de Gandhi como abogado defensor de empresas, los inicios actorales del Papa Juan Pablo II y los borradores de la posterior lucha de Martin Luther King.

“Pasos de Amor” pone foco en la etapa juvenil y las facetas menos conocidas de sus vidas -a los 20 y 25 años-, cuando coinciden en un viaje imaginario en tren por la India, en los años ´40 y una enigmática pareja -Paula Almerares y el protagonista- los guiará por ese “viaje emocional” y musical.

Según Rodó, “la obra no tiene intención de aleccionar y resulta importante destacar que no se trata de venir al teatro a ver cómo ciertos personajes nos van a bendecir o dar sermones, sino a disfrutar de un cuento capaz de revelar determinados `pasos de amor´ que cada uno puede animarse a dar en su camino”.

El artista en el imaginario popular está vinculado a majestuosos personajes como el Conde de Transilvania, pero en este caso se mete en la piel de un ser tan familiar como cualquier otro, “un tipo común a quien le sucede algo que lo modifica”.

El cambio que se produce al poner el cuerpo a este trabajador cotidiano implica “un volver a empezar desde lo compositivo, que consiste en despojarse de cosas y tomar otras nuevas. Hay personajes que están más emparentados entre sí y uno los tiene más servidos en bandeja, pero en este rol hay algo del misterio del anonimato”, concluye.

Este nuevo musical podrá verse desde el miércoles 15 de enero en el teatro Nacional, Corrientes 968, de miércoles a sábados a las 21 y los domingos a las 20.

Fuente: Télam

No hay comentarios: