miércoles, 9 de noviembre de 2011

Teatro La Baita

La primera sala de Bariloche

Con La Duarte, protagonizada por Eleonora Cassano, se inauguró La Baita

SAN CARLOS DE BARILOCHE.- El telón se corrió en horario, con la sala colmada, reluciente y la aparición de la bailarina Eleonora Cassano en la piel de La Duarte dio por inaugurado el escenario del nuevo teatro La Baita, el primero en Bariloche que aporta un atractivo cultural a los deslumbrantes paisajes que la caracterizan.

En época de crisis por los efectos de las cenizas volcánicas, la apertura del teatro fue motivo de festejo en Bariloche, que vio la transición del desmantelado cine pueblerino que un año y medio atrás comenzó a ser rediseñado para convertirse en una deslumbrante sala de teatro profesional caracterizada por el confort para los artistas y el público.

La inauguración oficial el fin de semana tuvo en escena el espectáculo de danza La Duarte , protagonizado por Eleonora Cassano, quien realiza un recorrido por la vida de Eva Duarte de Perón desde su llegada a la gran ciudad hasta su muerte y que recientemente realizó una gira por España.

El emprendimiento de Laura y Paula Fenoglio, dos empresarias (madre e hija) de una familia pionera de la Patagonia, sumó el aporte técnico y el espíritu del equipo del Maipo de Buenos Aires con el impulso del productor Lino Patalano, que fue declarado padrino del nuevo teatro.

El vínculo de Patalano y las empresarias se remonta a dos décadas atrás, cuando por pedido expreso del productor la chocolatería de la familia Fenoglio diseñaba un huevo de Pascua especial. "Nos unió una historia de Pascua, y cuando surgió la idea de realizar un teatro acudimos a Lino, que con una generosidad absoluta nos brindó el respaldo", contó Laura Fenoglio a LA NACION.

El teatro lleva ahora la placa que destaca a su padrino, que calificó la sala como "mágica", al recordar el estado de abandono de las instalaciones y las peripecias que debían hacer los artistas para presentarse en Bariloche en gimnasios con escenarios montados sobre tambores o pequeñas salas adaptadas, inapropiadas para una ciudad turística que recibe 800.000 visitantes al año.

De esas experiencias signadas por el esfuerzo de los artistas de adaptarse a las condiciones que ofrecía la ciudad conoce Patalano, que llegó por primera vez a Bariloche en 1971 con Cipe Lincovsky y regresó años más tarde con Niní Marshall, Facundo Cabral y Julio Bocca, en más de una oportunidad.

"En Patagonia no hay un teatro como éste, con la calidad con la que se realizó, las dimensiones, la comodidad para el artista y para el público, a quien hay que agasajar porque ir al teatro hoy por hoy es el último acto vivo que queda en el mundo", sintetizó Patalano.

La Baita ingresará en el circuito teatral del país y prevé tener una "temporada fuerte de teatro todo el año, con producciones propias y traídas de otras ciudades, con un show de tango todos los fines de semana, escuela de teatro y danza para formar artistas locales", señaló Paula Fenoglio, directora general del teatro.

La sala fue reconvertida de manera integral con una inversión de 3 millones de pesos conservando sólo la infraestructura básica del viejo cine Arrayanes, ubicado a 100 metros del Centro Cívico.

Se le otorgó un diseño íntimo para acoger al público en 600 butacas de pana roja y seis palcos, y un escenario de dimensiones óptimas con dos hombros para el despliegue de diversas obras, además de una sala de ensayo, camarines individuales y grupales para contener a los artistas.

Fuente: La Nación

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...