miércoles, 3 de junio de 2015

Fabiana García Lago: Le prenóm


"Si no fuera actriz, me gustaría adiestrar perros"

Integra el elenco de Le prenóm, el debut como director teatral de Arturo Puig. Asegura que no negocia en su profesión el hecho de subirse a un escenario y no ser placentero.
De familia de actores afirma que nunca sintió un mandato sobre su vocación, sino todo lo contrario. "Hablaban de lo sacrificado e inestable de la profesión", recuerda.

Cómo descubriste que la actuación era tu vocación?
–A partir de ver mucho teatro. Desde muy chica expresé que quería estar ahí arriba haciendo eso que veía hacer a los actores. Me sedujo descubrir a la gente en el escenario disfrutando. Eso fue despertando en mí, estas ganas que sigo reconociendo cuando veo teatro. Frente a obras que me gustan mucho y actores que admiro, me digo: "¡Quiero ser actriz!", y me sorprendo, pero… yo ¡ya soy actriz!.
–Luego de reconocer ése deseo, ¿Cómo te convertiste en actriz? ¿Cuál fue tu primer maestro?
–Mi primera maestra fue Cristina Rota, una argentina que vive en España a quien admiro profundamente. Le agradezco al destino el haberme llevado a su escuela. Ella fomentó un respeto hacia la profesión, una dedicación, una necesidad de investigar, de estudiar, de hurgar por los autores. Ella cultiva en sus alumnos una integración de las artes hacia lo teatral. Luego seguí formándome y seguiré haciéndolo.
–¿Artista se nace o se hace?
–Las dos cosas van de la mano y se necesitan. Podés nacer con mucho talento pero necesitás el contacto con los materiales. Alguien que te haga descubrir materiales, probarlos y en esa prueba y error el talento crece.
–Después de todo el recorrido ¿Dónde reconocés que te sentís cómoda trabajando?
–Me siento cómoda en donde pueda desarrollar mi trabajo. Si siento que estoy creando, y que en mi trabajo voy aportando cosas, me siento feliz. Si no me sucede eso no me siento cómoda. Muy pocos llegan a poder disfrutar de elegir qué hacer… y así llegues a ese momento, todos han pasado antes por esa situación de tener que haber hecho cosas por diferentes razones aún sin disfrutarlo.
–¿Qué cosas que no se negocian?
–Para mí, subirse a un escenario y que no vaya a ser placentero.
–¿Desde cuándo tenés esa libertad?
–No hace mucho. En un momento empecé a tener la necesidad de volver donde me había convocado a ser actriz. Supongo que me vi trabajando de actriz y no disfrutando. Había perdido el camino y fue una sensación, al menos deseo ahorrarme no verme en un lugar que no disfrute.
–La actuación es tu sostén de vida.
–¿Económicamente? Tengo una familia y no banco la casa. Estoy casada hace mucho tiempo y hay una economía en conjunto. Por eso soy más dura con esa decisión. En mi caso no tenía que ver con lo económico sino por el estar.
–¿Por el estar?
–Soy actriz, te preguntan: ¿Y dónde estás? ¿Adónde te veo? El estar en algún lugar hacia la mirada popular te ubica, te coloca. ¿Dónde? No lo sé bien. Es como una fantasía alrededor del laburo del actor y uno puede decir estoy en un sótano. Pero hay algo mediático que parece instalado, de algo reconocido popularmente, que aparenta ser más valorado por el mismo medio.
–¿Alguna otra actividad te apasiona tanto como la actuación?
–Si yo no fuese actriz, me gustaría adiestrar perros.
–¿Tenés mascota en tu casa?
–¡Sí!
–¿Y está bien entrenado?
–No (risas) Hace pequeñas cosas que le enseñé, da la pata, se sienta. Te da la mano cuando te la tiene que dar. Soy de la generación que nació con Rin Tin Tin.
–¿Cuál es tu definición del éxito?
–Para mí el éxito es algo que uno reconoce al final.
–¿Pero esos no serían logros?
–Los logros los podría seguir catalogando en el mientras tanto. El éxito es algo muy personal, es algo que evaluaré muchísimo más adelante.
–¿Qué aspectos de tu personalidad reconocés que le dan identidad a tu modo de vivir la profesión?
–El hermetismo. Soy una persona muy hermética, observadora, reservada. Parece que estoy a un costado siempre pero no es así.
–Eso de parecer al costado, ¿es algo que te molesta?
–Me muevo como quiero moverme. Siempre me sentí muy tranquila. Observé mucho y muchos. Fui armando mi mapa y me siento muy tranquila con ese mapa.
–¿Quiénes con tus referentes en la profesión?
–Cristina Rota es uno. Mi viejo sin duda (NdR: es hija de Juan Carlos Galván). ¿Y de mi generación? Podría ser Érica Rivas.
–Al venir de una familia de actores, ¿la actuación fue un mandato?
–No. Todo lo contrario. Sobre todo en la época en que ellos eran jóvenes. Fue una época muy compleja para hacer teatro. Desde chica lo que escuché y lo que percibía era lo sacrificado de ésta profesión y la necesidad de ellos y sus pares a empujarnos a hacer otra cosa que no tuviera que ver con esto. Tan sacrificado, tan inestable. En ese momento no fue un mandato, todo lo contrario. <

Fabiana García Lagos integra el elenco de Le Prenóm junto a Peto Menahem, Mercedes Funes, Carlos Belloso, Federico D'Elia. La obra se presenta de martes a domingos en Multiteatro. Corrientes 1283.

Fuente: Tiempo Argentino

No hay comentarios: