sábado, 1 de noviembre de 2014

Gabriel Goity: Ricardo III


“Es todo un payaso maldito”

Con dirección de Patricio Orozco y en el singular Teatro Shakespeare que se alza en Parque Thays, el Puma Goity compone a uno de los grandes villanos del teatro universal. “Esta es una ocasión magnífica para acercarse al personaje”, dice.

”Me acerqué al personaje con toda la pasión que me da la oportunidad de hacer este monstruo divino, un villano sádico y maldito”, dice Gabriel Goity de su protagónico en Ricardo III, una de las cumbres de William Shakespeare, que con dirección de Patricio Orozco sube a escena todos los fines de semana en el singular Teatro Shakespeare del Parque Thays, en Figueroa Alcorta y Callao, con entrada gratuita. La historia del deforme representante de la casa de York que no vacila en matar a quienes se le interpongan en su decisión por acceder a la corona completa su elenco con María Comesaña, Susana Cart, Cristina Pérez, Ariadna Asturzzi, Sebastián Pajoni, Fabio Aste, Eduardo Calvo, Claudio Mariuzzi y Fabián Arenillas.

Construido enteramente con estructuras tubulares, el Teatro Shakespeare es una construcción móvil que fue armada por primera vez en febrero del año pasado para la tercera edición del Festival Shakespeare de Buenos Aires, evento creado y dirigido por el mismo Orozco y auspiciado por el Gobierno de la Ciudad. Su forma de herradura evoca a los teatros isabelinos. Cuenta con una capacidad de 850 espectadores que pueden ubicarse en dos niveles de gradas o parados frente al escenario, que cuenta con 12,50 metros de boca y 5 metros de profundidad. “Shakespeare pensó su teatro para ser representado en estos teatros”, afirma Orozco. “Es por esto que sus textos se resignifican al ser trabajados en este tipo de espacios.”

El director describe a Ricardo III como “el villano más cruel, inmoral, carismático y divertido que ha escrito Shakespeare”. Según resume el también adaptador y traductor del texto, “este monstruo deforme, hipócrita, manipulador, inescrupuloso y asesino no dudará en mostrarse galante, respetuoso y sumamente encantador al público para llevar adelante un plan maquiavélico y criminal que le permitirá acceder a la corona y ser nombrado rey de Inglaterra”. En cuanto al Puma Goity, afirma con la voz de su personaje: “Ya que no puedo mostrarme como un amante para entretener estos bellos días, he determinado portarme como un villano y odiar los frívolos placeres de estos tiempos”, tras lo cual el actor larga una estentórea carcajada. “Esta es una ocasión magnífica para tener un acercamiento al universo teatral de Shakespeare, ya que no hay muchas oportunidades para hacerlo”, señala Goity en diálogo con este diario. En verdad, hacía muchos años que el actor no era convocado para participar en la puesta de alguna obra del autor isabelino. A los 28 años, según él mismo recuerda, hizo el personaje protagónico de Rey Lear “dirigido por Alberto Lucero, un valiente”. Luego tuvo otras dos propuestas: en 1988 formó parte del elenco de Sueño de una noche de verano, dirigido por Rubén Szuchmacher, estrenada en el Teatro Lasalle, y tres años después hizo Noche de reyes, la controvertida puesta que Alberto Ure estrenó en el Teatro San Martín.

–¿Considera divertido a este personaje? ¿Es que en algún momento de la puesta hay un giro hacia la comedia?

–No, nada de lo que hace Ricardo III es divertido. Pero hay algo en él que puede resultar risible: es un personaje tullido, que como un patito feo resentido puede ser irónico y punzante. Y hasta divertirse con sus maldades. Es un payaso maldito que goza matando gente. Hasta lo hace con un chico. Porque ante el primer conflicto él reacciona cortando cabezas.

–No debe haber sido fácil armar la escena de la batalla, cuando Ricardo III dice la famosa frase “Mi reino por un caballo... En el cine es otra cosa, ¿no?

–Sí, claro, la batalla está sugerida con mucha voluntad. Entran varios compañeros. Y yo grito bastante bien, volumen no me falta (risas). Lo bueno de hacer Shakespeare es que los personajes no tienen dobleces: o son malos o son buenos. Nada de personajes psicoanalizados como puede haber en el teatro de hoy.

* Ricardo III, en el Teatro Shakespeare (Parque Thays, Av. Figueroa Alcorta y Callao). Sábados a las 19.30, y domingos a las 17.30. Las reservas pueden realizarse en www.ricardotercero.com.ar

Fuente: Página/12

No hay comentarios: