domingo, 14 de septiembre de 2014

Marcos Arano, Eliana Niglia y Laura Loredo Rubio: Silban las balas, Catering. La obra, y Casamiento


Sueños que se hacen realidad

Cada vez son más las compañías de teatro independiente que recurren al financiamiento colectivo para poder concretar sus proyectos. Es el caso de los espectáculos “Silban las balas” y “Catering. La obra”, que se encuentran actualmente en la etapa de búsqueda de colaboradores, y de “Casamiento”, que ya cumplió con éxito su objetivo. Las experiencias de Marcos Arano, Eliana Niglia y Laura Loredo Rubio, artistas involucrados en estas obras, sirven de ejemplo de que esta modalidad puede significar una llave económica a tener en cuenta a la hora de crear y producir teatro.

Los tres artistas coincidieron en recurrir al sitio web Ideame, la plataforma de crowdfunding pensada para Amérca Latina. El término crowdfunding ("crowd" en referencia a "mucha gente", y "funding" en relación a "financiamiento"), remite a un gran grupo de personas que aporta pequeñas sumas de dinero para concretar el objetivo económico planteado. ¿Por qué la gente apoya estos proyectos? Porque forman parte del círculo de amigos y familiares del emprendedor, porque se identifican con las ideas o con las personas reales que generan esas ideas, por ayudar y sentirse parte de un proyecto, y porque se sienten incentivados por las recompensas que ofrecen los emprendedores a cambio del apoyo.

Marcos Arano, director de la compañía de teatro Bolsas en el viento -con la que está ultimando detalles para el estreno de la obra “Silban las balas” el 3 de octubre-, destacó la alegría que le provoca hacer teatro “junto a enormes artistas, amigos y gente comprometida con el trabajo”. Al mismo tiempo, se refirió al riesgo y al esfuerzo que significa “crear una compañía, escribir y montar un espectáculo en creación colectiva, apostar a un lenguaje propio, llevar adelante el proyecto luchando para conseguir cada recurso”.

“Para la producción del espectáculo contábamos con ideas maravillosas y gente súper dispuesta, pero sin la capacidad económica de llevarlas adelante”, señaló Arano. Los integrantes de la compañía conocían casos de colegas que habían financiado sus proyectos mediante Ideame y les había ido muy bien.

“Cuando comenzamos a investigar la plataforma, nos pareció una manera muy digna, innovadora y estimulante de conseguir los recursos que necesitábamos”, contó el director. Así fue que decidieron apostar a la financiación colectiva. Al respecto, subrayó que esta herramienta les permite “acercarse al público” y a su vez le posibilita a “un montón de gente con iniciativa sumarse al proyecto desde algún lado”.

“Emociona que mucha gente nos agradece por permitirles colaborar y, de alguna manera, ser parte de la producción de la obra”, agregó.


Eliana Niglia, por su parte, es actriz de “Catering. La obra”, una creación colectiva que cuenta con dirección de Leandro Andres Orellano y colaboración artística de Paula Pichersky. Además realiza tareas de producción y promoción. “Realizar este espectáculo es un sueño cumplido”, dijo, en referencia a que la idea surgió de una escena de un taller de Matías Feldman y Santiago Gobernori en el Teatro Defensores de Bravard.

“Recurrimos a Ideame porque nos parecía interesante que desde esta plataforma todos pueden colaborar y ayudarnos a concretar el proyecto”, aseguró Niglia, quien además se mostró optimista sobre su campaña en ese sitio: “Venimos bien. Tenemos buenas respuestas. Esperemos que se cumpla nuestro objetivo”.


Finalmente, Laura Loredo Rubio, directora de “Casamiento”, contó que la obra se concretó con un grupo de actores que conoció durante un entrenamiento casualmente también con Feldman y Gobernor. Como su nombre lo indica, transcurre en una boda, situación en la que supuestamente se celebra el amor aunque en este caso otras cosas suceden.

“Hacer esta obra significa una alegría, un sentimiento de realización y, sobre todo, un gran aprendizaje -afirmó Loredo Rubio-. Yo la dirijo pero es de todos. Su realización es posible gracias al grupo de actores que me acompaña y al trabajo y soporte de la asistente, el productor y todo un equipo técnico que respalda. Es un aprendizaje de trabajar con otros, de intuición sobre cómo llegar al otro, cómo hacerse entender, descubriendo con los actores las formas”.

Sobre la decisión de utilizar la plataforma de Ideame para obtener financiamiento, la directora destacó que este sistema “te permite hacer visible el trabajo. La gente se va enterando que haces una obra, ve fotos, un video. Nosotros pedimos subsidios, pero eso tarda en salir y más en cobrarse. En ese sentido, lo de Ideame está bueno porque la plata la podés tener antes y podés pagar gastos de vestuario, escenografía etc.”

La mayor ventaja que percibe Loredo Rubio es que esa plataforma de financiamiento colectivo te proporciona un marco propicio para que la gente colabore. “Si hay un premio por $500 es poco probable que alguien te lo dé en la mano. En cambio, desde la página es más fácil porque tenés diversos medios de pago. Podés ver quién colabora más, por ejemplo. Además, no son donaciones sino que uno proporciona recompensas a cambio. Nosotros ofrecimos el texto de la obra, la banda de sonido, entradas para la banda del novio de una de las actrices, etc.”, explicó.


Al pedir colaboración para un emprendimiento a través de Ideame, hay que tener en cuenta que esa empresa se quedará con el 10% de lo recaudado.

Para ver todos los proyectos vinculados a las artes escénicas que piden colaboración, entrá acá: http://idea.me/projects?categories=5.

No hay comentarios: