jueves, 14 de agosto de 2014

Mariela Finkelstein: Festival El Provenir


Cuando los colegas se pasan la posta

Un encuentro de teatro donde los curadores son los propios directores, en busca de nuevas formas de expresión.

No tienen la presión de mostrar una obra terminada. No deben ajustarse a ningún tema. No les piden una cantidad determinada de actores. Tampoco hay ningún requisito con la puesta en escena. La única condición para participar en el Festival El Provenir es que sus directores tengan menos de 30 años y que sean convocados por sus propios colegas. Hasta el 31 de agosto, se pueden ver obras breves o trabajos en proceso de la nueva generación de dramaturgos y directores que quieren mostrar sus universos creativos.
Este año se cumple la sexta edición de este encuentra que no cuenta con un programador. Son los mismos directores que participan cada año quienes eligen a los que ocuparán su lugar el año siguiente. Esta propuesta también es una forma de incentivar que los jóvenes conozcan la obra de sus colegas y estén atentos a lo que producen y generan sus propios compañeros. Durante los seis años de trayectoria, esta red de artistas, que plantea una conexión continua entre directores emergentes, desarrolló 72 obras de 72 directores para 4500 espectadores. Más del 40% de los trabajos exhibidos en el festival se estrenó en diferentes espacios teatrales y festivales tanto a nivel local como internacional.
Hoy, mañana y el domingo a las 20 hs. se podrán ver tres obras por noche, cada una no dura más de 20 minutos. Los espectáculos que se presentan son: Singular, de Mariela Finkelstein; Esto no es un retrato, de Ariel Gurevich y El problema de la vida, de Fernando Gabriel Rodil. Así continúan los espectáculos, que cambian cada semana, hasta el 31 de agosto. Todos, en el Centro Cultural Matienzo (Pringles 1249)
"Es muy atractiva la propuesta de este festival y sobre todo que tiene una curaduría propia, no te convoca nadie de afuera, nos elegimos entre los propios directores y nos vamos pasando la posta. En la mayoría de los casos, se presentan 20 minutos de un espectáculo que uno sabe que después continuará desarrollándose. De todos modos, uno entiende que hay un intento de cierre y que tiene que mostrar un trabajo preparado, más allá de que después se puede transformar o ampliar", dice Mariela Finkelstein, una de las directoras invitadas.
Con 30 años, Mariela reconoce que esa edad es un punto emblemático. "Es una edad que uno se puede repensar y ver qué quiere hacer de su vida. En mi caso, es el momento donde me animo a hacer un salto y además de ser actriz, busco escribir y dirigir. Yo nunca pensé que iba a escribir y de repente encontré un lugar que me genera mucho placer, y que lo hago en soledad, en mi casa y no tiene que ver con poner el cuerpo. Es una época en la que nos animamos a ponernos a prueba en todo y creo que eso se refleja en la obra de los artistas que tienen menos de 30 años", dice Finkelstein, quien además es una de las actrices del espectáculo Parte de este mundo, basado en textos de Raymond Carver y también es productora de teatro. Esta semana, se prueba también como directora, junto a otros 12 jóvenes artistas.


Talleres y charlas

En el festival hay debates sobre la actualidad del teatro. Info en: www.ccmatienzo.com.ar

Fuente: Tiempo Argentino

No hay comentarios: