viernes, 11 de julio de 2014

Fernando Dente

Fernando Dente: "Nunca tuve hobbies"

Un espacio experimental en busca de la entrevista soñada: el invitado se interroga y se fotografía

El actor y director Fernando Dente, la cara joven más conocida de la comedia musical, se decidió finalmente a sentarse frente a sí mismo para hacerse una autoentrevista y también una autofoto. En la conversación reconoce que no sabe hacer nada a medias: por eso se toma tan en serio su entrenamiento físico y sus comidas como su trabajo.

-¡Qué difícil que se hizo coordinar este encuentro!

-Sí, ya sé...

-¿Por qué decidiste venir finalmente?

-Porque vi el autorretrato de otra persona mientras desayunaba con el diario.

-Te tentaste.

-Sí, me acordé de que todavía no lo había hecho y me sentí un estúpido. Me había olvidado. O, bueno, no olvidado... Es como que estaba ahí en algún lugar de mi cabeza, en la zona de temas pendientes, pero no lo veía. Asumo que había otros por delante que no me lo dejaban ver.

-Bueno, yo estuve siempre acá.

-Sí, te lo agradezco y te pido disculpas por la tardanza.

-Disculpas aceptadas. ¿Qué te tiene atareado en estos días? Además del teatro y las clases...

-El CrossFit.

-¿Y eso? ¿Es como el yoga, la meditación o El Arte de Vivir?

-Mmm, no. La verdad es que no conozco mucho del yoga, tampoco de la meditación y nada de nada de El Arte de Vivir. El CrossFit es un entrenamiento físico de una hora. Todos los días se hacen cosas distintas y se trabajan muchos músculos a la vez. Dicen que es como un entrenamiento militar. Se compite con uno mismo. En pocas palabras: soy Rocky por 60 minutos.

-Suena terrible. Pero te tiene fascinado.

-Hace casi un año que voy. Digamos que los últimos cuatro meses me lo tomé con mayor intensidad. Me encanta.

-¿Por qué?

-Supongo que, desde que deje la equitación, que practiqué entre los 7 y los 14 años (dicen que era un gran jinete), esta es es la primera vez que le dedico tiempo y me encuentro contento con algo que no tenga que ver con mi profesión.

-¿Algo así como un hobby?

-No sé, nunca tuve hobbies. De hecho odio esa palabra. ¿Qué es un hobby? ¿Juntar estampitas? No está en mi naturaleza. Además, el hobby es como algo que hacés pero hasta ahí. ¿No? Y yo, CrossFit lo hago a fondo. Para mí es tan importante como una función de teatro.

-¿En serio?

-Bueno, casi... Pero le pongo todo de mí. Como a los almuerzos, a las comidas, a las meriendas y a todo.

-¡Qué exigente!

-¿Con la comida? Extremadamente. Y conmigo. Eso es lo difícil. No exteriorizo todo el tiempo mis exigencias, quedan adentro y me peleo conmigo para no ser así de insoportable.

-Uf, bueno, con eso estamos. Gracias por hacerte este espacio... ¡y suerte con el CrossFit!

-Gracias a vos. Y no me cargues... Te conozco.

-Yo a vos también.

Fuente: La Nación

No hay comentarios: