sábado, 26 de julio de 2014

Alizia

Una Alicia con mucho ritmo

Los dos célebres relatos de Lewis Carroll, Alicia en el País de las Maravillas y A través del espejo, son fuente constante de nuevas versiones. En particular a partir de la película de Tim Burton se han multiplicado también las puestas en escena teatrales. En estas vacaciones de invierno hay tres Alicias en cartel. Y cada una de ellas encuentra una vuelta de tuerca particular, gracias también a la inconmensurable riqueza de imágenes poéticas y visuales que ofrece el abrevadero de los textos originales.

En Alizia se destaca el collage grupal, en un clima con cierto aire de misterio. La iluminación juega constantemente con la aparición de focos de luz y acción en la oscuridad en que cae Alicia. La disposición del escenario despejado a ras del suelo, con las butacas escalonadas en altura, permite a los espectadores una mirada desde arriba, como si se asomaran a la boca de la madriguera por la que cae Alicia.

Las máscaras y el maquillaje de los personajes resaltan el atractivo de esas apariciones repentinas de las criaturas que emergen de la fantasía. Las intervenciones musicales en vivo, con el son de tambores por un lado y los acordes de una guitarra por el otro, pautan el ritmo, marcando alternativamente aceleraciones propias del Conejo Blanco y remansos poéticos que remiten a las cavilaciones del Gato de Cheshire o a los silencios de la Oruga Azul.

La versión y puesta en escena de Melisa Hermida, al frente de un elenco surgido de la escuela de actuación de Timbre 4, se toma la libertad de jugar con los textos libremente, sin perder el espíritu ni tampoco la secuencia básica del relato original. Dentro de la dinámica esencialmente colectiva se destaca la presencia de la Reina de Corazones que interpreta Magdalena Grondona, con su voz imperiosa sin caer en el grito. Alicia se mantiene en un gesto entre azorado y curioso, en tanto que los personajes que se le aparecen desfilan como estampas de un sueño, frente a ella y frente al público.

Fuente: La Nación

Sala: Timbre 4, México 3554 / Funciones: en vacaciones, miércoles a sábados a las 17, a partir del 3 de agosto los domingos, a las 17.

No hay comentarios: