jueves, 2 de enero de 2014

Alejandro Paker: Priscilla, la reina del desierto


De elefante a transformista

El actor de “Casi normales” y “El Hombre elefante”, se calza el traje de su nueva criatura para “Priscilla, la reina del desierto”.

Después de cautivar con sus protagónicos en Casi normales y en El Hombre elefante, en teatro, Alejandro Paker suma desafíos: ahora se prepara para ponerse en la piel de un transformista. “Estoy en un momento de disfrute. Cuando siento que a mi personaje lo llevo por el buen camino, me relajo. Todavía faltan afinar un montón de cosas, pero estamos trabajando en esta nueva aventura hace rato”, explicó a Clarín sobre su nuevo papel en Priscilla, la reina del desierto, musical que debutará a fines de enero en el Lola Membrives, con Pepe Cibrián Campoy y Juan Gil Navarro, y que aquí se conoció por su versión cinematográfica.

“Con Juan siempre tuvimos ganas de hacer cosas juntos, pero se pinchaban. Y con Pepe empecé mi carrera, lo conozco profundamente. Ya no soy su actor, él no es ni el director ni el productor esta vez, entonces tenemos una gran relación de compañeros”.

El musical narra las aventuras de un grupo de transformistas que hacen un viaje por el desierto en un colectivo llamado Priscilla: el que da nombre a la obra. Y llegará con gran despliegue a la cartelera porteña. “Tick, mi personaje, tiene muchos matices. Le cuesta asumir su identidad sexual. Tiene un hijo al que quiere blanquearle su elección, sin que eso sea una ofensa para él. Entonces, con esta crisis, mi personaje genera el viaje que será la bisagra con todo lo que sucederá en el camino y donde, además, buscará sobre todas las cosas la posibilidad de ser feliz. Este personaje tiene humor, ternura y mucho sufrimiento”.

Cibrián interpretará a Bernardette, transexual ya mayor que ha sido una diva en su juventud, en tanto que Juan Gil Navarro se pondrá en la piel de Adam, un joven transformista transgresor. “Es un gran espectáculo. Hay un hit tras otro de los años ‘80 y ‘90, y muchos condimentos que lo hacen explosivo e intrigante. La gente se acercará con mucha curiosidad a verlo”.

2014 promete ser un año de cambios para Alejandro Paker. Más allá de su compromiso en teatro, confiesa que anda con ganas de meterse en la televisión. Ya tiene propuestas, pero se tomará su tiempo para analizarlas. Así, es probable que salte a la popularidad de una vez. Talento, le sobra.

Fuente: Clarín

No hay comentarios: