miércoles, 16 de octubre de 2013

Teatro x la Identidad


Música y teatro por la Memoria

Con la consigna "Sólo faltás vos", se realizó ayer el decimotercer encuentro del ciclo, en Ciudad Cultural Konex.

Teatro x la Identidad es un invento", dice Estela de Carlotto en un momento del almuerzo y reunión familiar televisado por la TV Pública, con el que ayer se festejó una nueva edición del "invento".
Una vez más Carlotto tiene razón: Teatro x la Identidad es uno de los varios maravillosos inventos que surgió de la más grande tragedia que conoció la sociedad argentina. Una luz que hay que mantenerla.
Y ahí surge la necesidad de ideas, de que lo que aparece como una linda costumbre no se convierta en una tradición rancia. "Renovando cada vez las propuestas –dice Liliana Herrero, uno de los tantos artistas convocados en esta edición–. La única renovación en el arte es exigirse mantenerse en la búsqueda, aun cuando no fuese teatro por la identidad, si no apuesta a la búsqueda a la sorpresa y algo inaudito en cada obra, me parece condescendiendo demasiado a los clichés a los que nos tiene acostumbrado el mercado."
Para Virginia Innocenti, no hay dudas de que siempre están en esa búsqueda, y "esto es un paso adelante: por primera vez pasa del formato de las salas, del formato festival de teatro a ser televisado por la TV Pública en directo para todo el país".
En el mismo sentido, Carla Conte, una de las presentadoras de esta edición, aporta: "Las Abuelas están grandes, se están yendo, ¿qué hacemos? Vamos a la Televisión Pública para que se vea en todo el país. Hay una búsqueda constante para que sea algo novedoso."
De las palabras de Conte se plantea otra cuestión: ¿y si la lucha triunfa y se encuentran todos los nietos?, ¿y cuando las Abuelas no estén? "Es como cuando se mueren tus padres, ¿acaso se deja de ser hijo?" –contrarresta Gabo Ferro–. Creo que las Abuelas podrían no estar más y nosotros nunca dejaríamos de ser nietos. Alentemos para que todos los nietos que se están buscando aparezcan, que nosotros prometemos que nunca dejaremos de ser nietos."
"Las Abuelas son parte nuestra, nosotros somos esto, esta es nuestra verdadera identidad", dice en medio de una sonrisa Maju Lozano, otra de las conductoras de la edición. "Y si se consigue todo –continúa contenta por la ilusión–, lo que hay para adelante, de encuentro, es un montón; la identidad es algo que no decae nunca."
Tampoco Herrero tiene dudas: "Es una apuesta de búsqueda, aun cuando aparecieran todos los nietos. No por aparecidos los nietos desaparece la búsqueda que ellas han llevado a cabo con tanta insistencia. Es una institución que debe permanecer, igual que Madres; es una memoria, más allá de la aparición o no."
Juan Carlos Baglietto, convocado a participar de la parte musical del evento, ríe mientras dice: "Ellas no van a dejar de ser Abuelas, y los nietos no van a dejar de ser nietos. Si la cuestión se terminara en la búsqueda, las Abuelas no habrían tenido la fuerza que tuvieron en el marco de la búsqueda. Son un símbolo extrafamiliar, un símbolo de la recuperación de las cosas, no sólo de las personas."
No es casual, entonces, que los artistas se hagan tiempo que haga falta para participar de los inventos de las Abuelas. "Yo no sé muy bien qué doy, sólo sé que me hace bien a mí estar", dice Innocenti. ¿Quién rehúsa una comida de la abuela? "Es como la vida misma –acota Baglietto–, las Abuelas nos dan cosas, y los nietos les damos el cariño que nos sale."
A Conte no le parece suficiente con su presencia, mientras el mensaje de Herrero es "contá conmigo, que estoy".
"Este es un hecho vivo –completa Ferro–, es un suceso, y esa energía que te corre es parte de un gesto histórico, y me reconozco como parte de ese suceso."  «


un encuentro emotivo
Olga, Elsa, Estela, Rosa, Delia, Berta. La última es la más dicharachera, según Miguel Ángel Rodríguez, especie de anfitrión conductor. Otros tantos nietos recuperados forman la gran mesa de la que participan históricos de Teatro x la Identidad, como Arturo Bonín y Daniel Fanego, y nombres más nuevos, como Florencia Raggi, que arma un lindo número con "Dame el tenedor", único fragmento de imagen y voz que una nieta recuperada conservó de su madre. "Es mucho tiempo todo el día", dice Estela que dedican a inventar cosas para recuperar a los nietos. "Y no tenemos mucho tiempo."

Fuente: Tiempo Argentino

No hay comentarios: