miércoles, 3 de julio de 2013

Florencia Peña: Vale todo


Florencia Peña: "No escucho las críticas que vienen desde la agresión y el odio"

"Lo que uno aprende de chico, no se lo olvida más". Así justifica Florencia Peña su extraordinaria performance como bailarina de tap en uno de los cuadros más espectaculares de Vale todo , el musical de Broadway que llegará a la Argentina este viernes y del que ella es protagonista. La escena dura siete minutos y es pura fantasía. Florencia, en el centro, rodeada de marineros lookeados como en los años 30 y con una coordinación perfecta despliegan la compleja y pintoresca coreografía de zapateo americano que logra transportar al espectador en un verdadero viaje a través del tiempo. "Me siento como una niña en esta obra. Me da mucho placer subirme al escenario a cantar y bailar, traer este material a la calla Corrientes es un sueño", dice. Está rubia, tal como lo exige su personaje, y con los labios color rojo pasión regala una enorme sonrisa a los periodistas y fotógrafos que se acercaron a ver un ensayo en el Teatro El Nacional, donde se estrenará el musical.

Enrique Pinti, Diego Ramos, Sofía Pachano, Josefina Scaglione, Leo Bosio y Roberto Catarineu completan un elenco de lujo, rodeados por un sólido equipo de bailarines. "El grupo que se armó está buenísimo. Nos matamos de risa", asegura la actriz que no puede esconder su entusiasmo: "A tres días de parirla. Todos estamos transpirando la camiseta para que la gente se vaya contenta".

En una pausa del ensayo, charló con Personajes.tv y contó cómo es trabajar con su exmarido, Mariano Otero, a cargo de la orquestación de la música de la obra, y qué piensa su nueva pareja, Ramiro Ponce de León, de este proyecto.

- Desde Sweet Charity hasta ahora, ¿sentís que volvés renovada al musical?

-Sin dudas incorporé muchas cosas en estos años que me suman a la hora de volver a encarar un musical. Sweet Charity me dio muchas satisfacciones y añoré mucho dejar de hacerla. Sin embargo, esto es un desafío distinto que me pone más en un lugar del profesional del canto, del baile, estudié mucho para poder subirme a este escenario.

- En el medio hiciste de todo. Teatro de texto, mucha televisión y te lanzaste a producir. Hace poco dijiste que siempre fuiste "muy kamikaze" con tus proyectos. ¿Cuáles son los pro y los contra de ser así, arriesgada?

-Las contras son que te pegás más palos que si no te arriesgás tanto. Hay gente que decide no tomar tantos riesgos entonces las cosas le salen más o menos bien o más o menos mal. A mí, cuando me va mal, me va muy mal, y cuando me va bien, me va muy bien. Pero lo entiendo como una manera de elegir la vida que tengo. Yo creo que hay una parte mía de inconciencia que me lleva a que pueda arriesgar, esa parte me deja a mí soñar un poco. Si tuviera todo más controlado, habría cosas que no haría.

-¿Cómo vivís la exposición y las críticas por tu apoyo al Gobierno?

-La gente va entendiendo que nosotros podemos decir lo que pensamos sin que eso genere ningún trastorno para nadie, estamos nuevos para entender eso. Yo sigo adelante con mi vida. Nada va a detener eso. Imaginate que he recibido muchos palos y muchas críticas…Si escuchara lo que me dicen no estaría acá, ya me habría puesto un kiosco. No. Yo no escucho las cosas que vienen desde la agresión y desde el odio. Yo sé bien qué quiero y dónde quiero estar y qué cosas me hacen feliz, no soy una niña, estoy muy segura de lo que quiero y cuando digo algo, aunque me equivoque, lo hago porque tengo ganas de hacerlo. Pongo el cuerpo y la pasión porque soy una apasionada básicamente.

- ¿Cómo te llevás con las redes sociales?

- Lo llevo bien, me divierto, es un lugar para expresarme, para contar las cosas que estoy haciendo, y entiendo que esa no es la vida y que no es el termómetro de las cosas. Si me molestara, ya hubiera cerrado la cuenta.

-¿Cómo es trabajar con tu exmarido?

-Nos llevamos muy bien. Otero es un gran músico, para mí está buenísimo que haya hecho la orquestación y los arreglos de esta banda, de esta orquesta. Cole Porter es un músico que ha hecho grandes clásicos de jazz, y Mariano es un músico muy jazzero así que está muy bueno.

- ¿Tuviste miedo que la separación los condicione a la hora de trabajar juntos?

- No… Nos queremos mucho. Tenemos dos hijos, no hay nada más importante que eso.

-Los ensayos se extienden hasta muy tarde. ¿Cómo se organizan con Mariano y los chicos?

- Somos una familia un poco disfuncional, en cuanto a los horarios y las maneras. [Risas] Mis hijos tienen dos padres artistas. Mariano es músico y yo soy una actriz así que no hay nada que no reconozcan en nuestra manera de vivir. Ellos vienen a ver los ensayos, les encanta estar en los camarines, la pasan bomba. Yo soy muy unida a mis hijos y ellos comparten mucho mi vida así que está buenísimo.

-¿Tu novio te vino a ver en los ensayos? ¿Qué le pareció?

- Si [Risas]. ¡Le encanta!

-¿Tenés pensado encarar otro proyecto este año?

-Voy a seguir con la radio, conectándome con las cosas que me gustan. Pero no puedo hacer mucho más. Cuando vos estás cantando hay ciertos cuidados que tenés que tomar. No me puedo quedar muda, porque no tenemos reemplazos. Así que no puedo salir hasta tarde, no puedo exigirme tanto a nivel físico.

Fuente: La Nación

No hay comentarios: