viernes, 21 de junio de 2013

Rita Cortese


Rita Cortese: "Soy hipocondríaca"

Un espacio experimental en busca de la entrevista soñada: el invitado se interroga y se fotografía

La actriz Rita Cortese se divierte con la idea de la autoentrevista, aprovecha para opinar acerca de Buenos Aires, del periodismo y de sí misma. Cierra con autofoto, y bien acompañada.

-¿Esto le parece gracioso?

-Sí, me siento casi un dibujito animado. Es la primera vez en mi vida que me estoy preguntando a mí misma en voz alta para ser publicada luego en un diario. En realidad me provoca cierto estado de alegría.

-¿Se da cuenta lo difícil que es ser periodista?

-Sí, por supuesto. Me estoy dando cuenta de ello porque en realidad tiendo a hacerme a mí misma las mismas preguntas que siempre me hacen. Por lo tanto, reivindico otra vez más esa profesión.

-¿Qué es lo que más la enojó últimamente?

-Más que enojarme, me produjo tristeza la inundación de la 9 de Julio y calles aledañas -por ejemplo, Santa Fe y Libertad-, provocada por la construcción del Metrobús. Y me corroboró esta certeza hoy un taxista, cuando me comentó que en Juan B. Justo y alrededores pasa todavía lo mismo a partir de la construcción de ese medio de transporte.

-¿Qué podemos hacer ante eso?

-Reivindicando otra vez la tarea periodística, difundirlo con la mayor veracidad -sea la que sea- y la mayor seriedad.

-¿Está enamorada?

-No lo tengo claro. Tengo sentimientos encontrados. Y usted, ¿está enamorada?

-¿De qué disfruta?

-De la noche, las estrellas, el cielo del campo, la bella gente, la bondad, el buen vino, la libertad y la vida.

-¿Cuántos años tiene?

-En agosto voy a cumplir 64 años. Soy de Leo. Creo que los años traen sabiduría sólo para saber llevarlos.

-Por sus características, ¿usted tiene ascendente en Virgo?

-Adivinó. Creo que se dio cuenta porque soy hipocondríaca. Puedo identificar perfectamente cada una de las reacciones que mi cuerpo ejerce minuto a minuto durante el día. ¡Lo paso bomba!

-¿Quiere tomar algo?

-Un agua mineral sin gas, natural por favor.

-¿Qué estación del año le gusta más?

-El otoño.

-¿Por qué?

-Porque es la que estoy atravesando en este momento.

-¿Le gusta la placidez de Buenos Aires?

-La disfruto a cada instante embelesada por los bocinazos, los gritos guturales, los cortes, las quebradas, el buen gusto, las manos y contramanos, y sobre todo, por la adrenalina que me provoca el pensar que puedo ser arrollada por un auto, bicicleta o motocicleta al atravesar una avenida. Es una actividad que recomiendo para protegerse del Alzheimer. Digo, por la disociación en la cual tenemos que vivir.

-¿Qué color prefiere?

-Me gustaba mucho el amarillo, no sé por qué hoy prefiero el naranja.

-¿Tiene Twitter?

-Me da pánico.

-¿Cómo está?

-Sumamente activa, y creo que, a partir de este momento, todas las preguntas me las voy a hacer a mí misma permanentemente. O sea, me están condenando a la soledad.

-¿Se ve guapa?

-Preciosa, cada vez más.

-¿Le gusta su altura?

-Es la ideal que debería tener una mujer.

-¿No le parece que es un poco ególatra?

-Bueno?, tengo la libertad de preguntarme lo que quiero.

-¿Le parece buena idea esta nota?

-Me parece brillante. Existe la singularidad.

Fuente: La Nación

No hay comentarios: