sábado, 18 de mayo de 2013

Otros de nosotros


La aceptación del diferente

Una noticia periodística dispara una situación inesperada. Naciones Unidas da a conocer un decreto por el que solicita a la humanidad que se haga cargo de cuarenta y tres millones de refugiados haitianos. En primera instancia puede parecer una noticia más pero, qué sucede cuando cinco de ellos se instalan en la vereda de una casa donde un matrimonio organiza una cena de negocios que, supuestamente, les traerá buenos réditos económicos.

La trama imaginada por el periodista y dramaturgo Carlos Ares hace que la acción se precipite hacia espacios inesperados y, sin duda, es uno de los valores más importantes de su texto. Qué sucede frente a la aceptación del otro: en este caso un grupo de inmigrantes negros. Cómo esa presencia puede modificar parte de nuestra realidad y a la vez dejar ver nuestras miserias internas.

El juego que se propone en escena genera una potente inquietud, sobre todo por que la directora Leonor Benedetto busca diferenciar muy bien los planos por los que se desarrolla esta ficción. Por un lado, el de ese matrimonio de tilingos para quienes el mundo pareciera pasar solo por sus intereses personales y unas ganancias materiales obtenidas de cualquier manera; por otro, la aparición de ese hombre negro, especie de gran mago que busca acercar claridad y, a la vez, bienestar a una esposa agobiada por ese mundo personal que ha construido. La tensión entre esos mundos muy opuestos también es reconocible en esta puesta y promueve una segura reflexión que también dispara hacia un lugar en el que se reconocen con fuerza conductas corruptas, malintencionadas, sedientas de poder y de ideologías nefastas.

El trío actoral -Ana Celentano, Adrián Navarro y Carlos Da Silva aporta con creatividad un rico perfil a cada uno de los personajes. Ellos son bien diferentes y, en ese sentido, también Benedetto busca construirlos desde sus puras aspiraciones, inseguridades, miedos, para dejar en claro, con crudeza, un aspecto de la humanidad contemporánea.

Fuente: La Nación

En el centro cultural recoleta, Junín 1930 / Funciones: jueves a domingos, a las 20

No hay comentarios: