viernes, 19 de abril de 2013

Ciclo Grisino Teatro y Música



Comienza un ciclo de teatro y música

Primero fue un festival sobre el cierre de temporada, ahora es un ciclo que reúne espectáculos teatrales y musicales de reconocida trayectoria a razón de una única función por mes hasta fin de año. Es decir, como un festival muy estirado en el tiempo. Con la ventaja de que permite asistir a todas sus funciones sin agotamiento ni saturación. Espacio Grisino, la sección de programación para chicos que se inició hace dos años en El Tinglado, inaugura este sábado el ciclo Teatro y Música con una función de Opereta Prima , la clownesca puesta en escena de Teresa Duggan que protagoniza el grupo La Pipetuá.

Diego Lejtman, uno de los integrantes del grupo, resalta el desafío que implica reponer la obra, que no ha parado de girar por diversos escenarios desde su estreno hace una década. Con otras puestas en su haber, cada vez se incorporan nuevos elementos a esa obra primigenia. Ahora, por ejemplo, ingredientes de comedia física asimilados por el elenco en la puesta en escena de ¡A la obra!, bajo la dirección de Osqui Guzmán. Casualmente se reestrenará esta obra el domingo, en el Teatro Apolo.

Seguirán, siempre en sábados, el dúo Los Cazurros, con su espectáculo Refritos (25 de mayo) y Mundo Arlequín te invita a su casa (22 de junio), para dar lugar después a recitales, con Los Musiqueros (24 de agosto), Caracachumba (28 de septiembre) y Papando Moscas (26 de octubre)

"Quisimos llamar para este ciclo a grupos cuya propuesta estética involucre tanto a los chicos como a los grandes", explica Lorena Romanín, programadora del Espacio. "Son espectáculos y recitales que permiten una doble lectura entre el padre y el hijo, tienen una visión de los chicos que no los pone en un lugar de paparulos y además son atractivos también para los adultos que van con ellos, lo que nos parece interesante."

Dentro de este denominador común destaca a la vez el carácter "muy propio y personal" de cada uno de los espectáculos. La sala de tamaño intermedio -150 butacas- permite por otra parte un acercamiento mayor, más cálido, a propuestas que suelen presentarse en espacios mayores.

La regularidad mensual de las funciones permite convocar a una corriente de público propia y recurrente, a la vez que deja margen para una futura ampliación de la propuesta, asegura la responsable del ciclo. El Festival para Gente Chica se mantiene en tanto como colofón de la temporada.

Fuente: La Nación

Ciclo Grisino Teatro y Música
Varios intérpretes
Opereta Prima, por La Pipetuá.

No hay comentarios: