viernes, 22 de febrero de 2013

Agustín Alezzo



Agustín Alezzo: vida, amor y seres extraordinarios

Un espacio experimental en busca de la entrevista soñada: el invitado se interroga y se fotografía

El director teatral y maestro de actores Agustín Alezzo se presta a un autorretrato. Profundo, se muestra agradecido con la vida y sus maestros y confiesa ser un apasionado por la lectura. Para cerrar, una autofoto.

-¿Qué te conmueve en una persona o que característica apreciás encontrar en ella?

- Hay varias cosas. La sencillez, la honestidad y que sea sincera. Que tenga en cuenta que ocupa un pequeñísimo lugar en el mundo, no más importante que el de cualquier otra persona. El respeto hacia los demás y el respeto que se debe a sí mismo.

-¿Qué trabajo creés que debe hacer un hombre durante su vida?

- El único trabajo importante es el que debe hacer sobre sí mismo, para tener la talla que un ser humano debe alcanzar. Es un trabajo que deja de lado competencias y se centra en sí mismo, no para ser mejor que otros, sino para ser mejor uno mismo.

-¿Creés haberte topado en tu vida con personas que reúnan estas cualidades?

- Sí, y fueron las que a través del ejemplo me enseñaron el camino. He tenido esa fortuna. Personas en las que predominaba la generosidad, la preocupación por los otros, por la evolución de la sociedad, por el bienestar en general. Que dejaron de lado la soberbia y la codicia, y que supieron ser agradecidas de lo que la vida y los demás les fueron dando.

-¿Qué es lo más importante que te dio la vida?

-El amor a mi trabajo. El conocer seres extraordinarios y mi propia capacidad de amar.

-De no haberte abocado a esta profesión, ¿que te hubiera gustado hacer?

-Me hubiera gustado poder llegar a escribir, tener el talento para hacerlo. Soy un gran lector desde muy chico, y un admirador intenso de aquellos grandes escritores que nos han dejado pensamientos que en tantas ocasiones han sabido guiarnos para adentrarnos en lo profundo de la existencia, de las relaciones humanas y de nosotros mismos.

-¿Qué escritores destacarías entre los que has leído a lo largo de tu vida?

-Muchos. He tenido escritores preferidos por épocas. Han influido en mi con su pensamiento. Y entre los extraordinarios hay dos clases: los que nos asombran con su técnica y los que nos tocan el corazón. Por destacar a algunos: Shakespeare, Cervantes, Chejov, Proust, Whitman, Dostoievski y Tolstoi. Y entre los nuestros, Borges y Sarmiento.

-Además de trabajar, ¿de qué otras cosas disfrutás?

- De los buenos libros, de ver buenas películas, de escuchar buena música y de la compañía de mis amigos. Y de poder encontrarme todavía con gente inteligente que me ayuda a ver aspectos de los seres humanos y sus relaciones, de la vida política y del desarrollo del mundo bajo nuevos aspectos más profundos.


Fuente: La Nación

No hay comentarios: