jueves, 10 de enero de 2013

El Jorobado de París



Cibrián, Mahler y un "Jorobado" que conmueve, veinte años después

"Pasan los años y sigues aquí; cambian los Papas y sigues aquí; derrumban imperios y sigues aquí, ¿que es lo que hace que esto sea así?", cantan Magot y Filipón. Este mismo interrogante puede surgir, acaso, sobre el porqué de la reposición de "El Jorobado de París", veinte años después de marcar un hito en la carrera de Pepe Cibrián y Ángel Mahler. La respuesta surge por sí misma un segundo después de comenzar la obra: exquisita calidad.

La puesta que este ya clásico dúo propone en el Teatro Alvear supera toda expectativa. Las actuaciones, la música, el vestuario, la producción y la dirección dejan boquiabierto a un público que puede entender allí la importancia de llamarse Cibrián o Mahler. En este último caso, apellido que se destaca doblemente, con la inclusión esta vez de Damián, hijo de Ángel, al frente de la orquesta.

La adaptación de la novela de Víctor Hugo, "Nuestra Señora de París", presenta una historia conocida pero no menos vigente: un hombre que sufre encerrado en un cuerpo señalado por su fealdad intenta comprender el motivo de tanta subestimación hacia su belleza interior. Imposible hablar de este Quasimodo sin destacar la impresionante labor de Nacho Mintz, quien con su interpretación y voz infinita conmueve a los asistentes y despierta ovaciones de pie.

Pasiones reprimidas en nombre de una institución, discriminación, veneración de lo superficial, traición, incondicionalidad y amor recorren el escenario ante cada canción de este musical que parece invitar a paralelismos con la sociedad actual.

Florencia Spinelli como Esmeralda, Diego Duarte Conde como Claudio Frollo, Adriana Rolla como La Paquette, Nicolás Bertolotto como Filipón y Manuela Perin como Magot son algunos de los nombres que completan el elenco.

Si provoca aplausos interminables, si eriza la piel, si las horas pasan ligeras, si genera ganas de volver, si conquista a un público ajeno al musical y, encima, invita a la reflexión, no hay más preguntas que hacer. Por esto y mucho más, "El Jorobado de París" volvió a la escena porteña.

"El Jorobado de París" se presenta en el Teatro Alvear, Avenida Corrientes 1659. Martes a viernes a las 20.30; sábados a las 18 y a las 21.30 y domingos a las 19.30.

Fuente: Ámbito

No hay comentarios: