sábado, 22 de septiembre de 2012

Arturo Bonín


Un actor a medida del oficio

Mientras disfruta del éxito de ‘Dulce amor’, mañana dejará ‘La mujer justa’. En una pausa de su jornada laboral, analiza el éxito de la telenovela y manifiesta sus ganas de volver pronto con la obra inspirada en un texto de Sándor Márai.

El presente encuentra a Arturo Bonín en un muy buen momento profesional. El actor que supo interpretar recordados personajes en ‘Regalo del cielo’, ‘De corazón’ y ‘Los buscas de siempre’, hoy divide sus días entre el teatro y la televisión.

Mientras disfruta del éxito de ‘Dulce amor’, la telenovela protagonizada por Carina Zampini y Sebastián Estevanez (Telefé); mañana se despedirá con ‘La mujer justa’ en el Teatro La Comedia (Rodríguez Peña 1062), la pieza que había subido a escena en abril en el Centro Cultural de la Cooperación.

‘‘Reestrenamos la obra en La Comedia hace tres semanas porque había un espacio y nos quedamos con ganas de seguir haciéndola. Si se habilita otro teatro allí iremos porque la verdad es que la estamos pasando muy bien y nos gusta hacerla’’, explica Arturo Bonín en diálogo con La Prensa.

HOMBRE ESTRUCTURADO

En ‘La mujer justa’, que protagoniza junto a Graciela Dufau y Mercedes Funes, él le da vida a Peter: ‘‘Es un pobre producto de un sector social que se le sentó en la cabeza y no lo dejó crecer. Yo lo reduzco al barrio y digo es un gil que se quedó parado en la plataforma, vio como se le iba el tren y no se animó a correrlo’’, dice respecto de su papel.

Encantado con poder interpretar esta adaptación de Sándor Márai a la que él mismo considera como ‘un texto curativo’, asegura: ‘‘Me encanta el personaje, verlo naufragar en esa angustia. El no le puede echar la culpa a nadie, es el responsable absoluto de lo que le pasa’’.

Desde su debut la obra experimentó algunos cambios. Más precisamente, se bajó Andrea Bonelli quien fue reemplazada por Funes

‘‘Mercedes propone otra cosa, tiene otro punto de vista sobre el personaje que, a mi al menos, me vino bárbaro porque me llevó a movilizar el mío’’.

En el plano televisivo, Bonín forma parte de uno de los éxitos de mayor audiencia de este año. ‘‘La verdad que estamos muy contentos con lo que está pasando en ‘Dulce amor’. Son muchas horas de trabajo pero la compensación es la aceptación por parte de la gente’’, cuenta el actor que de lunes a viernes, a las 23, se pone en la piel de Pepe.

EXITO EN LA TEVE

Intentando indagar en el buen rendimiento de esta ficción Bonín reflexiona: ‘‘Creo que parte de la clave del éxito es que la gente no tenía opciones. No tenía qué ver si no era lo que estaba determinado en ese momento que era bien el bailar o algún programa que esté rondando eso del bailar o bien peleas que están por afuera de lo que es esta profesión. Era un momento de hartazgo y al encontrar esto la gente dijo ‘bueno quiero ver algo un poquito más distendido’. También es un reencuentro con lo barrial’’.

Como a muchas otras personas vinculadas al mundo de la televisión, el éxito de ‘Dulce amor’ lo sorprendió. ‘‘Cuando Quique Estevanez me dijo que era una tira para las 14 y leí los primeros capítulos me gustó; pero dos semanas antes de salir al aire me dijo que íbamos a ir a las 22.30. Ahí le dije: ‘Mirá nos embromaron porque te van a dar tres meses, van a decir que no midió y nos van a echar porque esto no es para las 22’. Le di toda una serie de argumentaciones desde la sabiduría más profunda mía, hasta que a la semana y media de estar saliendo al aire le dije: ‘Quique me parece que me equivoqué fiero’’’, recuerda hoy entre risas.

Distendido y contento por el éxito, pero cansado por el arduo ritmo de trabajo, Arturo Bonín disfruta de este buen momento mientras planea para el próximo año formar parte de un cd de poemas de Humberto Constantini.

Fuente: La Prensa

No hay comentarios: