miércoles, 8 de agosto de 2012

Jey Mammon: ¿Dónde está Jey Mammon?



"Caradura es alguien que hace algo a sabiendas de que no está bueno"

El actor se hizo famoso por sus entrevistas a celebrities con Estelita, uno de los personajes que interpreta en su unipersonal en teatro. Fue catequista, estudió música y hoy se define como un artissssta "con la s bien marcada".

Mientras su teléfono recibe la llamada de un telemarketer que quiere venderle un nuevo plan para su línea de celular, Jey Mammon practica una improvisada catarata de graciosos y "respetuosos" insultos para retrucarle la oferta. "Si me escuchara mi vieja ser tan escatológico, seguro se espanta. Ella es más seria que yo", remarca el actor de 35 años, de madre docente y papá ingeniero que habla, un poco confundido, de su infancia.
Asegura que se crió en el núcleo de una típica familia conservadora de Barrio Norte, fue el chico de mejores notas durante la escuela primaria y uno de los pocos artistas que llegó a la final del programa Festilindo justo cuando decidieron sacarlo del aire por poca audiencia y tuvo que conformarse con un caballito plástico con rueditas como premio consuelo. "Siempre me cagaron. Juan Carlos Calabró también me ofrecía laburo cuando yo era más chico y siempre me quedé esperando a que suene el teléfono", confiesa entre risas.
El actor recuerda aquella época en la que ensayaba el cancionero de la misa para lucirse con el coro de la iglesia. Ahora descree un poco de la divinidad y se define como el confesor de la farándula por su personaje de Estelita, que interpreta todos los martes en su show del Chacarerean.

–¿Cómo llegaste a los escenarios?
–Yo era catequista, músico y evidentemente la actuación me enamoraba. Le tocaba el órgano al cura y en esos espacios he hecho obras teatrales de la vida religiosa. La cosa artística la vomitaba por ahí. Mi condición sexual también tuvo que ver porque uno tiene latentes muchas cosas que cuando las admite, surgen cosas copadas. Yo me encontré conmigo y me hice cargo de muchas situaciones.
–Ahora en tu espectáculo ¿Dónde está Jey Mammon? prima la mala palabra y la apología de la homosexualidad…
–El dogma de la religión lo cuestiono. Cuando plantean que ser puto es algo anormal o que alguien por comer una ostia se come el cuerpo de Dios, lo discuto. Con Dios, que capaz se llama Roberto, tuve un quiebre. Estuve muy cerca de los embajadores de Dios y hemos tenido muchas charlas profundas. Lo lógico era que yo me fuera.
–¿Y qué pensás ahora?
– Es como una droga la religión. Marx dijo como que era el opio de los pueblos y yo veo eso. Respeto mucho a la otra gente. Yo se que llama la atención porque es pasar de lo religioso a algo muy border. Fue un proceso doloroso y como cualquier crisis fue difícil.
–¿Cómo te definirías profesionalmente?
–Creo que caradura es aquel que hace algo a sabiendas de que no está bueno. Yo no me considero actor ni músico, pero me gusta la palabra "artisssta", con la S bien marcada en el medio porque te permite la mutación. «

el ping pong de jey
–¿Que es una botinera?
–Es una mujer que sabe que está buena y hace uso de lo que tiene. Yo si estuviese bueno sería botinera.
–¿Charlotte Shampein o Andrea Rincón?
– Ninguna. Depende para qué, en realidad. Son nefastas.
–¿"The show must go on” o “te pido un taxi”?
–¡Te pido un taxi! Y si da ocupado te bajo a abrir.
–¿A qué cuerpo de que vedette adoptarías como obra de arte?
–El de las Pombo. Ya están esculpidas y tienen TODO hecho.


canta noticias en
la pelu de Flor de la V
–¿Cómo fue que se dio la oportunidad de incorporarte a La Pelu (Telefe)?
–Cuando volví de la temporada, había expectativa de que iba a pasar con Jey Mammon. Ahí empezaron a surgir propuestas.  Florencia es una capocómica. Tiene una proyección y un ángel genial. Celebro que una travesti tenga un programa familiar, al mediodía, en el canal de la familia. Ahí surgió lo de las noticias cantadas porque hay familias que cocinan mientras ven el programa y no tienen tiempo de sentarse a ver el noticiero. Me pareció divertido.


"Naza me ayudó a hacerme conocido"
El año 2011 fue, sin dudas, el más productivo en la incipiente carrera de Jey Mammon. Después de andar escenarios del off, conoció a Nazarena Vélez. No es que antes no hiciera productos exitosos, pero Vélez lo incluyó en su programa de radio, lo presentó en la televisión y le dio un espacio en Despedida de soltero, la obra que presentó el verano en Carlos Paz. “A Naza le debo mucho. Hoy es una gran amiga, pero me ayudó a hacerme conocido y a lograr mucho de lo que hoy siento”, remarca.

Fuente: Tiempo Argentino

No hay comentarios: