sábado, 30 de junio de 2012

Don Quijote de las Pampas





Clásico a la medida de Los Macocos

Don Quijote de las Pampas se presenta los sábados y domingos a las 16.30 en la Sala Orestes Caviglia del Teatro Nacional Cervantes, sumando funciones los jueves y viernes en vacaciones de invierno. Localidades 40 pesos.

El ingenioso hidalgo Don Quijote de la Mancha es, probablemente, la más genial creación humorístico-literaria de todos los tiempos. El manejo que Miguel de Cervantes hace de la ironía y el absurdo, entrelazada con la ingenuidad de ese entrañable y prolífico lector llamado Alonso Quijano, convirtió a esa disparatada aventura en un clásico de la literatura española. ¿Es posible superar el grotesco de ese larguirucho, extraño y un poco loco personaje en una versión teatral infantil? La respuesta será que sí, al menos la de todos aquellos que disfrutaron ya de la versión que Los Macocos y Luis María Pescetti hicieron para la platea más pequeña. Rebautizado como Don Quijote de las Pampas, la obra que se presenta en el Teatro Nacional Cervantes es la salida ideal para los adultos que quieran hacer felices a los niños y niñas de la familia sin tener que sufrir los altos agudos de ciertos personajes, el lisérgico titilar de las varitas de LED multicolores ni la persecución de vendedores de cuanto juguete se haya imaginado.

Con más de dos décadas en escena, Los Macocos construyeron una reconocida trayectoria trabajando en sus distintas puestas la realidad social argentina, a partir del tamiz que impone un sentido de humor crítico y eficaz. En su primera obra de teatro pensada específicamente para chicos, el grupo conformado por Martín Salazar, Gabriel Wolf y Daniel Casablanca (que no participa de este espectáculo) le es fiel a su historia, trasladando a la lógica infantil un clásico tan absurdo como el espíritu que suelen imprimirles a sus obras. Una comunión que, sumado al aporte en la concepción musical de Pescetti, da como resultado una obra teatral-musical que logra atravesar el texto original sin perder sentido histórico. Así, Don Quijote... entretiene a grandes y pequeños (preferentemente a mayores de 5 años) por igual, aunque las razones de cada sector etario sean diferentes.

La versión macocal de la obra de Cervantes transcurre en algún momento de comienzos del siglo XIX y cuenta la historia de un solitario Quijote (Salazar), que a punto de cumplir 50 años sale a buscar a su Dulcinea a lo largo y ancho del territorio argentino, acompañado por Rocín Antes (impecable Wolff haciendo de caballo), Sancho (Gustavo Monje, en la piel de un indio transculturizado) y una burra (Laura Silva) que lo trata como si fuera una madre. En esa delirante aventura que emprenden por el norte, el litoral, la pampa y la Patagonia, el grupo sortea todo tipo de peripecias, en las que se topa con extraños amigos, siempre dispuestos a interpretar ritmos regionales, algunos reconocibles a los oídos de los espectadores (se pueden percibir fragmentos de clásicos de Atahualpa Yupanqui, músicas de Ariel Ramírez y hasta la “Milonga de Don Quijote”). Por 40 pesos más se puede seguir cantando comprando el CD con las catorce canciones que forman parte de Don Quijote de las Pampas. El disco se vende a la salida del teatro, como una manera de “que no se quede callado quien quiera vivir feliz”.


Fuente: Página/12

No hay comentarios: