lunes, 11 de junio de 2012

Bea Odoriz: Arena entre la carne y el hueso, y Hasta Trilce

Una multifacética Bea Odoriz, en tres puestas

Bea Odoriz, actriz, directora y regisseur vive un presente laboral intenso: protagoniza la obra de su autoría, "Arena entre la carne y el hueso" los viernes en el Patio de Actores, prepara un musical sobre textos de Oliverio Girondo y estrenará un concierto a fines de junio en Villa Ocampo.

En relación al proceso creativo de "Arena..", Bea Odoriz enfatizó en charla con Télam las distintas fuentes que habían oficiado de motivación para la construcción de la pieza que incluye una sabia combinación de elementos dramáticos con acordes de música en vivo.

"Escribí "Arena..." desde mis vivencias y además estaba estudiando tragedia griega y descubrí el libro "La brutalidad de los hechos" de Francis Bacon, que me hizo generar un relato que subraya el tema de las esencias que emanan del otro, más que las apariencias", dijo Odoriz.

Bea Odoriz es la única mujer del elenco de esta obra -que también dirige- y teje una trama intensa que se desarrolla frente a una puerta frigorífica, frente a la cual ella clama por su padre, cuya carne supuestamente yace allí, custodiada por cinco hombres enfundados en delantales blancos que portan amenazantes cuchillos.

Durante la narración, Odoriz lidia con los guardianes de la puerta, quienes pican verduras -cuyos aromas impregnan la sala- cantan y actúan mientras viven en estado de representación eterna, aunque siempre se interponen entre la hija y la puerta metálica, un hallazgo escenográfico en la puesta de Ariel Vacaro.

Según la realizadora, conforma un desafío "hablar de la muerte y de cómo podía ser representada, me preguntaba cuál es la mirada actual sobre una tragedia o un coro, ya que hoy se busca mucho lo individual, por eso me interrogaba por la tensión existente entre los intentos de agrupación y la necesidad de ser uno".

Lo musical insiste en "Arena..." desde el fraseo de los textos, hasta las estratégicas irrupciones de los actores que a veces devienen músicos y ejecutan sus instrumentos en vivo para dotar de otro clima -a veces cómico- y disipar la tensión de algunos pasajes que pueblan los setenta minutos de la pieza.

"Arena entre la carne y el hueso" se realiza los viernes en el Patio de Actores, Lerma 568, a las 21, con Hernán Bustos, Carlos Diener, José Luciano González, Ariel Hagman, Lautaro Mackinze y Rafael Walger, y la codirección de Carla Baglivo.

Los ensayos de un musical del compositor Andrés Gerszenzon -quien creó la música del film "La niña santa", de Lucrecia Martel (2004)-, a partir de los poemas del poeta Oliverio Girondo que se estrenará en agosto en "Hasta Trilce", una sala nueva, también apasionan a Odoriz.

Fiel a su carrera de regié, cursada en el Instituto Superior de Arte del Teatro Colón, Odoriz escenificará un concierto el sábado 30 de junio en Villa Ocampo, Elortondo 1837, Beccar, provincia de Buenos Aires, a las 20.30.

"Dichterliebe, Amor de poeta," compuesta en 1840 es un ciclo de dieciséis canciones de Robert Schuman a cargo de la soprano Graciela Oddone, el tenor Pablo Pollitzer y Walter Ujaldón en guitarra, cuya versión y puesta en escena realizará la artista.

"El trabajo con la música es más itinerante, podés llevar tu obra a lugares distintos y resulta diferente al realizado en teatro, en el cual tenés que remar y remar, si bien es apasionante", concluye la creadora.

Fuente: Télam

No hay comentarios: