martes, 23 de agosto de 2016

El canasto


De Instagram a las tablas

Se estrena "El canasto".

Los siete jóvenes, que suman más de dos millones de seguidores en esta red, debutan el viernes en el Picadilly.

Stéfano “Yeyo” de Gregorio, Santiago Vázquez, Belu y Emily Lucius, Santi Maratea, Bautista Lena y Paloma González Heredia saltarán de Instagram a las tablas. Desde el viernes protagonizarán "El canasto", en el teatro Picadilly. Con la dirección de Nicolás Vázquez -que debuta en este rol- y la producción de Javier Faroni, estas figuras de la web, que sólo en Instagram suman más de dos millones y medio de seguidores, se animan a transitar un camino nuevo.

La obra, adaptada de una versión francesa, comienza cuando le avisan a Antonio (Yeyo) que tiene que irse de inmediato del departamento que alquila. Desesperado, llama a sus amigos para que lo ayuden. Cada uno de ellos va llegando y complicando el panorama, Vicente (Santiago Vázquez) viene de trasnochar junto a una chica que no es su novia, Marina (Belu Lucius). Marina arriba al lugar pidiendo explicaciones, y para evitarlo, Santiago se esconde en un canasto. Más tarde llegan David (Santi Maratea), hermano de Marina, y Lorenzo (Bautista Lena), quien aprovecha que presta la camioneta a Antonio, para llevar a una supermodelo, Katia (Emily Lucius).

“Nico vio el potencial de los chicos en los videos de Instagram, sobre todo en los casos de Belu o Santi (Maratea) que no eran actores. Es un tipo que tiene mucha visión en estas cosas, él apostó a ellos y hoy están increíbles, van a sorprender”, anticipa Santi Vázquez.

“Estoy muy cómodo. Al principio el proyecto me pareció algo muy amateur, porque nos juntamos con Belu y con Santi e hicimos un grupo de Whatsapp por si pintaba hacer algo. Ahí Nico trajo la idea, fue tomando forma y se armó”, indica Maratea.

“Nico nos da mucha comodidad, nos da libertad de buscar lo que creemos que nos resalta y nos nivela a todos de igual manera”, afirma Gregorio. “Con Nico debutamos todos en el teatro. Antes yo había hecho una cosita de stand up, pero no es lo mismo. Acá tenemos un texto”, explica Santi Vázquez.

“Nico tuvo que dirigir a chicos que saben y que no saben. Es como primer grado: nos tuvo que enseñar la tabla del uno, del dos, a escribir. El lenguaje, proyectar la voz, cosas lindas de aprender. Voy ensayando en mi casa, en el subte, con mi novio (el jugador de los Pumas Javier Ortega Desio). Busqué hasta técnicas en Internet para no reírme en algunas escenas”, indica Belu, que nunca antes había tenido acercamiento al medio. En Instagram tiene más de 830 mil seguidores. Aunque no pretende dejar su trabajo de oficina junto a su padre, en una empresa de autopartes.

“Nunca pensé que iba a trabajar en un teatro, sí quizás en la televisión. Salí del colegio y me metí hacer videos en redes. Fui de Twitter a Vine y terminé en Instagram (donde suma más de 230 mil seguidores). Pasé por los talleres de actuación de Cris Morena”, revela Maratea.

“Estamos en un momento raro, hoy el gremio actoral se divide en dos: la TV e Internet. Un programa hace 14 puntos de rating y es un éxito. En 2005, con Floricienta (2004, El Trece) hacíamos 25 a las 18, cambió todo demasiado. Yo vengo de esa tele y te tenés que acostumbrar, hoy la tele e Internet están al mismo nivel”, reflexiona De Gregorio.

“Quizá yo soy la menos conocida en este grupo, soy la que menos seguidores tiene y no me importan las redes, pero vengo trabajando como actriz hace años ”, añade Paloma ("Educando a Nina", Telefe).

Fuente: Clarín