miércoles, 17 de agosto de 2016

Claudio Ledesma: Festival Internacional de Espectáculos de Narración Oral “Desde las tablas”


Mantener viva la llama de Sherezade

“Estoy convencido del carácter artístico de la narración oral escénica y, por lo tanto, de su autonomía”, afirma Claudio Ledesma, director del festival que comienza el viernes y desplegará nueve propuestas teatrales durante tres días en diversas sedes de la ciudad.

Contar sólo cuentos –por más necesarios y bellos que sean– no alcanza. Para mantener viva la herencia de Sherezade –la protagonista de Las mil y una noches– hay que dialogar con otros lenguajes. El Festival Internacional de Espectáculos de Narración Oral “Desde las tablas”, organizado por Claudio Ledesma con el apoyo del Instituto Nacional de Teatro (INT) y la colaboración de La Cigarra Argentina y Cuentería (Escuela Latinoamericana de Cuentacuentos), desplegará nueve propuestas teatrales durante tres días en diversas sedes de la ciudad y City Bell. Historias de algunas…algunas historias a cargo del grupo Verdevioleta, integrado por Silvina Mennuti y Laura Finguer, con puesta en escena y dirección actoral de Ana María Bovo, inaugurará el festival el viernes 19 a las 17 en la sala Jorge Luis Borges de la Biblioteca Nacional (Agüero 2502). En el mismo espacio pero a las 19, se presentará De amor, de barrio, de tango, a cargo de Belén Torras. Evita vuelve, con interpretación de Roxana Del Castillo y dirección de Ledesma, se podrá ver en El Galpón de la Caterva (Calle 3, esquina 12, City Bell) a las 21. A la misma hora pero en Cuentería (Palestina 738), Vivi García y Betty Ferkel interpretarán Como si no hubiera cruzado el mar de Cecilia Pisos, una obra que narra la historia de una bisabuela que vino a la Argentina y una bisnieta que se va a España. La función de clausura, el domingo a las 18 en la Fundación Beethoven (Santa Fe 1452), contará con dos obras: Cuentos del río color de león, con textos de Mario Benedetti, Julio Cortázar, Roberto Fontanarrosa, Leo Masliah y Ana María Shua, en la voz de Ana Padovani, quien evocará además a Pepe Arias y Niní Marshall y jugará con los personajes del sainete y las lenguas inventadas; y El mundo de los sueños, gran homenaje del grupo de chicos La Cigarra Argentina a la murga uruguaya Agarrate Catalina.

“Argentina es uno de los países donde más se ha desarrollado la actividad de la narración oral. Al haber tanta competencia se exige que no contemos sólo un cuento, sino que investiguemos y comencemos a trabajar con otros lenguajes y con distintas disciplinas –explica Ledesma a Página/12–. El relato oral de nuestros cuentos, ¿promociona la literatura porque la divulga? ¿Qué divulga exactamente, porque la transposición escénica de un cuento literario lo convierte siempre en otra cosa? ¿Qué conserva y qué transmite el relato oral del texto literario original: su espíritu, el estilo del autor, su temática, sus particularidades lingüísticas? ¿Acaso se promociona y se valoriza la literatura nacional porque la narración oral escénica es capaz de propiciar una vuelta al texto literario original, de estimular la lectura de lo que se acaba de escuchar? ¿Es eso posible y sobre todo deseable? En mi opinión, exigirle a la narración oral escénica semejante rol funcional, subsidiario de la escritura literaria, es descalificarla como expresión estética; es una forma de decretar su minusvalía, su minoridad como modalidad teatral. Estoy convencido del carácter artístico de la narración oral escénica y, por lo tanto, de su autonomía, de una identidad que la distingue tanto de la escritura literaria y del resto de los espectáculos teatrales, como así también de la narración oral entendida como práctica social. Estoy convencido de la validez discursiva de la narración oral, de su específica legalidad y, sobre todo, de su mágica capacidad de producir placer y belleza”.

La programación del festival incluye Julio en Agosto, un paseo por el imaginario de Cortázar, interpretado y dirigido por Liliana Bonel, el sábado a las 19 en Cuentería (Palestina 738); El hombre semilla, a cargo del Grupo Palabra de Mujer con dirección de Ledesma, a las 20 en El Galpón de la Caterva (Calle 3, esquina 12, City Bell); y Con voz de mujer, a las 21, en Cuentería, espectáculo en el que participarán los invitados internacionales: Gazel Zayad (Colombia), Flor Canales (Perú), Jaime Poblete Suárez (Chile) y Virginia Amaro (Venezuela). “A partir de los años 80, cuando surge la narración oral, aparecen también nuevas tendencias escénicas como la performance, el teatro comunitario y el teatro-danza. Estas tendencias escénicas tienen en común que se diferencian del actor del teatro normativo que conocemos porque tienen sus propias expresiones y rompen el concepto de la cuarta pared, el teatro como caja, y aparece el concepto de teatro modular y el público participa de una forma más interactiva. La narración oral es teatro, el narrador oral es un actor, no como el actor del teatro normativo-representativo que conocemos, pero sí es un intérprete”, aclara Ledesma.

Evita vuelve –puesta dirigida por Ledesma– ha recorrido varios escenarios desde que se estrenó el año pasado en la escuela Cuentería. Fueron invitados a Cuba, Córdoba, Chaco, La Plata, y pronto estará en Santa Cruz (la primera semana de septiembre). “Evita está volviendo porque hay una necesidad en el público de juntarse y resistir. Cuando la realidad te supera, es necesario creer en la ficción. Lamentablemente, lo mejor que nos pudo haber pasado con el espectáculo es este contexto histórico. En uno de los textos de la obra, en el que habla una de las damas de la Sociedad de Beneficencia, lo terrible es que parece ser el discurso de hoy. La oposición al peronismo no ha sido muy creativa porque dicen exactamente lo mismo”, advierte Ledesma y recuerda un fragmento de la obra para ilustrar la permanencia de añejos prejuicios. “En un momento las damas de sociedad dicen: ‘el pueblo nos ama a nosotras porque sacamos en cada fecha patria a los niños expósitos del orfanato y los apostamos por la calle Florida con sus vulgares alcancías. ¡Y la gente cómo colabora, hasta el último poligriyo colabora! Cuánto más pobres, más ayudan. Nunca voy a entender a esta gente’”.

¿Cómo se trabaja desde la narración oral en tiempos de arrasamientos de derechos? Ledesma, un chamán moderno que se nutre de arte de las palabras para poder comunicar, no vacila en la respuesta. “Se resiste cambiando el paradigma de nuestras propuestas. Evita vuelve o Un rubio peronista son espectáculos donde la palabra es la protagonista y el discurso también, porque no es inocente la elección del repertorio que hacemos. Vivimos diez años adquiriendo derechos, que ahora se han convertido en lujos. Esos derechos, hoy por hoy, se han perdido. Me parece que hay que resistir no sólo desde la propuesta estética, sino desde la palabra”.

Fuente: Página/12