miércoles, 27 de abril de 2016

Ley del actor

Una reglamentación con algunos desacuerdos

Ayer se reglamentó, finalmente, la Ley del actor, promulgada en octubre del año pasado. Con un decreto publicado en el Boletín Oficial y firmado por el presidente Mauricio Macri, el Jefe de Gabinete, Marcos Peña, y el Ministro de Trabajo, Jorge Triaca, se cumplió así el pedido de darle celeridad y urgencia al proceso, que semanas atrás firmaron en conjunto las Cámaras empresarias y la Asociación Argentina de Actores (AAA). Según figura en el texto publicado, la resolución del Ejecutivo tuvo por objeto “evitar que la aplicación lisa y llana de la Ley contradiga la finalidad tenida en cuenta en su origen y derive finalmente en un impacto negativo, tanto para sus destinatarios como para la actividad artística en general.”

Desde que comenzaron las primeras idas y vueltas entre los organismos que nuclean a los empleadores de las diversas ramas de la actividad actoral y el sindicato de actores, se hizo evidente que ninguna reglamentación podría contentar a ambas partes. Más allá de las acusaciones cruzadas, varios eran los puntos sobre los que ambas partes no lograron ponerse de acuerdo, pese que la AAA asegura que los primeros participaron del debate parlamentario que tuvo la norma, y que en ese momento no presentaron ningún objeción.

Ayer por la mañana, cuando se conoció la noticia de la reglamentación, Página/12 intentó comunicarse con miembros del gremio y también de la Asociación argentina de Empresarios Teatrales (Aadet), que fue con la cámara empresaria con la que más cortocircuitos hubo desde que se sancionó la Ley. De Actores respondieron que estaban manteniendo reuniones de comisión, y también con abogados, y que recién hoy tendrían una opinión pública para compartir. De Aadet se mostraron, en cambio, satisfechos con la reglamentación, destacando que ésta, como no había hecho el texto de la ley, “reconoce las atipicidades de los empleadores, además de la de los actores contratados”. De su postura puede anticiparse, quizás, la del gremio, que hasta la semana pasada denunciaba, mediante un comunicado, el incumplimiento de algunos empleadores de abonar lo que corresponde en concepto de aguinaldos y vacaciones.

Días atrás se esperaba que la demorada reglamentación ratificara por vía legal que la AAA es el responsable sustituto que prevé la ley para recaudar las contribuciones patronales y los aportes, facultad que posee desde siempre. En lo publicado ayer se postula que, desde hoy, la AFIP y la Anses tendrán 90 días para expedirse sobre esa cuestión, aunque, según la Aadet, ambas partes ya manifestaron estar de acuerdo con eso, con lo cual sería de extrañar que la resolución fuera por la negativa.

En cambio, sí pareciera ir en contra de las intenciones de la AAA la resolución en torno al porcentaje de aportes y contribuciones que deberán pagar los empleadores. Según la reglamentación, éste estará sujeto a la base imponible convenida en el convenio colectivo de cada rama de la actividad (teatro, televisión, cine y publicidad), que se define anualmente en paritarias, y no sobre el total del salario que ocasionalmente podrían cobrar algunos actores (muchos cobran por demás de ese mínimo, en base a arreglos personales con los empresarios). De todos modos, desde Aadet señalaron a este diario que se comprometen a realizar un “aporte voluntario” para llegar al total de lo que paguen, y así evitar que se desfinancie la obra social de actores. Sobre este punto, también se espera la opinión y respuesta del gremio.

Si bien varios de los artículos fueron incluidos en la reglamentación, otros quedaron sin reglamentar (según los productores, porque no era necesario hacer aclaraciones sobre ellos), por lo que ayer se hablaba de una “reglamentación parcial”. De todos modos, la ley ya está en vigencia y se presta así para su aplicación absoluta, aunque podrían esperarse

controversias que, en caso de surgir, “deberán ser sustanciadas y resueltas de conformidad con lo establecido en el ordenamiento legal y a través de la vía procedimental y/o procesal correspondiente”, según indica la ley. Resta esperar, entonces, la opinión de Actores.

Fuente: Página/12