miércoles, 14 de enero de 2015

Una atracción fatal


Una atracción fatal: Periodistas en busca del amor

Crítica de la obra que se ve en el Radio City de Mar del Plata.

Raúl Taibo y Marcelo De Bellis se complementan en una comedia en la que juegan a enamorar a Mónica Ayos.

La base es la comedia de Neil Simon The Star-Spangled Girl, de 1966. Pasaron algunos años desde su debut en Estados Unidos y encima los versionadores locales ostentaron patente de corso para titularla Una atracción fatal.

En definitiva, se trata de una obra para tres personajes, Andy (Raúl Taibo) un periodista que emprende junto a su mejor amigo, Norman (Marecelo De Bellis), una publicación llamada Crisis (más casualidad que homenaje a la mítica revista de los 70´). Mientras Andy edita en un modelo antiguo de Mac, Norman escribe sus artículos con una Olivetti Lettera 22. Es decir, hay diferencias importantes entre ellos, pero comparten dos cosas: la necesidad de sacar, pese a la montaña de deudas, su publicación; y la sorpresa, con posterior transformación sentimental, que les provoca la llegada al edificio de una nueva vecina: Sofía (Mónica Ayos). A partir de este acontecimiento sucede la comedia.

Aunque de ´fatal´ no tiene nada, el espectáculo cuenta sobre todo una historia de amor. De amor no correspondido, porfiado, pero amor al fin. En el original Sofía es una chica del sur estadounidense, conservadora, que se prepara para competir en natación, Aquí mantienen esos rasgos, solo que su acento es cordobés. Una caracterización que Ayos logra llevar sin estridencias porque está en su mejor momento físico (muestra poco y es contundente) y actoral.

El conservadurismo del personaje de Ayos choca con el espíritu "progresista" de los periodistas que publican- no olvidarse que la obra se estrenó en los combativos 60´- una revista para cambiar al mundo. Entre el cierre de la revista y el eclipse de Sofía sobre los dos periodistas, hay varias idas y vueltas. Con Raúl Taibo cuyo personaje requiere varias transiciones a lo largo de la obra: va del rechazo a la plenitud de lo inesperado. Y un de Bellis más tieso por exceso de mancuernas que lo requerido por su versión de Norman. Ambos, de todos modos, se complementan.

La puesta dirigida por Manuel González Gil sigue la línea tradicional que requiere este material: definición clara de los personajes, y ritmo adecuado de los diálogos para que ingresen con facilidad los gags de Neil Simon. La base es buena, solo pasó casi medio siglo de su estreno. Y tal vez el humor algo haya cambiado del humor en todo este tiempo.


FICHA

Una atracción fatal

Autor: Neil Simon

Dirección: Manuel González Gil

Intérpretes: Mónica Ayos, Raúl Taibo y Marcelo de Bellis

Teatro: Radio City

Fuente: Clarín

No hay comentarios: