martes, 4 de noviembre de 2014

Vivian el Jaber, Marcos Montes y Celina Font: La nueva autoridad


Tres criaturas enfurecidas

Vivian el Jaber, Marcos Montes y Celina Font protagonizan La nueva autoridad, de Mario Segade, en el San Martín

Ceden su turno a su compañero para que responda. Están pendientes de no pisar la intervención del otro. Uno rompe el hielo y comienza con civilidad a hilar las ideas de un mundo salvaje. Cada uno celebra la opinión ajena. En este elenco la puja de poder brilla por su ausencia. No hay ni atropellos ni gritos, ni mucho menos empujones. Ese clima llegará luego, cuando se inicie el ensayo de La nueva autoridad. Vivian el Jaber, Marcos Montes y Celina Font coinciden por unanimidad en la descripción de esta propuesta: "La reunión de un trío de criaturas enfurecidas". Escrita y dirigida por Mario Segade, esta obra feroz es el último estreno de la temporada del Teatro General San Martín.

Una propietaria, un encargado de edificio y una viuda se disputan el control de un inmueble tras la muerte del administrador. Los tres sienten que están capacitados para esa tarea y que les corresponde tomar las riendas de esta responsabilidad.

En un ejercicio por imaginar dónde podría encontrarse este departamento porteño nuevamente los actores coinciden. "En el barrio de Chacarita", suelta Montes, ocurrencia que las actrices festejan al unísono.

-¿Ésta es una obra sobre el poder?

Marcos Montes: -Se cuenta un hecho anecdótico de tres personajes que no tienen poder, pero que les encantaría tenerlo.

Celina Font: -Es un poder de rapiña, de un edificio que no vale nada. Lo que se ve es la miseria de estos seres peleándose por este poquito.

Vivian el Jaber: - Estos personajes, en una situación cotidiana, por una tontería, por un problema que no existe, se hacen un mundo. Es interesante cómo se redimensiona algo que es una pavada.

-¿Por qué el autor habla de una obra sobre fieras?

Montes: -No se puede contar mucho para no arruinar la sorpresa, pero nuestros personajes lo son. Con ese poder tan minúsculo, tan basura, hay comportamientos enfurecidos. Ellos sienten que sus acciones son muy importantes, que es un rasgo muy ligado al poder, propio de quienes lo ejercen mal.

Segade había estrenado Un poco muerto, como dramaturgo y director, en la Cunill Cabanellas, con Montes, Laura Novoa y Silvina Bosco, hace cinco años. Es el autor de textos como Fulano de tal, soy yo y Él no tiene la culpa, además de ser el responsable de muchas historias que pusieron marcados acentos en la historia de la TV: Verdad-Consecuencia, Vulnerables, Resistiré y El puntero, entre otros éxitos. "Mario no siente que el texto esté cerrado, es muy maleable. Eso es llamativo en un autor que dirige su propio material. Es el primero que se presta a realizar cambios si surge algo interesante en los ensayos", apunta Marcos. Por su parte, Vivian agrega que, como director, Segade "permite hacer". "Se va del realismo y te propone un mundo distinto al nuestro y al que crea en la televisión. Es un poco irreverente con su propio material, no se encapricha con lo que escribió porque toma el texto como si otro lo hubiese escrito, como si fuese un director más. Da indicaciones de modo súper preciso y a la vez muy alocadas", agrega Celina Font.

En esta ley de la selva, en ese universo caótico que es una obra en refacción, entre andamios, tachos y escaleras, sobrevivirá el más fuerte. Las fieras muestran sus colmillos y se vuelven carnívoros. "Somos de una especie que desaparece/ hasta nuestras diferencias se parecen", cantaba Andrés Calamaro en Los Rodríguez. Esta cita habla de estas criaturas a primera vista muy diferentes, pero que tienen muchos puntos en común.

-¿En qué se parecen estos tres seres?

El Jaber: -Hay algo que tiene que ver con la territorialidad, con el espacio físico que los tres buscan controlar, como si fuesen animales.

Font: -Ninguno fue amado. Los tres son muy pobres, miserables, como desvencijados. Son también sordos. Sólo ven su mundo y no escuchan a los demás.

Montes: -El desamor es muy fuerte en los tres. Me voy a volver un poco psicoanalítico, pero la gente que no ha sido amada por el padre o la madre requiere todo el tiempo que el mundo les de aquello que les falta. Y si el mundo no responde como ellos quieren, le echan la culpa de su desgracia.

Consideran que el sello distintivo de este autor-director es el humor, la sangre, la tradición y la perversión. Sin dudas, todo eso tiene esta nueva propuesta del teatro oficial.

LA NUEVA AUTORIDAD

de Mario Segade

En la sala Cunill Cabanellas, del Teatro San Martín,Corrientes 1530.

De miércoles a domingos, a las 20.30.

Fuente: La Nación

No hay comentarios: