martes, 4 de noviembre de 2014

Dennis Smith: Boy Scout


"El teatro siempre es la vida personal de los autores"

El actor, escritor y director estrenó Boy Scout en el Centro Cultural San Martín. Asegura que cierra una trilogía de carácter biográfico.

Pensado como una tercera parte donde las vivencias se vuelven más sociales que nunca, la problemática del bullying llega al teatro como un elemento siempre sensible. Ese es el núcleo dominante en Boy Scout, la tercera y última obra de carácter biográfico de Dennis Smith, que trabaja esencialmente sobre datos ficcionalizados pero al mismo tiempo ejerce una fuerte apuesta desde lo musical.
"Vengo trabajando con una hipótesis: el teatro siempre es la vida personal de los autores", dice Dennis sobre este nuevo trabajo. Continúa: "A partir de eso hice dos obras –una fue Negra y la otra Dos hermanos–, así que Boy Scout vendría a cerrar un trilogía que toma datos de mi vida y los uso para generar una ficción. En Negra se trataba de un chico que iba a despedir las cenizas de su abuela y en Dos hermanos se trata el tema de la distancia impuesta por unos 14 kilómetros. Ahí tomo como punto de referencia que mi hermana vive a esa distancia", aclara el actor, autor, cantante y director mientras regresa al proceso creativo de su nueva propuesta.
"En 2012 yo estaba en el programa La voz argentina y se armó como una especie de escándalo diciendo que yo estaba acomodado, algo que armó Jorge Rial, esas cosas muy de las 3 de la tarde. En ese momento me dio lo mismo porque estaba trabajando un montón, pero meses después decidí retomar el asunto y ver qué onda. Así que me puse a ver en Internet un compilado de los programas, pero lo que más me llamó la atención es el nivel de homofobia y discriminación. Cuando veía esos videos, abajo, en los comentarios de la gente, todo se puso peor y me asustó mucho. De chiquito y por ser gay recibí bastante maltrato, pero cuando pasó todo, la sensación reflotó. Después me pregunté: '¿Qué onda un pibe o piba de La Quiaca que no sea gay, sea gordo, judío, negro, lindo, blanco o cualquiera?' Así surgió la obra, de una situación desafortunada", revela Smith.
Así, y luego de un momento particular que se transformó en pieza teatral, lo que parece emerger en primer plano es la reflexión. "Creo que también se mete en ese contexto la aceptación, la concreción y el rechazo. Se habla sobre el rol del abusado y el abusador, y cómo este sistema, muy fácilmente, puede invertirse", afirma Smith.
Queda claro, entonces, que la obra toca un tema delicado, ¿pero en ese contexto cómo tomó la propuesta el público? "La obra no es en ningún punto solemne, y la gente se ríe. Es incómodo lo que hablamos, pero todo está instalado desde la poca solemnidad y mucha sinceridad. Y un poco de eso se trata la obra, de seguir adelante."

–¿Cómo actúa el título de la obra o cuál sería su interpretación correcta?
–A mí me sirvió mucho utilizar el tema del scoutismo porque, para mí, y en algún punto la Iglesia católica y ciertas instituciones, te venden como una vía de entrada al concepto de normalidad; son como sistemas para estandarizarte. Aunque no tengo nada contra los scouts, me parece que hay un poquito de realismo mágico, algo así como "sumándote a esta institución te vas a convertir en un ciudadano de alto varo, respetable y normal.  «


Todos los miércoles, 20:30 horas, en el Centro Cultural San Martín, Sarmiento 1551. $ 80

Fuente: Tiempo Argentino

No hay comentarios: