jueves, 3 de julio de 2014

Eduardo Gondell, Sergio Feferovich y Melisa Hermida: El principito: una aventura musical, La vuelta al mundo en un violín y Alizia


Los espectáculos infantiles se suben a las carteleras de los teatros

Los musicales "El principito: una aventura musical", "La vuelta al mundo en un violín", que acerca la música clásica a los más pequeños bajo la batuta del maestro Sergio Feferovich, y "Alizia", versión del clásico "Alicia en el país de las maravillas", son algunas de las opciones para las vacaciones de invierno.

EL PRINCIPITO: UNA AVENTURA MUSICAL

Se podrá ver todos los días, desde el sábado 19, a las 17, en el Auditorio de Belgrano (avenida Cabildo y Virrey Loreto, Capital). Responde Eduardo Gondell, director del espectáculo.
¿De qué se trata la obra y cuál cree que es el principal atractivo para los chicos?
El punto de mayor atractivo para un chico es el impacto de ser partícipe de una experiencia multimedia, con grandes cantantes y efectos especiales, en una historia que llega directo al corazón.
}¿Buscan transmitir algún mensaje?
El mensaje es el original de Saint Exupery. En esto la propuesta es fiel al autor. El reencuentro del adulto con el niño perdido, y  que lo esencial en la vida está más allá de lo que vemos.
¿El espectáculo para niños debe buscar algún efecto en el público?
El mismo que toda obra, sea del género que sea: conmover, entretener y hacer volar la imaginación.
¿Existen diferencias estructurales entre lo que se hace para adultos y lo que se le ofrece a los niños?
Hay algunos códigos que se pueden diferenciar, sobre todo, en el manejo de los tiempos escénicos y en los estímulos sensoriales, pero creo que tienen que ver más con la forma que con la esencia.

LA VUELTA AL MUNDO EN UN VIOLÍN

Sube a escena todos los domingos, a las 11.30, en el teatro La Comedia (Rodriguez Peña 1062, Capital). Responde Sergio Feferovich, autor y director de la pieza.
¿De qué se trata la obra?
Es un espectáculo musical didáctico, destinado a toda la familia, en el cual se presenta música de compositores de todos los tiempos en forma amena y con gran participación del público.
¿Cuál cree que es el principal atractivo para los chicos?
Planteamos la idea de un viaje por la música de distintos países, con pautas para cada uno de ellos que incluye la participación del público. El juego permite relacionar la música y los instrumentos con cosas que los chicos ya conocen. Tratamos que el acercamiento sea sencillo. Mozart, Vivaldi, Strauss, son compositores de acceso fácil, ya que en algún lugar los escucharon, algún vals vieron bailar en alguna fiesta.
¿Buscan transmitir algún mensaje?
Consideramos algo obvio: que los chicos son pensantes serios y que tienen juicio de valor. Por eso, preparamos un espectáculo de calidad musical impecable, contratamos músicos profesionales de mucho nivel porque queríamos presentar una cosa bien hecha. Y hay una cohesión, un ensamble, que me parece que los chicos también valoran.
¿El espectáculo para niños debe buscar algún efecto en el público?
Hacerlo disfrutar y crecer a través de una experiencia artística elaborada y de calidad.
¿Existen diferencias estructurales entre lo que se hace para adultos y lo que se le ofrece a los niños?
Sí, de duración, de temática, de actitud en la sala. El aplauso, por ejemplo, es cultural. Los chicos no son grandes aplaudidores, pero demuestran su satisfacción de otras maneras, con comentarios en voz alta, por ejemplo, mal vistos en el ámbito de los adultos.

ALIZIA

Se puede ver los domingos, a las 16, y durante las vacaciones de invierno, de miércoles a sábados, a las 17, en la sala Timbre 4 (México 3554, Capital). Responde Melisa Hermida, directora de la obra.
¿De qué se trata la obra?
Es la historia de una niña que cae en un pozo persiguiendo a un conejo blanco y allí abajo descubre un mundo donde los animales hablan y el orden natural de las cosas se revierte, dando lugar a diferentes situaciones oníricas cargadas de humor.
¿Cuál cree que es el principal atractivo para los chicos?
La vigencia de "Alicia en el país de las maravillas", novela pionera de las vanguardias del siglo XX, radica justamente en el elemento lúdico como respuesta a determinadas situaciones reconocibles por todos, dando paso al absurdo. Lo onírico como productor de sentido refuerza esta mirada inocente y profunda del sentido de la existencia sobre el que se pregunta nuestra protagonista.
¿Busca transmitir algún mensaje?
Que todos podríamos mirar al mundo como lo hace Alizia.
¿El espectáculo para niños debe buscar algún efecto en el público?
Creo que la única diferencia es la temática. Esta obra la escribí pensando en mí como espectadora ideal. Todos somos un poco niños, o el niño que fuimos habita en nosotros. En ese sentido, "Alizia" apela a cómo mirábamos el mundo desprovisto de prejuicios y creíamos que todo era posible cuando erámos niños.
¿Existen diferencias estructurales entre lo que se hace para adultos y lo que se le ofrece a los niños?
Justamente el desafío es comunicarse con un público más pequeño, sin dejar afuera al público adulto. Crear un lenguaje que nos abarque a todos, que nos conmueva y atrape. "Alizia" es un festín de sentidos, intelectuales, sensoriales, que pretende tirar abajo los límites de los prejuicios y nos invita a mirar al mundo con una curiosidad libre y sensible.

Fuente: Télam

No hay comentarios: