sábado, 28 de junio de 2014

Felipe Colombo: La nota mágica


"En el elenco somos como un seleccionado, cada uno sabe dónde tiene que estar"

El actor protagoniza La nota mágica, bajo la dirección de Ricky Pashkus en el Teatro de la Ribera. Se define como un "argenmex" que está viviendo "algo muy grande" actuando para un público infantil y rodando una película.

Felipe Colombo dice estar feliz. Y así se lo escucha. No sólo en el tono, la elección de las palabras, el esfuerzo por encontrar las adecuadas para armar oraciones elocuentes de su felicidad, son parte de la alegría que le despierta el estreno de esta tarde de La nota mágica, obra que surge del Teatro San Martín pero se ofrece en el Teatro de La Ribera de La Boca, y cuya autoría es de Luis Borda con dirección de Ricky Pashkus.
"La escenografía, los músicos en vivo, el vestuario, la iluminación", todo lleva a Colombo a querer "ganar el campeonato", asegura en una metáfora futbolera inducida, que no esquiva, porque el Mundial (y el fútbol) le "encanta". "El otro día –se refiere al miércoles del partido contra Nigeria que jugó la Selección– estaba en ensayo, y pusieron un proyector que daba a una de las paredes, y abajo había un Quinquela Martín, y estaban los músicos y yo que cantaba y mezclaba la letra con el 'uy' de cada ocasión y con los goles".
Ya que el teatro no es fútbol, lo primero es definir qué es ganar el campeonato. "Es mantener la vida que tiene la obra, la que ganó con los ensayos; un gusto y un disfrute. Eso creo es el campeonato, que siempre tenga esa vida mientras dure la temporada. La mística de compañía teatral que se armó a partir del espectáculo, esas ganas de cada uno de ir hasta La Boca desde distintos puntos de la ciudad. Si después de eso seguimos, nos vamos de gira y nos premian en Alemania, será una consecuencia."
Y se sabe que para ganar el campeonato, hay que tener equipo. Y el equipo lo eligió, nombre por nombre, Ricky Pashkus, un DT en el que todos confían plenamente. "La única condición que le pusieron fue que hubiera un conocido, alguien de la televisión, que soy yo –dice Colombo–. Puede ser que por eso tenga más miradas puestas encima. Pero el peso, por otro lado, va a caer en Ricky. Y si bien yo soy el conocido, el elenco es más reconocido que yo. Y entre todos generamos una energía que hace difícil que el peso caiga en uno solo. Y casualmente somos once, once elegidos por Ricky, una especie de seleccionado que nunca te va a dejar de garpe, y en el que cada uno sabe estar donde debe estar."
Colombo habla luego de una pasada general de la obra, así que se puede pensar que está energizado por el ensayo, entusiasmado por el inminente estreno, casi fanatizado con lo que está por hacer. No habría problema si lo estuviese: pocas cosas más lindas que la alegría y las ganas de hacer lo que se desea. Pero el caso parece equilibrado. "La obra tuvo muchas idas y vueltas. Porque las fechas no daban, porque quizás estaba ocupado... la cosa es que se fue armando como en una verdadera compañía, donde todos aportan, se cambia, se crece y va saliendo". Ese espíritu, que parece el núcleo de donde emergen todas las virtudes de la obra, hacen de la obra, según Colombo, "un espectáculo con varias capas de texto, más allá del texto ingenuo y más infantil que le dio origen. Hay referencias sobre el arte y el mundo infantil, el lenguaje y la canción; la obra es como una niña: dulce y compleja." Y se escucha el comentario elogioso del "70% del elenco" que lo acompaña mientras da la nota.
El actor que dio vida a Fidel en Mis amigos de siempre (El Trece), hace unos días terminó de grabar sus últimas participaciones en la tira. Pero eso no quiere decir que sólo se dedicará a La nota mágica. Después del estreno, el actor viaja a Tandil para el rodaje de una película, rodaje que por suerte para él, el próximo fin de semana se instala en Capital; le ahorrará tiempo en su ir y venir. "No me puedo quejar –asegura sin alarde–. Además, esto de trabajar en el Complejo Teatral de Buenos Aires, en el teatro oficial, es fantástico, de un gran aprendizaje. Y es algo que quería hacer hace tiempo. Soy un argenmex (nació en México de padres argentinos) y esto es en verdad muy grande para mí." Y así sale de lo que está diciendo con un chiste, como quien por un momento duda de si está bueno exponerse tanto. "Y más allá de todo –sintetiza– es un paseo genial: el combo La nota mágica, el Teatro de la Ribera y La Boca está buenísimo."  «



funciones y elenco
La nota mágica, de Luis Borda, se presenta de jueves a domingos a las 15 hs., Teatro de la Ribera (Av. Pedro de Mendoza 1821). El elenco está integrado por F. Colombo, F. Otero, R. Valss, M. Fernández, G. Tripel, E. Masturini, F. Ruiz Barlett, P. Velázquez, S. González Gil, J. Gonçalves y J.Pucheta.

Fuente: Tiempo Argentino

No hay comentarios: