sábado, 6 de julio de 2013

Vacaciones en la oscuridad

El minuto a minuto llegó a escena

La obra Vacaciones en la oscuridad se estrenó hace un mes. Tiene en escena a tres actores de inobjetable talento: Julieta Vallina, Diego Velázquez y Victoria Almeida. Los creadores conforman otro terceto de peso: Ana Frenkel, Carlos Casella y Daniel Cúparo. ¿Sala? La Plaza. Por si faltara poco, ha cosechado elogiosas críticas. Sin embargo, glups, hoy termina. Breve, muy breve todo.

La obra no anduvo bien de público. O, mejor dicho, no tuvo un buen arranque de público. Sucede todo el tiempo: es teatro. Sucede también en la televisión. De hecho, Tiempos compulsivos , en donde se lucían Vallina y Velázquez, tampoco tuvo buen rating. Sin embargo, por suerte, se sostuvo. ¿El abrupto final de Vacaciones en la oscuridad significará que el morboso minuto a minuto televisivo llegó al teatro comercial? De ser así, no es el primer caso. Carlos Rottemberg, cuando todavía no existía el minuto a minuto, le bajó el dedo a un espectáculo la misma noche del estreno. La obra tenía un título que, hoy, podría despertar sospechas. Lo explicaba mejor el mismo Rottemberg: "Cuando se estrenó El televidente , a los 40 minutos, en medio del estreno, me vine a la oficina para llamar a Soledad Silveyra y proponerle hacer Made in Lanús cuarenta días después porque El televidente no tenía arreglo". En este caso puntual hubo otros matices: hace unas tres semanas, Victoria Almeida se enteró de que estaba embarazada. Ante una panza que avanza y tomando en cuenta la floja respuesta de público, ambas partes, sala y productores, dijeron basta. Entonces, no hay más excusas: es hoy o fuiste.

Fuente: La Nación

No hay comentarios: