miércoles, 3 de julio de 2013

Carlos Gianni: Objetos maravillosos


Carlos Gianni retoma "Objetos maravillosos" para darles arte a los niños

El músico y compositor, creador de la música de la obra para chicos “Objetos maravillosos”, de Hugo Midón, afirmó que “desde el arte tenemos que mostrarle a los niños un panorama más allá de lo que le ofrecen cotidianamente los medios masivos de comunicación”.

“Si le damos una sola visión de la realidad y no les sacamos las anteojeras y les abrimos la cabeza para que vean un poco el resto, los transformamos en seres con menos defensas y con menos posibilidades de crecer”, expresa Gianni en diálogo con Télam.

En cuanto a “Objetos maravillosos”, el también docente y pianista relata que la pieza propone apreciar el valor y la transformación de las pequeñas cosas cotidianas jugando con la imaginación del espectador.

Con dirección de Gabi Goldberg y la actuación del grupo Vocal 5, esta obra musical propone a través del humor y de juegos imaginarios redescubrir objetos que resultan familiares incentivando el universo lúdico del niño.

Mates, cestos de papel, un plumero y brochas de pintor son algunos de los elementos que forman parte de esta disparatada historia, que sube a escena en el teatro La Comedia (Rodríguez Peña 1062), los sábados y domingos a las 17 y durante las vacaciones de invierno se presentará todos los días a las 15 y a las 17.


¿Qué busca reflejar la obra?
Intenta redescubrir aquellas cosas que tenemos delante de los ojos y a veces no las vemos, porque son tan cercanas y cotidianas que nos pasan desapercibidas. Algo que a veces ocurre también con los afectos y la familia.
Con Hugo (Midón) buscamos revalorizar esas cosas que tenemos cerca para darles un sentido de pertenencia y de identidad. A veces nos pasa con las cosas de nuestro país, pensamos que afuera es mejor y lo bueno lo tenemos acá y no lo vemos.


¿Cómo se piensa la estructura de un musical para chicos?
Son un público muy especial al que hay que cuidar y no ofrecerle cualquier producto que tenga solo un criterio comercial. A veces se les da todo digerido como una papilla en vez de darles algo que los nutra de verdad.
Los chicos son jugadores, investigadores, cambian rápidamente y muchas veces se les ofrece algo monótono con la única intención de que ellos respondan rápidamente. En cambio, el criterio que siempre tuvimos con Hugo fue darles lo que se pareciera a ellos, pero en las cosas más esenciales y que tienen que ver con la posibilidad del juego.
Por otra parte, los chicos son de mucha profundidad y se emocionan como cualquier adulto, comparten tanto las tristezas como las alegrías de los padres. Ellos no viven solamente en un mundo de colores como el de Walt Disney.


¿Qué se tiene en cuenta para componer la música de una obra?
La propuesta es que haya un abanico de ofertas en cuanto a la música. Esta no tiene que ser pura o exclusivamente folclore o rock, sino, transitar por los distintos géneros.
Pero no trabajamos sólo con eso, porque si bien sabemos que es atractivo y llamativo y todos van a bailar, también les ofrecemos otro panorama, como por ejemplo, la incorporación de música clásica renacentista.
En la posibilidad de ofrecer estilos de distintas épocas y características musicales, el chico va a ir conociendo y después tendrá la posibilidad real de elegir.


¿La docencia juega un rol importante en el momento de crear?
Soy docente de teatro musical. Estoy muy ligado a los docentes y al rol que le dan al área artística en la educación formal, que no está en el lugar de importancia que creo debe tener. Por eso trabajamos en la posibilidad de enseñarles a elegir cuales son aquellos parámetros que deben tener en cuenta y de esta manera el chico va a formar su propio gusto musical.


¿Cómo definís el lenguaje de las piezas creadas junto a Midón?
El teatro es una suma de lenguajes, hay un lenguaje conceptual, que es el de la palabra; el musical, que es el carrito donde se lleva la emoción de esa palabra; otro que tiene que ver con el color, la luz y la forma, y hay un lenguaje que es el de la comunicación, que es la sumatoria de todos ellos en función de poder decirle al público que queremos que piense, que reflexione y que puedan inventar e imaginar.


¿Cómo definís la dupla Midón-Gianni?
Fue una dupla de amigos en la creación. Estábamos muy cerca, muy compenetrados y casi, después de tantos años, pensando al mismo tiempo las mismas cosas cuando teníamos que generar y crear un espectáculo. Nos fuimos formando juntos durante casi 40 años en los que yo me nutrí mucho de sus textos y él de mi música.


¿Cómo ves la cartelera de vacaciones de invierno para este año?
Como siempre hay espectáculos de buena calidad, de mediana y hay de los otros. Pero lo que hay que tener presente es que la función de los padres y de los docentes es averiguar, más allá de lo que quieren ver los chicos, qué se está ofreciendo.
Una vez hay que darles el gusto, pero también, hay que darles la posibilidad de acceder a propuestas de calidad.
Está el producto televisivo que arrasa con el público por todos lados. Pero, se terminan las vacaciones y quedamos pocos. Nosotros no decimos vamos a hacer un producto para ganar dinero, sino, vamos a hacer un producto de calidad y ojalá ganemos dinero.

Fuente: Télam

No hay comentarios: