viernes, 31 de mayo de 2013

Un jardín en el desierto

Liviano como el aire

Dos amigas salen de expedición. Son jardineras y como tales buscan propagar el verde por los rincones más inhóspitos del planeta. Saltando sobre un sendero de losas de pasto que conforman una especie de rayuela hacia cielos desconocidos, llegan a las antípodas de todo buen jardín: el desierto. Manos a la obra, se dicen Nina y Gloria. Pero, claro, les falta un elemento: el agua. Así es que dan un nuevo salto en su itinerario, ascendiendo hasta las nubes para procurar una solución.

Lucía Loydi y Victoria Baldomir encararon el desafío de poner en escena Un jardín en el desierto desde un triple rol de autoras, directoras e intérpretes de la obra. Enfundadas en trajes de impronta saintexuperiana, sobre una escenografía que demarca el desierto con sencillez y originalidad, avanzan hacia esa nada aparente que es el pozo de arena que quieren forestar. Y desde allí dan el salto a las nubes apelando al recurso de imágenes animadas de lograda factura.

Independientemente del desenlace de la anécdota, queda flotando sin embargo la sensación de cierta vacuidad. La trama carece de densidad como para hacer florecer una verdadera intensidad teatral. No se trata aquí de reivindicar una complejidad dramática que vaya más allá de los horizontes infantiles. Pero tampoco alcanza con un desarrollo demasiado lineal para generar una situación que demande una catarsis cual lluvia sobre el desierto.

Así las cosas, las intérpretes se lucen más en las escenas visuales que en el manejo del texto. No porque fallen como actrices, ni siquiera porque les falten recursos como puestistas, sino porque lo débil es la estructura narrativa de la obra. El problema excede la puesta en escena en la coqueta sala del Garrick: en el teatro de los chicos son escasos los autores, como suelen hacer notar los directores, que muchas veces terminan escribiendo más por necesidad que por vocación. Un jardín en el desierto es, no obstante, un pasatiempo agradable, de imágenes singulares que quedan grabadas en la retina.

PIEDRA LIBRE

Variaciones danzadas
Sobre una danza de Mozart se desarrollan coreografías cómicas, románticas o absurdas. Estreno, con dirección de Laura Falcoff. En teatro Trilce, Maza 177, los sábados, a las 16. $ 55.

Libros y algo más
Narraciones, música y clowns en el Encuentro Literario Gustavo Roldán, con las principales editoriales de la literatura infantil. En el Espacio EcuNHi, Av. del Libertador 8465, el sábado, de 14.30 a 19. Gratis.

Fuente: La Nación

Sala: Garrick Arte Cultura, Avellaneda 1359 / Funciones: Sábados, a las 17.

No hay comentarios: