martes, 9 de abril de 2013

Cristian Drut: El mal de la montaña



Un nuevo texto de Santiago Loza en manos de Cristian Drut

Estrena El mal de la montaña, una pieza discursiva de "mucha claridad y dificultad", apunta que el director

Hay un vértigo, una enfermedad, un dolor inmenso que aúna e iguala a quienes atraviesan por el duelo de una relación que agoniza. En ese acantilado, con la vista fija en el precipicio, se mueven los personajes de El mal de la montaña , dirigida por Cristian Drut. Santiago Loza escribió esta obra poética sobre aquel momento, una especie de limbo, que cautivó al realizador para llevar a escena.

Con otra metáfora sobre la naturaleza y las alturas, pero ésta mucho más diáfana y placentera, Drut habla de Loza: "Él está en la cresta de la ola". Desde hacía mucho tiempo, ambos querían trabajar juntos y Drut estuvo a punto de dirigir Pudor en animales de invierno . "Los textos de Santiago me remiten a los universos de Bernard-Marie Koltès y Jean-Luc Lagarce", dice el realizador.

A ambos los une cierta timidez, se sincera Drut, quien encontró en este texto un guión que, por momentos, le sabe a poesía. "Como todos sus materiales, tiene mucha claridad y dificultad. No es una obra de situación dramática, sino más bien discursiva, y en cada soliloquio hay mucho brillo", opina Drut, de esta obra, interpretada por Patricio Aramburu, Pablo Cura, Julián Krakov y Natalia Señorales.

Drut se burla un poco del rótulo que lo ubica como "director de obras extranjeras". Es cierto que ha llevado a escena a autores contemporáneos, como Sarah Kane ( Crave ), Martin Crimp ( En el campo ) o Apenas el fin del mundo (Jean-Luc Lagarce), entre otras, pero el año próximo dirigirá a un autor argentino en el Teatro 25 de Mayo. "A veces me gustaría hacer cosas no tan «bajón». Pero por ahora la comedia no me sale", dice, mientras ríe.

A punto de cumplir 40 años, Drut habla de sus primeros contactos con el teatro, en el seno de una familia de clase media judía dedicados al comercio. "En mi casa se apreciaba cierto mundo cultural, pero como espectadores. No había nadie vinculado a la actuación." En la familia que él formó junto a su mujer, Cecilia, escenógrafa, y sus dos hijos pequeños, se respira teatro.

Formado en las aulas de Ricardo Bartís y Augusto Fernandes, ahora ejerce como docente en el IUNA y se acaba de incorporar en la cátedra de Dirección de la EMAD, a cargo de Laura Yussem: "No quiero sonar demagógico, pero cuando era alumno, pensaba que sabía muchísimo, más de lo que sé ahora. Este momento, como docente, es el verdadero momento de aprendizaje".

Incansable, y con una agenda completa para 2013, Drut estrenará el 25 de julio Atentados contra su vida , de Martin Crimp, en el Centro Cultural San Martín, con la agrupación Los Hermanos McKenzie, y con las actuaciones de Analía Couceyro, Carolina Tejeda, Lucrecia Gelardi, Macarena Suárez, Cecilia Czornogas, Pablo Cura e Ignacio Rodríguez de Anca. También fue convocado por el director de cine Gastón Solnicki ( Papirosen ) para realizar en conjunto Stravinsky Boxing Club , un espectáculo para el centenario de La consagración de la primavera , de Igor Stravinsky, que se presentará en el Centro de Experimentación del Teatro Colón.

"Creo que nunca voy a encontrar a una obra de texto que me deslumbre con su primera lectura. Sí, hay una especie de primera intuición. Como ocurre con una relación, tenés que dar un par de besos para coparte. Me voy entusiasmando en el affaire ", resume.

El mal de la montaña
Texto de Santiago Loza y puesta de Cristian Drut
Teatro, Abasto Social Club (Yatay 666)
Funciones, los domingos, a las 18

Fuente: La Nación

No hay comentarios: