viernes, 2 de octubre de 2015

Festival de Teatro Independiente de la Comuna 15


Una geografía hecha de pura diversidad

Durante diez días, la Comuna servirá de gran escenario a un encuentro que dará cuenta de la intensa actividad cultural que puebla sus calles. “Se fue armando una sinergia interesante y la idea es repetir esto el año que viene”, dice la comunera Camila Rodríguez.

En la Comuna 15 –que comprende los barrios de Parque Chas, Villa Ortúzar, Agronomía, Paternal, Chacarita y Villa Crespo– se produce mucho teatro. Abundan los grupos independientes, los profesionales en la disciplina, centros culturales, escuelas de formación, espacios artísticos y elencos. El Primer Festival de Teatro Independiente de la Comuna 15 agrupará la labor escénica de esos barrios. El encuentro, que se realizará desde hoy y hasta el 11, busca acercar el teatro a los vecinos, integrar a los referentes culturales que allí se de-sempeñan y, claro, descentralizar la actividad artística de los polos culturales tradicionales. Durante diez días, trece elencos mostrarán su trabajo y se desarrollarán 16 funciones, todas con entrada gratuita. “El objetivo es visibilizar la potencia cultural que ya existe. No estamos inventando nada, sino poniendo en valor, porque el barrio tiene expresiones diversas e interesantes”, subraya a Página/12 Camila Rodríguez, integrante de la Junta Comunal 15 (Frente para la Victoria).

Si bien la programación arranca hoy, el acto de lanzamiento será mañana a las 16.30 con la música de Ariel Prat quien, como otros artistas oriundos de la Comuna, ha manifestado su apoyo y abrazado la iniciativa. Otros ejemplos son Juan Minujín, que también estará presente en la celebración; Luis Machín, que brindará una charla, y Cristina Banegas, la fundadora de El Excéntrico de la 18ª. También mañana, tras la actuación de Prat y en el marco de la apertura del evento, el público podrá disfrutar de Tres Marías y una rosa, de David Benavente, un emblema del teatro chileno. La dirige Diego Burzomi, que es, a su vez, director artístico del festival. En la época de Pinochet, la crisis económica empuja a cuatro mujeres a buscar una salida colectiva ante el hecho de que sus maridos quedan desocupados. El espectáculo comenzará a las 17.30 en la canchita del barrio Playón de Chacarita (Fraga al 900). Allí también se realizará el recital de Prat.

“La idea surgió de un grupo de teatro, en respuesta a la vitalidad de la propuesta independiente de esta comuna tan grande. El elenco presentó el proyecto y apenas lo vi me pareció hiperinteresante. Iba muy en línea con lo que estábamos buscando. Tenemos salas prestigiosas, como El Excéntrico, y salas nuevas como Gargantúa. Y se fueron sumando cada vez más actores. Se fue armando una sinergia interesante y la idea es repetir esto el año que viene”, dice Rodríguez. Primero será el turno de Viva Italia, de Julia Catalá, Walter Jakob, Marcelo Mariño y Carolina Zaccagnini (hoy a las 21) y dirigida por Jakob, y de Flexible (a las 22), de Luz Santomauro. En Flexible, cinco mujeres dan vida a personajes insólitos: una andaluza que rapea, una señora bien que dialoga con muñecas, una mujer que se cree virgen, una chica del interior y una inquietante lisiada, quienes cuentan sus historias de vida. En tanto, el domingo se podrán ver Todo lo que cae, de Fabián Brill, y El acompañamiento, de Carlos Gorostiza, con dirección de Graciela Figueredo Meneses (a las 18 y a las 20.30, respectivamente). También, Rumipal, de Romina Paula, espectáculo que narra la historia de dos hermanos simbióticos que han estancado sus vidas tras la muerte de su madre y que enfrentan la llegada de una prima. Este tercer personaje busca recomenzar su vida luego de perder su trabajo y separarse de su pareja (domingo a las 20). Dirige Ana Clara Perazzo.

Para la semana próxima están anunciadas La última diva, de Sebastián Vigo, la historia de una malvada actriz de cine que ha perdido la popularidad pero no el glamour (lunes a las 21). La porteñidad se hará carne en Corrientes y Esmeralda, de Ernesto Peloso, con dirección de Héctor Cesana, que plantea una reunión de consorcio en un edificio (miércoles a las 21). El mismo día se repetirá Tres Marías y una rosa. Los más pequeños tendrán su momento con Embañados, de Nora Acrich, sobre tres chicos que quedan encerrados en un baño y que, mediante el juego, la creatividad y la imaginación, afrontan la dificultad y solucionan el problema (viernes 9 a las 18). Catilina, que se presenta también el viernes, aunque una hora más tarde, aborda la historia del destacado político romano, con el fin de que el pasado ilumine el presente. El autor es Burzomi, quien dirige, además, Acreedores, clásico de August Strindberg (sábado 10 a las 17.30, domingo 11 a las 15 y a las 20). El sábado 10 a las 22 también está la posibilidad de ver ¿Cómo vuelvo?, leyenda campestre de una maestra errante, de María Merlino y Diego Lerman. Media hora más tarde comenzará la performance Part Y, que aborda metáforas entre las acciones de un cuerpo animal y el cuerpo social, y en la que aparecen temas como los estereotipos de belleza dominantes y nuevas formas de pensar la sensualidad y el erotismo, “bordeando los límites de lo obsceno, lo desagradable, lo impúdico y lo hermoso”.

Todas las propuestas que se verán surgen del corazón de los seis barrios de la comuna; todos los elencos trabajan en salas locales. “La idea es que algunos elencos monten sus obras en espacios en que no lo hacen habitualmente. Eso propone el intercambio entre salas”, recalca la comunera. Respecto de la programación, opina: “Veo diversidad de géneros, procedencias y estéticas. Hay teatro más clásico, con una mirada más latinoamericana, realismo, también vanguardismo... hay propuestas dirigidas a adultos, a jóvenes y niños. Es significativa la diversidad. Hay una obra de Strindberg y una de Romina Paula; hay clásicos mundiales y autores nacionales, como también obras de experimentación. La programación incluye puestas grandes, como Catilina, con treinta actores en escena. El teatro independiente tiene su público. La idea es visibilizar y ampliarlo a un público que no sea especialmente teatrero”.

A las funciones se añadirán conferencias de personalidades de la cultura, que ocurrirán el lunes, el martes y el jueves, siempre a las 19. El lunes en Asunto Guevara (Guevara 517), Luis Machín hablará sobre teatro independiente. “Nos interesa reflexionar sobre este tema pero no por la independencia en sí misma como valor, sino por la flexibilidad que permite”, aporta Rodríguez. Las siguientes charlas tendrán que ver con las últimas conquistas en el sector de la cultura y con “los temas pendientes”. El festival se desarrollará en distintas sedes. En la página de Facebook del evento (Festival de Teatro Independiente de la Comuna 15) se puede encontrar la programación completa. Los espacios que abrirán sus puertas son Asunto Guevara, Espacio Granate (Alvarez Thomas 1529, Villa Ortúzar), Gargantúa (Jorge Newbery 3563, Chacarita), Club Saber (Llerena 2727, Parque Chas), Facultad de Agronomía (Avenida San Martín 4453 o Avenida de los Constituyentes 3454, Agronomía), Espacio TBK (Trelles 2033 timbre 1, La Paternal), El Excéntrico de la 18ª (Lerma 420, Villa Crespo), Santos 4040 (Santos Dumont 4040, Chacarita).

Este Primer Festival de Teatro Independiente de la Comuna 15 cuenta con el apoyo del Ministerio de Cultura de la Nación y del Frente para la Victoria de la Comuna 15. Además, fue declarado de interés institucional por la Facultad de Agronomía de la Universidad de Buenos Aires y de interés cultural por la Legislatura porteña. “La verdad es que todo el mundo se sorprende. El acceso va a ser prácticamente irrestricto, porque las entradas van a ser gratuitas. Hay mucha gente que de otra manera no llega a las propuestas teatrales. Por eso hay muy buena recepción. Todo el mundo está queriendo sumar. El festival tiene que ver con la búsqueda de que las comunas tengan una identidad, una propuesta social y cultural, que ayude a que los vecinos vivan mejor y que lo que producen sea valorado”, concluye Rodríguez.

Fuente: Página/12