sábado, 29 de agosto de 2015

Omar Pacheco: La cuna vacía


"Una obra debe forzar el límite"

–¿Cómo llegaste a la manera de contar de La cuna vacía?
–Es producto de una estética narrativa que está vinculada a un tipo de formación y un colectivo de trabajo de una profunda preparación antagónica al teatro tradicional. No es una obra aislada sino el resultado de 34 años de investigación concibiendo el hecho teatral como proceso de construcción colectiva y un nuevo sistema de comunicación.
–¿El teatro tradicional tiende a encerrarse en la palabra?
–Depende casi inevitablemente de una palabra descriptiva que no permite sugerir o construir intriga. En cambio, el cuerpo transmite signos de comunicación más hondos y profundos.
–¿Una obra debe lograr que se cuestionen criterios previos?
–No solamente eso, sino forzar el límite del espectador. De lo contrario, el teatro será un mero entretenimiento.
–¿Cómo sigue La cuna vacía?
–Se transformó en un fenómeno por lo cual su permanencia depende de la decisión del público. También, mientras siga habiendo un nieto desaparecido, tendrá un sentido y una justificación..
Viernes a las 22 y sábados a las 21 en Teatro La Otra Orilla, Gral. Urquiza 124.

Fuente: Tiempo Argentino

No hay comentarios: