viernes, 3 de julio de 2015

Mariano Tenconi Blanco: Futuro


"Suelo siempre anotar ideas en varios cuadernos"

Mañana se estrena en el Cultural San Martín Futuro, la nueva obra de la compañía Teatro Futuro, el mismo equipo que antes montó La fiera (2013) y Las lágrimas (2014).

Una obra teatral que se desmarca de sí misma, incorporando un ensayo sobre arte y al rock como género expresivo, dice mucho desde el vamos. Pero lo cierto es que Futuro, la nueva propuesta escrita y dirigida por Mariano Tenconi Blanco, aspira a sacudir el escenario del Cultural San Martín de la mano de cuatro chicas (María Canale, Martina Juncadella, Violeta Castillo, Manuela Vecino) y su banda imaginaria de rock, para reflexionar desde ahí sobre el arte y su función en el siglo XXI.
Entre las presiones clásicas de todo estreno, pero también con las expectativas en rojo por lo que vendrá, el director encuentra los primeros vestigios de esta obra en uno de sus tantos cuadernos, en los que bocetea múltiples obras de teatro con destino poco certero. "Suelo siempre anotar ideas –dice– en varios cuadernos. Cuando surgió esta, lo primero que se me ocurrió giró en torno a una banda de cuatro chicas que tocasen rock. Después, y en la escritura formal, comencé a realizar ciertos procesos de lectura para luego avanzar formalmente sobre lo que sería Futuro. Los libros de Simon Reynolds sobre ciertas particularidades del mundo de la música, su pensamiento y manera de observar al rock me sirvieron tanto como las observaciones de Nicolás Bourriaud, que ciertamente se contraponían. De una forma u otra, lo que sobresale es el arte y cómo hacerlo en este siglo."
Para abordar al futuro, el tiempo nos lleva hacia 1999, como parte de un todo que siempre encuentra movimiento alrededor de las cuatro rockeras protagonistas. "Es mi sexta obra, y visualizo cosas sobre la dualidad del teatro", afirma Tenconi Blanco. "Me gusta pensar que puede, como disciplina, estar vivo para que se pueda colar en otras actividades. Al título de la obra también me gusta explicarlo por el lado del arte, pero por favor que no se tome como algo valorativo, o como que esta obra es el futuro. Está pensado desde lo nuevo, pero no como algo que no existía desde antes."
Pensada como una apuesta de confluencia tripartita, lo que emergerá de Futuro será un espectáculo integral como característica principal. "Pienso que será así. La gente verá una obra de teatro que tiene todo lo otro para ofrecer. Hay texto formal y situaciones del teatro, pero para mí todo está en un solo plano y no nos centramos en un sólo personaje y sus conflictos", dice el director. "Acá las cuatro chicas hablan y comparten cosas ligadas al arte. Desde ahí te enterás de sus vidas, pero también tocan canciones muy difíciles que desde antes de la actuación ya podían verse de esa manera, y en definitiva así lo fueron. Son actuaciones potentes desde lo actoral y lo musical. Es interesante escuchar cómo se mezcla el hip-hop con el post-punk, y el rock con el pop de los años '80. Por eso creo que esto fue más que darle vida a una obra; fue en muchos sentidos tener que armar una banda de rock al mismo tiempo", concluye. <
La obra Futuro se estrena mañana en el Cultural San Martín, Sarmiento 3131, a las 21 horas. Son 15 únicas funciones.


Un director premiado

Son tiempos de reconocimientos para el director de Futuro. En los primeros días del mes pasado, el jurado del 9º Premio Germán Rozenmacher de Nueva Dramaturgia (dependiente del Centro Cultural Ricardo Rojas y el ministerio de cultura porteño), le otorgaron el primer lugar a Mariano Tenconi Blanco por su autoría al frente de Todo tendría sentido si no existiera la muerte, que será traducida al inglés, portugués y francés, al margen de contar con una edición física cuatrilingüe.
"No me tenía mucha fe. Tener reconocimiento como autor es gratificante", concluye.

Fuente: Tiempo Argentino