sábado, 4 de julio de 2015

Beto Casella: Encuentro de genios


"Fantaseo con la idea de retirarme"

Su primera obra de teatro seguirá en cartel este mes, acaba de editar un libro de entrevistas, y de lunes a viernes está al aire en AM, FM y TV. Pero sueña con largar todo.

Este año, mes a mes, Beto Casella fue abarcando nuevos espacios y ganándose más que nunca la descripción de "multimediático". Porque ahora acaba de lanzar un libro de reportajes, el mes pasado estrenó su primera obra de teatro, y sigue en televisión abierta y radio, donde incluso sumó un programa de AM.
De toda esa lista, quizás la mayor sorpresa fue descubrir que había escrito una obra de teatro, Encuentro de genios, donde se propuso reunir sobre un mismo escenario a Woody Allen, Sigmund Freud, John Lennon, Juan Domingo Perón y Albert Einstein. "Es mitad transcripción de ideas fabulosos de tipos geniales -describe- y mitad un tamizado de estos personajes a lo argentino y a la actualidad."
-Algunos críticos lo relacionaron con Buenos muchachos.
-En realidad, mis amigos se juntan a coincidir. Están todos cortados por la misma tijera: Coppola, Basile, Cacho y Bambino. En cambio aquí son cinco cabezas diferentes que difícilmente vuelvan a reunirse. Hay quien me dijo que podría haber incluido una mujer, y probablemente podría haber entrado Sor Juana o Frida Khalo a cuestionarlos un rato. En realidad soy un tipo que siente curiosidad y fascinación por estos tipos que cambiaron las cosas. De chiquito me preguntaba cómo vivieron estos tipos la genialidad. ¿Se dieron cuenta? ¿Cómo interactuaban con su pareja y con los amigos? ¿Tuvieron amigos?
-Los músicos y los actores cuentan que las obras se van asentando con cada interpretación en vivo. ¿Vos ves que está pasando eso?
-Sí. Yo tuve terror en los primeros ensayos. Tenía miedo de que no tuviera nada que ver con lo que había imaginado y las fantasías que me había hecho. Porque en las primeras lecturas no hay tonalidad ni gestualidad. ¡Y lejísimo de lo que me había imaginado físicamente! Después, una vez que ya se conformó en los ensayos, cuando te parece que está bastante bien, está el miedo a que no haya furcios ni huecos. ¡Las primeras funciones las padecés! Pablito Novak y los chicos me dijeron que es a partir de la función 14. No sé por qué dicen ese número. Ahora es otra obra con respecto a las primeras. Vi una función donde dos pifiaron la letra y se olvidaron un párrafo, pero salieron adelante porque tienen oficio. Tampoco es que voy todas las noches, porque jueves y viernes estoy en la tele en ese horario. Pero es verdad: lleva tiempo asentarla.
-¿Cómo anduvo la gira previa "de precalentamiento" antes de llegar al Teatro 25 de Mayo?
-Vino bárbaro. Son funciones más amables, en barrios y municipios donde te reciben con cariño, tipo "llegaron los famosos". Fue interesante ver que en cada municipio había diferentes reacciones a Perón y Freud. En La Matanza, cuando entró Palomino, se vino abajo la sala, como si hubiera entrado Perón. Y cuando Freud hace su alegato y dice "Si me apuran, usted fue lo peor que le pasó a la historia argentina", se escucharon abucheos y la cosa se puso heavy. En cambio en Lomas de Zamora, un predio un poco más radical, fue más tranquilito. Y en Villa Urquiza hay noches en que hay aplausos para Fiore, el antiperonista.
-¿Cuál fue la semilla o punto de partida para esta obra?
-Aquella curiosidad por estos tipos porque soy muy lector de biografías. Alguien me preguntó qué libro escribiría, y dije que no lo haría porque es fatigoso y es mucha energía, pero quizás escribiría una charla entre estos tipos, con pensamientos de ellos pero escrito por mí. Ahí fue que me puse a garabatear algunas cosas en la compu.
-¿Siempre era una obra de teatro o pudo haber sido para tele?
-En un principio, tal vez era un librito breve, de 200 páginas, divertido. Después me pareció que era una buena obra de teatro, y ahí mismo volví a las primeras páginas y lo empecé a escribir con ese criterio, gestual y marcando quién entra primero y quién entra después, cuándo se hablan entre ellos, quién sale y quién vuelve. Lo escribí en un año, y volví también a la gráfica, al teclado.
-¿No escribiste nada entre tu época de periodista gráfico y esto?
-Escribo guioncitos y pavadas para la radio. Tengo también gente que me da una mano, pero escribo pavadas, estructuras de humor, situaciones, a veces una dramatización de humor. Pero la verdad es que no había vuelto a escribir así. El libro de entrevistas son notas de C5N, así que fueron desgrabaciones.
-¿Nunca te tentó escribir un blog o algo así?
-Lo que pasa es que tengo casi 8 horas de aire por día, así que no tengo mucho que comunicar extra-radio y tele. Salvo que escribiera poesías, que no escribo. Tampoco me llevo muy bien con las redes sociales porque hay un mundo ahí que me huele a agresiones e insultos. Como ámbito de comunicación es fabuloso, por más que después se puede discutir cómo se comunica, si es precario, o cómo lee un chico de 18 años comparado con cómo leíamos nosotros. Son formas de comunicación, y no hay que ser tanguero y nostálgico en eso.
-¿Cómo venís de salud?
-Es la primera vez que dejo en serio de fumar. Fumo un par de habanitos por día, y ando con el cigarrillo electrónico, el terror de las tabacaleras. Tengo tres o cuatro stent, pero la última vez me inventaron un infarto, cuando en realidad había ido a hacerme un estudio. Se ve que me vio una enfermera y la noticia circuló por las redes sociales. ¡Fui a hacer Bendita, y el gerente no me quería dejar salir al aire, y al día siguiente estaba en la radio y leía en Clarín que estaba operado del corazón! Hay diarios que se hacen con portales de Internet.
-Nadie chequea dos veces los rumores.
-¡Ni los chequean por primera vez! La búsqueda de la fuente no existe más. A mí la revista Pronto me inventa una noticia falsa cada 15 días, algunas hasta levantadas de Internet porque son hasta perezosos para levantar el teléfono y preguntarte si es cierto.
-¿Qué le aconsejás a alguien a quien le inventan algo?
-Lo mejor es aclararlo. Entre mis colegas es todo un debate y a veces llaman y cuentan que dijeron algo y no saben si salir a contestar o no. Yo contesto siempre, salvo que sea alguien que no valga la pena. Hay gente que no quiere darle prensa al rumor, pero lo que siempre opino es "Pensá en tus hijos".
-¿Cómo es tu rutina diaria?
-Es una rutina feliz. Ahora entro un poquito más tarde a Radio 10, a las 7 porque negocié entrar una horita más tarde para dormir hasta las seis, que no es tan obsceno como despertarse cinco. Después de la una de la tarde me queda todo el día, donde puedo ir al cine, tomar un café con amigos o dormir una siesta de cuatro horas. Y me voy una horita y media a la noche al canal, a divertirme. Pasa que hay gente que me escucha a la mañana y luego me ve a la noche en la tele, entonces piensan que laburo todo el día. ¡Mentira! No laburo todo el día. Aparte, nosotros no laburamos. Laburar es un colectivero o un estibador. Lo nuestro es joda. Nosotros estamos en el 5% de los que viven de lo que les gusta.
-¿Te pesan once años de despertarte temprano?
-Sí. Cuando estaba en gráfica me acostaba a cualquier hora porque te levantás al mediodía. Extraño ver películas hasta las 4, o desvelarme, o salir a un bar y charlar con un amigo. Ahora no puedo; hay que tener más conducta porque no puedo ir a la radio habiendo dormido dos horas. Pero feliz, ¿eh? Fantaseo con la idea de retirarme. Desaparecer como Mastroianni en La doble vida de Matías Pascal. ¡Te das por muerto y luego laburás en una biblioteca con un guardapolvos gris!  <


"Hay un mundo AM y un mundo FM"

De lunes a viernes, Beto Casella está en Radio 10 de 6 a 9 con Levantado de 10, y luego pasa a La Mega, donde está de 9 a 13 con Bien levantado.
-¿Cómo vas viviendo el doblete de hacer AM y FM este año?
-Un poco cansado, pero es una linda experiencia de cambiar el chip en el trayecto de diez cuadras. Hay un mundo AM y un mundo FM de contenidos, de artística, de público y hasta de edad. Yo pedí, cuando fui a la 10, la conformación de la audiencia para ver las tortas de los universos de público, y vi que la mayoría es de 45 para arriba, nada que ver con la FM. Ojo que en la FM también hay gente de 60 y pico, que antes era poco común. ¡Hay abuelos y jubilados escuchando la FM todo el día, sobre todo programas de contenido, que no se basan sólo en música! A nosotros nos escuchan muchos los canillitas y los tacheros, pero también los chiquitos.


Sigue Encuentro de genios

Durante julio y agosto, la obra de Beto Casella, Encuentro de genios sigue de jueves a domingo a las 20 horas en el Teatro 25 de Mayo, Triunvirato 4444. Dirige Roberto Antier y el elenco está formado por Gerardo Baamonde, Alejandro Fiore, Pablo Novak, Juan Palomino y Nicolás Pauls.


Ganas de cambiar cosas en TV

Firme, año a año, Bendita sigue en Canal 9, de lunes a viernes de 20:30 a 22. "Todos los veranos -dice Beto- me propongo cambiar todo, y hasta escribimos una rutina con secciones nuevas, pero al final siempre fracaso con esa idea. (Risas). Algunas cosas salen al aire, pero luego van quedando en el olvido, y con los productores no insistimos. Yo no quiero limitarme a 'Esto es lo que pasó en el día', pero cuando quiero salir de ahí fracaso. Se ve que los chicos que me acompañan tienen la genética de ir para ese lado. A mí me gustaría salir porque a veces me aburro un poco del género, pero es un formato que funciona y que tiene un público fiel que lo que ve es cómo es un noticiero de resumen de la tele que lo hacés a la noche, con humor y editado.
-Vos venís de gráfica, donde las revistas tampoco cambian tanto. Mantienen más o menos la misma estructura durante años.
-Deberían cambiar un poco. En el programa de radio, por ejemplo, que lo produzco íntegramente, en once años han pasado todo tipo de secciones, variantes y columnistas. ¡Lo cambié mil veces! Le voy sumando cosas para no aburrirme de mí mismo. En cambio Bendita es casi lo mismo que cuando empezó. Funciona, y viste que cuando algo funciona es mejor no tocarlo. Pero a mí me gustaría tunearlo. Se ve que la tele es diferente. No es que si sumás algo la gente lo rechaza, pero yo trataría de sorprender más y no ser tan previsible. La tele de aire en general es previsible y no sorprende.
-Programas como el de Susana siempre anuncian cambios y en definitiva es siempre igual.
-Sí. La verdad es que uno de los que más innovó, más allá de todas las críticas que se le hacen, es Tinelli. Yo no veo a Tinelli, pero la verdad es que año a año ha hecho desde cámaras ocultas hasta el show del chiste, el canto y ahora el baile. Es inquieto. Quizás ahí está el secreto de su éxito.


Un libro de entrevistas

Con el sencillo título de Las mejores entrevistas de Beto Casella, acaba de aparecer un libro que compila las desgrabaciones de muchos reportajes realizado en C5N.
Según el periodista, "es un reconocimiento profesional y humano hacia los entrevistados y, en muchos casos, una profunda admiración".
La lista incluye a Juan Alberto Badía, Martín Bossi, Dady Brieva, Facundo Cabral, Moria Casán, Alfredo Casero, Guillermo Coppola, Ricardo Darín, Alejandro Dolina, Ricardo Iorio, Tom Lupo, Víctor Hugo Morales, Joan Manuel Serrat, y el doctor Tangalanga.

Fuente: Tiempo Argentino