sábado, 13 de junio de 2015

Daniel Figueiredo


Daniel Figueiredo: un actor que dejó su marca en la escena porteña

Siempre amable, de sonrisa amplia y autoridad escénica, el actor y director Daniel Figueiredo murió anteayer, a los 76 años. Fue integrante de una de las familias más queridas del ámbito teatral. Su esposa, a quien conoció cuando estudiaba en el Conservatorio Nacional de Arte Dramático, es Elena Petraglia, y sus hijas son también primeras figuras de la escena teatral porteña: María Figueras y Ma- lena Figó.

Daniel se destacó en el circuito independiente y el comercial. A su vez, fue director de la Comedia Municipal de Avellaneda y del Teatro Roma, además de coordinador de actividades teatrales del IFT. Entre las decenas de obras de las que participó se encuentran Dame tus labios, Lisette; Réquiem para un viernes a la noche, La Piaf, Ulf, Patria nueva, La fierecilla domada, Informe sobre ciegos, Un enemigo del pueblo, El acompañamiento, El séptimo sello, La ópera de tres centavosy Memoria del infierno. Como director, tuvo a su cargo más de 30 puestas en escena, entre las que se destacan: Homenaje a Fontanarrosa, Los mirasoles y Trasnochando con Fontanarrosa.

En televisión, trabajó en El amor tiene cara de mujer, Simplemente María, Cuatro hombres para Eva, Costumbres argentinas, Hombres de ley, Los simuladores, Amor gitano, Teatro universale Historias de la primera vez, entre otros ciclos. Como docente se desempeñó en la Universidad de Belgrano, Escuela de Teatro de la Plata y la Escuela de Teatro Luisa Vehil.

Fuente: La Nación