miércoles, 13 de agosto de 2014

Eugenia Tobal


Eugenia Tobal: "Me falta transitar la maternidad"

Sus nuevos desafíos laborales y su deseo de ser madre son algunos de los temas de los que habló la actriz con Personajes.tv

Es de las mujeres que ríen con toda la cara, no sólo con la boca. Se enciende. Se la ve radiante: ultra rubia y dueña de una figura envidiable. Además, se muestra simple, aguda y conversa con mucha franqueza. Eugenia Tobal nos contó todo sobre sus nuevos desafíos laborales, en un futuro donde además se imagina madre.

Le molesta que le hablen de que se la ve renovada desde aquellos momentos difíciles de público conocimiento, lo cierto es que los golpes de la vida le devolvieron una imagen mejorada de sí misma. "Fue hace mucho", se queja. Pero igual sonríe y parece aún más bella."Hoy soy feliz", arremete. "Todo lo que atravesé, todo el recorrido, me hacen quien soy en el presente. No me arrepiento de nada. Por eso no quiero seguir hablando de algo que ya quedó atrás hace tanto", sentencia. El presente de Eugenia es el de una actriz comprometida con lo solidario, que se animó a la conducción en Pura Química, que incursiona en su faceta de productora y que se confiesa entusiasmada por estar más vinculada al cine, el teatro y la música. Aunque soltera, sueña con una familia que corone tanta felicidad. Sin dudas, llegará.

-Te corriste de tu lugar de actriz para darle espacio a la conductora y te fue tan bien, ¿que hoy das paso a la productora?

-Siempre fui inquieta y me gustó hacer. A mí no me llegó nada fácil, siempre estuve generando para que las cosas sucedieran. Cuando aparece el deseo cumplido es porque uno lo fue a buscar. Es así. Hay que buscar el lugar hacia donde uno tiene que ir. Así que esto de la autogestión no es nada nuevo para mí. Rutas solidarias, el programa que hice para Encuentro, fue iniciativa mía y de un amigo que tiene una productora. Se trató de hacer visible todas esas personas que a lo largo del país hacen algo por los demás desinteresadamente. Hoy por hoy, estoy intentando poner esta faceta en construir proyectos que me beneficien a mí como actriz o a generar trabajos artísticos que me interesen. El lanzamiento del disco de Silvana Soto, por ejemplo. En sociedad con una amiga estamos con ganas e ideas de muchas cosas uniendo potenciales. Obras teatrales, algunas como protagonista, otras en producción y colaboración autoral. Es un costado mío más desconocido, que tengo ganas de crecer y explorar. Todo el tiempo estoy pensando. Hay una veta de la producción que me resulta fácil y atractiva y la llevo adelante. Pero no es que voy a montar una productora, para nada... no por ahora. La idea es generar. Siempre fui una remadora.

-Pero además te animaste a colaborar como autora en la obra que estrenaste... ¿habías escrito algo antes?

-Me encantó poder participar, le dio un gusto más sabroso aún. La obra se llama Los amantes del cuarto azul, una pieza simple y poética que estrenamos en el teatro del nuevo circuito de Boedo. La directora me había convocado antes, no había podido, después se dio que pude y siento que llegó en el momento justo. Estaba buscando un proyecto teatral y estoy muy entusiasmada con llevarlo a cabo. Modificar el guión y que me permitan colaborar fue increíble. Una hermosa experiencia que repetiría. Me conecta con estos nuevos lugares de crecimiento en lo laboral.

-Tenés un fuerte vínculo con temas sociales, solidarios, a beneficio de ciertas causas que consideras justas...

-Me interesa señalar cuestiones desde mi lugar de persona más conocida, referente para la gente que me sigue. No dictaminar verdades, pero sí compartir un mensaje de amor, respeto y consciencia desde lo que creo. Intento participar en ese sentido cada vez que puedo, desde un evento aislado, una carrera a beneficio o como imagen de una marca. Por suerte, con el correr de los años, uno va creciendo en lo laboral, en lo personal y te das cuenta de que no estás solo, y que no es bueno seguir mirándose el ombligo. Está bueno hacer pública una postura cuando una la tiene y le puede servir para pensar a otro.

-Se viene un 2015 lleno de cine para vos...

-Por suerte sí. Es algo que me hace muy feliz porque es un espacio en donde me interesa mucho avanzar. Estoy en varios proyectos de los que mucho no puedo decir aún. Uno que me tiene muy emocionada es el film de Martín Jaureguí, Al sur del sur, que aparte tiene el valor agregado de que será una película sustentable. Es decir, se trabajará con energía sustentable, material reciclable y con cuidados especiales con respecto al medio ambiente. Un condimento más que interesante para mí.

-Como tenés pocas cosas entre manos, te compraste una guitarra y estás estudiando música...

-Había estudiado guitarra antes, pero me desanimaron. En esta nueva etapa retomé y estoy chocha. Me compré una y practico cuando puedo. Lo disfruto realmente y decidí hacerlo porque con la música me pasa lo mismo que cuando subo a un escenario o estoy en un set, esa misma sensación de "soy feliz no me importa nada". Entonces, vale la pena atravesar las dificultades de los primeros tropiezos con las notas. No lo hago tan bien como para pensar en un plano profesional, pero nunca descartaría nada de antemano.

-Con respecto a tu vida personal ¿estás soltera?¿cómo transcurren tus fines de semana?

-Como todos saben estoy sola, sí, muy tranquila. Siempre estoy de un lado para el otro, así que cuando vienen los días de descanso, justamente hago eso, paro un poco. Mis mejores planes tienen que ver con mi familia porque tengo seis sobrinos y los disfruto mucho. Además, de ver amigos, charlar sin apuro, comer algo rico y escuchar buena música.

-A nivel laboral ¿qué te falta?

-Trabajar con Ricardo Darín, que en algún momento lo voy a hacer, seguro. Me encanta Campanella, si fuera una película de él, genial, pero si es con Ricardo, me da igual el proyecto.

-A nivel personal ¿qué sentís pendiente?

-No es "pendiente", sino que me falta transitar y me gustaría: la maternidad. Llegará también como todo lo que uno tiene real deseo de que ocurra.

-¿En qué tipo de actriz te querés convertir?

-En quién soy hoy con los años de experiencia. No tengo ídolos ni prototipo de lo que me gustaría ser para moldearme hacia eso si no que lo vivo como un realizarme permanentemente en esta profesión que es hermosa y me hace muy feliz. No me propongo parecerme a nadie más que a mí misma, con arrugas... ¡espero que las menos posibles, claro! Estoy en ese camino, así que voy a seguir así.

-¿Temés la crisis de los 40 cuando te toque en dos años?

-Para nada, la edad me encontrará totalmente tranquila porque soy la mujer que siempre soñé ser..

Fuente: La Nación

No hay comentarios: