martes, 10 de junio de 2014

Lourdes Herrera: Tembleque


“Tener miedo hace que uno sea humano”

Lourdes Herrera dirige “Tembleque”, un espectáculo de clown que toma a los temores como disparadores de escenas delirantes y que puede verse los fines de semana en Espacio Aguirre. “El clown puede reírse del miedo, algo que los adultos suelen ocultar”, afirmó esta joven actriz formada en la escuela de Marcelo Katz, uno de los maestros del género de la nariz roja.

Por Hernán Salcedo

“El clown puede hablar de muchos temas que atraviesan al ser humano. Tener miedo hace que uno sea humano. Todos tenemos miedo. La idea es que las cosas que a nosotros nos ponen incómodos, que tratamos de ocultar todo el tiempo, que nos dan vergüenza, los complejos, todo eso salga a la luz con el clown”, explica Herrera en una entrevista con Blog Teatro.

Eso es lo que se ve en este espectáculo desde la primera escena hasta la última. Dieciséis clowns ponen sobre la mesa los temores en todas sus formas, desde el más simple hasta el más profundo. Así, una madre no quiere ver crecer a su hijo, un joven desgarbado sufre su soledad y la de todos, otro no quiere hacerle frente al padre de su pretendida, una pareja de amigas prefiere no crecer. Una seguidilla de números breves, algunos acompañados de música en vivo, llevan a la platea por disparatadas situaciones que cualquier espectador pudo haber enfrentado alguna vez.

“En general, cuando sentimos miedo tratamos de disimularlo, sobre todo los adultos. No es algo muchas veces permitido. Desde el lenguaje del clown nos podemos reír de eso”, explicó la directora.

Todos los actores del espectáculos son alumnos con experiencia de la escuela de Katz. Esta vez la elegida para timonear el barco fue Herrera, quien ya se había lucido en espectáculos anteriores como Anhelos, y que además forma parte del staff de profesores de esta fábrica de payasos ubicada en el barrio de Villa Crespo. Para armar los espectáculos de la escuela eligen un tema. Ya fue el turno del aire, el agua, los deseos y el cine. “Por cosas personales vividas el año pasado, en esta oportunidad yo propuse el miedo. Me parecía muy interesante para trabajar desde el clown”, contó la directora.

“Para el armado del espectáculo, los actores proponen ideas. En un momento del trabajose metieron de verdad con los miedos de ellos, profundizaron en eso. Fue un ensayo muy movilizante -agregó-. La idea era que ellos pudieran sentir el miedo a algo y trasladar esa sensación a cualquier otro miedo. Que si un clown tiene miedo a las alturas después traslade esa sensación a un miedo a cruzar la vereda”.

¿Cómo es tu relación con el miedo?

Como actriz, el año pasado estuve trabajando qué haría yo si no tuviera miedo, a qué me animaría más. Me hizo ver que estaba buenísimo. Soy bastante miedosa con cosas como la oscuridad, el miedo a amar. Lo que me pasa ahora es que soy mucho más consciente del miedo como un factor superador y no como una traba. El miedo es necesario para crecer a veces. Si uno lo ve como una traba es un bajón.

¿Que recibís del público que ve “Tembleque”?

La gente en general sale muy movilizada.

¿Por qué?

Creo que porque siempre se sienten bastante identificados con algún momento de la obra, con alguna sensación de los payasos.

La obra le puede funcionar a la platea como espejo

Sí. Y además provoca cosas en todas las edades. Una señora nos dijo “uy, me quedé pensando en eso”. Una adolescente dijo “me voy pensando un montón”.

Por el horario de las funciones parece ser una obra destinada a los adultos, pero en la platea se ve gente de todas las edades ¿Cómo reaccionan los niños?

Disfrutan mucho con los payasos. Hay algunos clowns muy físicos y eso les gusta mucho.

¿Qué es para vos lo más atractivo del espectáculo?

Mas allá de la sensación de que siempre ver a un payaso que trabaja bien está buenísmo, es entretenido y divertido, lo atractivo es esa idea de no tenerle miedo al miedo. Todo atraviesa el miedo: no mostrar los kilos de más, miedo al qué dirán, a cómo me ven los demás, a poder vivir en plenitud. El miedo forma parte de la vida y hay que seguir avanzando.



Las funciones de "Tembleque" son los viernes, a las 23, y los sábados, a las 20, en Espacio Aguirre, Aguirre 1270, CABA. Entrada: $80. Reservas al 4854-1905.

Ficha técnica
Elenco: Agustín Saiegh: Bernardo / Annabel Gallardo: Perfecta / Augusto Ghirardelli: Cogote / Carolina Gonzáles San Martín: Esbelta / Damián Luna: Cisneros / Fred Presmita Pizarro: Lancelot / Gastón Jeger: Palanganelli / Gisela Ranieri: Trucha / Jimena Vilacoba: Doris / Juan Pablo Rodríguez: Bob Oslo / Mariano Russo: Convicción / Matías Katz: Vegetal / Mauro González: Amador / Soledad Pomato: Óptima / Tatiana Herasimiuk: Membrete / Valeria Radivo: Rosalía
Músicos: Guitarras: Mauro González y Mariano Russo / Piano: Agustín Saiegh / Violín: Damián Luna / Corneta: Tatiana Herasimiuk / Didgeridoo: Augusto Ghirardelli
Escenografía, utilería y colaboración en vestuario: Dalila Carro
Colaborador creativo: Marcelo Katz
Diseño de luces: Verónica Lanza
Operadora de luces: Verónica Lanza / Jessica Tortul
Fotografía: Fred Presmita y Antonella Fusaro
Diseño gráfico: Ana Katz
Asistentes de dirección y producción: Antonella Fusaro y Juan Osuna
Producción ejecutiva: Daniel Herrera
Composición musical: Agustín Saiegh, Damián Luna, Mariano Russo y Mauro González
Arreglos y dirección musical: Agustín Saiegh y Damián Luna
Dirección: Lourdes Herrera

No hay comentarios: