viernes, 9 de mayo de 2014

Fiesta Nacional del Teatro


Entre historias y performances

Sobresalieron los elencos de Tucumán, Mendoza y Jujuy, en salas y al aire libre.

Una performance sobre la muerte de Lavalle, en la cima de un monte jujeño. Una historia que desencuadra y se vale de un espacio laberíntico para hablar de las relaciones familiares. La marginalidad y la violencia de los pobres que se vuelven delincuentes porque no conocen otra forma de vivir. Estos son algunos de los contenidos que se desarrollaron en la 29ª edición de la Fiesta Nacional del Teatro, que sigue hasta el domingo y que reúne a 300 artistas de todo el país.
Con elencos de todas las provincias argentinas e invitados internacionales de Chile, Bolivia y Uruguay, algunos de los espectáculos que se vienen destacando en esta edición del encuentro teatral que se realiza en la ciudad de Jujuy y alrededores fueron las obras Todo cerca, del grupo tucumano Recovecos, y Pajarito, de la compañía mendocina El Enko.
Todo cerca es una pieza escrita por Fernando Rubio, que plantea una metáfora sobre las relaciones familiares, la muerte o la ausencia, con personajes que están suspendidos en el tiempo y en el espacio. Con la dirección de Patricia García y la actuación de Daniela Canseco, Alejandra Páez Salas y Damián Carabajal, la obra hizo varias funciones a sala llena y fue muy aplaudida por el público.
Desde Mendoza, se presentó Pajarito, una puesta muy arriesgada y que implica una enorme exposición por parte de los actores. El texto escrito por Oscar Navarro obtuvo el primer premio del XIIº Certamen Nacional de Dramaturgia en 2011. Ahora, con la dirección de Juan Comotti se retoma este texto que hace un planteo contundente sobre la innegable vinculación entre pobreza y delincuencia, y cómo en un contexto hostil surge un amor brutal, a veces elegido y muchas otras impuesto, como una forma de escapar al vacío. Los actores Emanuel Tamales, Marcelo Díaz, Marcelo Perafan, Juan Pablo Lemos y María Laura Masuti hacen una entrega compleja y brutal de sus cuerpos para referir a eso mismo e interpretar en escena dos cuestiones a las que el teatro le ha escapado históricamente: la muerte y el sexo en vivo sobre el escenario.
Pero en la naturaleza también se puede representar. En el Museo Posta de Hornillos, en plena Quebrada de Humahuaca, un elenco jujeño realizó una performance al aire libre sobre el destino del cadáver de Lavalle y la entrega de los restos del cuerpo a su mujer. El despojo del lugar entre montañas y pastizales y la cercanía con el sitio donde realmente sucedieron los hechos históricos, hacía verosímil la posibilidad de pensar que podía aparecer un tigre, cuando los actores lo decían, mientras corrían entre el público. La gente muchas veces corría y empujaba a los propios actores para poder ver la continuidad de la acción que circulaba por distintos espacios del lugar.
Para el final, las copleras jujeñas fusionaron canto y poesía para recordar que en las tradiciones populares argentinas está todo aquello que nos constituye, sin que muchas veces nos demos cuenta.

Fuente: Tiempo Argentino

No hay comentarios: