miércoles, 2 de abril de 2014

Andrea Bonelli


“El cine fue la razón por la que quise ser actriz"

–¿Cuál fue el libro que marcó tu vida? ¿Leíste alguno más de una vez?

–Fueron muchos y en diferentes momentos pero de adolescente fue muy importante Gabriel García Márquez y varios de sus libros, entre ellos, Cien años de soledad. Después he vuelto a leer alguno de sus libros.
–¿Qué películas marcaron tu adolescencia? ¿Por qué?
–The wall, porque era muy impactante. Totalmente nuevo y revolucionario, estábamos en dictadura todavía y la vi en la casa de un amigo que la había traído. La Caída de los Dioses y otras varias de Visconti que mi padre me llevaba a ver como retrospectivas en el cine Cosmos 70.
–¿Qué discos marcaron tu adolescencia? ¿Por qué?
–Escalera al cielo, de Led Zeppelin lo conocí en esa época. Génesis y Then there were three, La canción "Follow you follow me" era mi favorita aunque fue un álbum criticado por los fanáticos de Genesis. Y Charly García desde mi adolescencia. Tuve el privilegio de actuar en su último  video clip, el tema "Deberías saber porqué".
–¿Qué película miraste más cantidad de veces? ¿A qué directores siempre volvés?
–Las buenas comedias americanas, policiales negros, algunas películas del cine francés, Visconti, Jarmush, Woody Allen, Almodóvar, y muchos más. Me gusta mucho el cine, fue la razón por la cual quise ser actriz.
–¿Recordás algún recital con especial cariño? ¿Por qué?
–He visto excelentes recitales. Desde La máquina de hacer pájaros en Luna Park, en mi adolescencia.  Fito Páez, Eric Clapton, Madonna, Rolling Stones, Prince, Silvio Rodríguez, Queen y muchísimos más. Todos artistas muy diferentes e increíbles. El último de Bob Dylan, musicalmente, fue magistral.
–¿Te interesan las artes plásticas?
–Me gusta mucho el arte plástico. Hay cuadros que me conmueven como "El Monje frente al mar" de Caspar Friedrich. Me gustan mucho Hopper y Picasso, en muchas de sus etapas.
–¿Qué te parece que es ser un revolucionario? ¿Podrías dar algún ejemplo?
–Alguien que rompe con lo establecido, que cree en algo y lucha por eso aunque vaya en contra de las reglas sociales y culturales, alguien que crea algo nuevo, que se anima a llegar hasta las últimas consecuencias, alguien que cree en sí mismo. Gandhi es mi ejemplo
–¿Qué cosas te apasionan y que pasiones ajenas te son indiferentes?
–Actuar me apasiona. El fútbol y los deportes en general me son indiferentes, aunque entiendo y respeto la pasión que provocan.
–¿Qué te enorgullece de tu actividad?
–Ver a los colegas mayores, a veces ancianos, que siguen viviendo la profesión con la misma intensidad y pasión que un actor joven. Los actores de raza, que a pesar de las dificultades que se plantean, porque es muy difícil ser actor, nunca bajan los brazos, porque hay un alma, un espíritu, un motor que no para y no tiene que ver con el éxito o el fracaso, es algo que va más allá.
 –¿Cuál es la barrera entre la vida pública y la privada?
 –Sin duda hay una barrera que separa lo que se ve, las situaciones donde estamos expuestos, las miradas de los demás sobre nosotros y la dificultad de ser anónimos y ese lugar o momento donde uno se relaciona consigo mismo y con sus seres más íntimos.
 –¿Cuánto lugar le deja una sociedad de consumo al arte?
 –Hoy el arte juega un papel muy fuerte dentro de la sociedad de consumo, hay un arte que se vende y la gente compra. Todo está inmerso dentro de las reglas del mercado, hay arte que cuesta mucho. La situación del artista es otra historia, el artista crea porque no puede dejar de hacerlo, aunque no tenga para comer, algunas veces ese arte por alguna razón entra dentro de un circuito que lo transforma en vendible, otras no. Hay una frase que dice: "No importa quién eres sino cómo te vendes." En esto también entra en juego el arte. Hay arte que se vende y es muy bueno y hay otro que no lo es pero se lo vende como si lo fuera. Es relativo y bastante subjetivo.
–¿El éxito da más libertad artística o todo lo contrario?
–El éxito en una sociedad exitista como ésta ocupa un lugar muy importante  Es necesario para poder acceder a lo que queremos, nos da el crédito necesario para seguir produciendo, pero sin duda condiciona, porque genera presiones y miedos. Miedo a perderlo, o fracasar. Hay que soltar todo rápidamente, tanto el éxito como el fracaso. Necesito absoluta libertad para poder crear un personaje, siempre busco eso.
 –A lo largo de tu carrera, ¿Qué personas te dejaron una especie de legado o enseñanza que aún hoy seguís aplicando?
–Mi primer maestro fue Carlos Gandolfo. Fueron muchos años con él, siempre para mi será un referente ético y artístico. Lo llevo en mí, no lo puedo evitar. Roberto Villanueva, Urdapilleta y muchos más. Y mi familia, mis afectos y la vida.
–¿Te interesa la política? ¿Desde cuándo?
–Siempre me intereso la política. La política nos involucra a todos, aún a los que dicen que no les interesa.

Andrea Bonelli actúa en la versión de José María Muscari de La casa de Bernarda Alba de Federico García Lorca. La obra se presenta miércoles y jueves a las 20.30. Viernes 21 hs. Sábados 20 y 22 hs. Domingos 20 hs. En el teatro Regina: Av. Santa Fe 1235.

Fuente: Tiempo Argentino

No hay comentarios: