miércoles, 8 de enero de 2014

La laguna dorada


Duelo de geniales intérpretes

En 1982, Henry Fonda y Katharine Hepburn recibían el Oscar al mejor actor y actriz, respectivamente, por su labor en On Golden Pond (La laguna dorada), guión de Ernest Thompson, quien también recibía la estatuilla al mejor texto de la temporada. En la Argentina, se estrenaría luego la versión teatral de esta historia con Pepe Cibrián y Ana María Campoy.

Allí, un matrimonio, él de 80 y ella de 69, se instalan en su casa de la laguna para pasar el verano. Él, gruñón; ella, alegre; él, caprichoso, ella, maternal; él, belicoso; ella, conciliadora. Román y Bel reciben la visita de su hija Eva junto con su pareja y el hijo de ese hombre, un adolescente en plena etapa de ebullición hormonal. El encuentro será tenso, pues hay muchas cuentas que saldar entre esta mujer cuarentona y su padre.

Desde su primera escena, Charo López (Bel) irrumpe en el escenario con una vitalidad atroz. Es el equilibrio, la armonía y el oxígeno de su casa, de su matrimonio y de su familia. Actriz de fuste, se convierte en Bel, femenina, astuta y graciosa. Pepe Soriano es un actor sublime, impecable. Si bien interpreta a un anciano, un adolescente habita en él y utiliza cada centímetro de su cuerpo para su composición. Hay que prestar especial atención a su mirada, a la expresión en sus ojos y a las innumerables miradas y gestos que realiza y pone al servicio de su criatura. Manuel González Gil dirige a este dúo de magníficos intérpretes, siempre con su pulso y su mirada sensible y tan humana. Emilia Mazer, Joselo Bella y Fabián Talin están correctos en sus papeles, pero hay que destacar el trabajo de Rodrigo Noya, que protagoniza junto con Soriano escenas deliciosas.

En esta comedia dramática. Jorge Ferrari recrea el interior de esta casa que, como sus habitantes, es tan sólida como cálida, pero con problemas y deterioros por el paso del tiempo.

Fuente: La Nación

Funciones: De martes a domingos, a las 21.30 / Sala: Neptuno (Santa Fe 1751, Mar del Plata)

No hay comentarios: