jueves, 16 de enero de 2014

Alejandro Awada: El Placard


"Esta obra es ideal para Mar del Plata"

Alejandro Awada integra el elenco de esta comedia que fue éxito en Capital y se luce en la nueva película de Burman.

Alejandro Awada disfruta de un presente pleno que incluye su segunda temporada teatral en Mar del Plata donde ratifica el impacto de El Placard y con una destacada labor en el film El misterio de la felicidad, de Daniel Burman, que hoy llega a salas locales.
"Estos dos trabajos son una muestra del muy buen 2013 que he tenido y estoy aprendiendo y sigo aprendiendo que si estoy bien todo sale bien", confesó Awada durante una entrevista con la agencia de noticias Télam.
Recién llegado a los camarines del Roxy, donde la pieza dirigida por Lía Jelín sube a escena de miércoles a domingos, el actor aceptó que "la película (de Francis Veber) está muy bien escrita y me encantó, pero tengo bien claro que hay enormes distancias entre los lenguajes cinematográficos y teatrales".
Desde el presente de la propuesta que encabeza junto a Diego Peretti y Osvaldo Santoro, Awada confió: "Estoy viviendo con felicidad y con alegría lo fabuloso de hacer una comedia inteligente que permite disfrutar mucho y por eso pienso que esta obra es ideal para Mar del Plata".
Pese a que Awada solamente tuvo una experiencia teatral de verano en esta ciudad balnearia, cuando llegó aquí como parte del elenco de Justo en lo mejor de mi vida, "hace ocho años", según recordó, sostuvo inmediatamente que no tiene "prejuicios con venir a Mar del Plata".
"Lo que me interesa y me parece fundamental –especificó– es venir con obras que a mí me representan para darle al gran público que está de vacaciones en estas playas, ese tipo de teatro que, aunque esté basado en una película francesa, es absolutamente argentino".
Mientras encendía un cigarrillo negro, Awada apuntó: "Tengo los garbanzos puestos en El placard y eso me alivia mucho, ya que si bien estoy con la mirada puesta en elegir lo que más me interesa para mi carrera, el hecho de tener la parte teatral cubierta me da una enorme tranquilidad."
Con el teatro a resguardo gracias a esta lograda obra que también animan Valeria Lorca, Hernán Muñoa, Agustina Cerviño, Matías Strafe, Marcia Becher y Pablo Finamore, quien lució en piezas como El último yankee, Argentinien y Los Poetas de Mascaró, el actor comentó que "el cine es un territorio que me gusta mucho" y celebró su participación en El misterio de la felicidad, el nuevo film de Daniel Burman que se estrenará el hoy en cines argentinos.
Acerca de su rol como el detective privado Oudukian en la película que encabezan Guillermo Francella e Inés Estévez, contó que su personaje "aparece en los inicios de la historia".
Es que el personaje que le asignó el director de La suerte en tus manos, Dos hermanos y El nido vacío, por citar sólo algunos títulos, en principio debe ayudar a Santiago (Francella) y a Laura (Estévez) a resolver el enigma de la desaparición de Eugenio (Fabián Arenillas), socio y amigo de él y esposo de ella.
Santiago y Laura inician la búsqueda pero ambos se irán dando cuenta de que ya no quieren encontrarlo, "y yo hago de un investigador de lo humano y sobre lo humano que conecta muy bien con los protagonistas porque para él la felicidad del momento es algo esencial", puntualizó analizando su juego en la trama.
El desarrollo cinematográfico del intérprete, de 52 años, tiene en carpeta al menos tres títulos más para este año: El otro hombre, de Sabrina Farji; Kluge, de Luis Barone; y El borde del tiempo, de Jorge Rocca.
En cuanto a la televisión, el actor, comentó: "Me gusta pero quiero que sea una televisión con contenidos y para que eso sea posible, y esto no lo digo en general en nombre del actor, sino que hablo de mí, quiero que se sepa –subrayó– que se cuenta con mi pequeño aporte para que la Ley de Medios se materialice."
En idéntico sentido, sostuvo que "se movieron intereses muy serios y aún no podemos ver lo extraordinario que es para nosotros haber podido acompañar una iniciativa como es la Ley de Medios".
"Porque una cosa –ejemplificó apasionadamente– es lo que el medio dominante opine y lo que cada uno opine y otra cosa muy distinta y mucho más grande es el Estado Nacional. Es que, en definitiva, la realidad está conformada por muchas otras cosas".  «
Télam


saber dónde estar parado
Metido sin tapujos ni medias tintas en la disputa política e ideológica tras diez años de kirchnerismo, el cuñado de Mauricio Macri consignó: "la intolerancia me llevó a perder afectos y amistades pero no reniego de eso, porque siento que fue necesario radicalizarse para saber dónde estaba parado cada uno."
Tan analítico como un instante atrás pero más contemporizador, anunció que "luego de haber atravesado esa tormenta que a nivel social debimos cruzar, ahora pueden contar conmigo para colaborar en un intercambio más cierto".
"Siento que ahora –abundó– hay que tomarse el trabajo de escuchar con respeto las otras posiciones y poder hacer una devolución también con respeto".
Por último, Awada fundamentó esta toma de posición: "la diversidad, la multiplicidad de opiniones y pensamientos, es a lo que aspiro".

Fuente: Tiempo Argentino

No hay comentarios: