jueves, 31 de octubre de 2013

+ Voces + Historias


Vivir la vida con imaginación

La iniciativa de Narrativa Radial, un centro de formación y creación del relato radiofónico, busca que la ficción vuelva a tener un espacio en el éter. Ya se dieron a conocer algunos de los radioteatros que circularán por emisoras y programas.

Porque la radio es un medio exquisito para contar historias. Porque cuando el sentido del oído es convocado se estimula la imaginación. Porque en un mundo en el que gobierna la imagen hay que recuperar otros rituales. Porque la radio es una fiel compañera que persigue al oyente en todo momento y lugar. Sobran argumentos que justifiquen la campaña “+ Voces + Historias”. Se trata de una iniciativa de Narrativa Radial, un centro de formación y creación del relato radiofónico, con el objeto de que la ficción vuelva a tener un espacio en el éter. El proyecto cuenta con el apoyo de figuras del mundo radial y del teatro, de diferentes generaciones, como Víctor Hugo Morales, Lalo Mir, Alejandro Apo, Julieta Díaz, María Onetto, Matías Martin, Celina Font y Pepe Novoa, entre muchos otros.

La lista de figuras que tienen muchas ganas de que la ficción vuelva a la radio es extensísima. Un motivo no menos importante que impulsa esta propuesta es que, si la radio vuelve a contar historias, se multiplicarían las fuentes de trabajo, como expusieron varios oradores en un acto en el auditorio de Argentores. La iniciativa de Narrativa Radial no se queda en un anhelo. Es una campaña y, como tal, consiste en actos para llegar al fin. La asociación civil presentó diez radioteatros breves de no más de cuatro minutos, con la participación de importantes guionistas, locutores y actores, que se espera que circulen por la mayor cantidad de programas y emisoras posible con la consigna “por la vuelta de la ficción a la radio”.

“Mi primer trabajo pago fue hace setenta años en Radio Belgrano”, rompió el hielo Pepe Novoa, quien tenía que irse rápido a una asamblea de la Asociación Argentina de Actores. “Necesitaban la voz de un niño que dijera unas palabras en el radioteatro de Rosa Rosen y Jorge Lanza. Yo quería que me dieran un libreto, estaba emocionado. Pero quedé un poco frustrado: ¡me dieron una sola frase!”, dijo, y la platea, integrada sobre todo por viejos amantes de la radio, respondió con risas. “En mi niñez, escuchar la radio era parte de mis juegos. Me encantaba escuchar radioteatros, imaginar a los actores. La forma de vivir la vida con imaginación es escuchar radio: nos permite imaginar escenografías, vestuarios y aposentos”, concluyó el actor. Como el suyo, los otros discursos que se escucharon en Argentores reflejaron historias personales. Fueron relatos biográficos que resaltaron el amor incondicional por la radio. Locutores, guionistas y actores hablaron de sus primeros trabajos, de reuniones familiares alrededor del aparato, y de lo que les produjo y produce hacer radio. Sentían que tenían que “recoger el guante” de Narrativa Radial, como lo expresó la guionista María Mercedes di Benedetto.

La conducción del acto estuvo a cargo de dos jóvenes integrantes de Narrativa Radial, Marcelo Cotton (guionista, escritor, periodista, productor de radio y docente) y Malena Serur (actriz, productora radial y docente). En el escenario había dos viejas radios de madera, y debajo una tercera con altoparlante dorado. “Es un medio democrático –sostuvo Cotton–. Necesitamos pluralidad. La ficción es otra forma de mirar la realidad.” Desde un audio con forma de spot radiofónico, Apo contextualizó esta iniciativa, al ponerle como marco la Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual. Otros que respaldaron la propuesta con audios y videos fueron Díaz, Arturo Bonín, Carlos Ulanovsky y Onetto. Hubo un momento en el que un video de la Fundación Sagai –Sociedad Argentina de Gestión de Actores e Intérpretes– empezó a verse borroso. Pasó dos veces, así que finalmente no se pudo ver completo. Entonces, Cotton y Serur bromearon: “¿Ven? ¡Por este tipo de problemas tenemos que reivindicar a la radio!”.

Durante la jornada se escucharon algunos de los radioteatros que circularán por emisoras y programas. Son piezas de ficción que, aunque de diferentes estilos (hay comedias y dramas, algunos están destinados al viejo público de la radio y otros a los más jóvenes), tienen un punto en común: en todos los casos, la radio es una protagonista más. Por ejemplo, en La radio me habla, de Cotton, con la participación de Víctor Hugo Morales, Lalo Mir, Nora Perlé y Marcela Ojeda, una mujer está convencida de que los locutores le hablan a ella. Mir le pide que se levante de la cama porque hace un lindo día, Morales le solicita opiniones políticas y Perlé le brinda consejos amorosos. “Amo la radio”, dijo la locutora, en un discurso cargado de emoción, en el que recordó sus primeros pasos con Alberto Migré.

Los otros radioteatros son los siguientes: La aplanadora está completa, con guión de Alejandro Sanz y voces de Osvaldo Santoro, Arturo Bonín, Susana Cart, Apo y Eduardo Caimi; Súper Poncho, de Nicolás Fontana, con Julieta Díaz, Daniel Hendler, Matías Martin y Bobby Flores; Embotellamiento, de Cotton, con Norma Pons, Mercedes Funes, Violeta Urtizberea, Marcelo Arteaga, Valeria Delgado, Mario Portugal, Verónica Castañares y Valeria Weise; La radio no falla, de Mariano Pagnucco, con Pepe Monje, Gabriel Rovito, Eduardo Caimi y Gustavo Kuffner; Una vida todas las vidas, de Liliana Escliar, con Divina Gloria, Tony Lestingi, Pepe Novoa y Lidia Argibay; Los juegos de la mente, de Di Benedetto, con Celina Font y María Onetto; Reconciliación imposible, de Víctor Agú, con Nora Cárpena, Mabel Landó, Hugo Cosiansi y Osvaldo Brandi; Radio Verdad, de Cotton, con Juan Vitali, Cristina Allende y Mora Recalde, y Que la inspiración no te sorprenda, de Cotton, con Alejandra Darín y Claudio Orellano. Se pueden descargar, tras llenar un formulario, en www.narrativaradial.com/vo ceshistorias/site.

El más gracioso que se escuchó el lunes fue Súper Poncho, que tiene la estética de un comic y es la historia de un superhéroe criollo. “Como decía Migré, la radio nos enseñó a imaginar en colores. En cada radio debería haber un radioteatro”, apuntó Miguel Jordán. Debutante en la materia, Pepe Monje remarcó que “la radio es el medio que condice con la velocidad que llevamos hoy, porque nos acompaña cuando nos trasladamos. Si existiera ficción en la radio, nos haría llegar de mejor humor a nuestros hogares”. Juan Vitali sostuvo: “Hay una generación que no ha estado cerca de la radio. A mí me marcó escuchar poesía a los ocho años”. “Se dice que al radioteatro se lo comió la televisión –dijo Di Benedetto–. Pero fue el gobierno de Onganía el que le dio una estocada final, prohibiéndolo, dando espacio solamente a noticias y a música. Tenemos que buscar productores y empresarios para rearmar un circuito.” Oscar Bosetti, profesor e investigador de la radiofonía, citó una definición de Orson Welles: “La radio es la pantalla más grande del mundo”. Los presentes recordaron al recientemente fallecido Aldo Barbero.

Fuente: Página/12

No hay comentarios: