martes, 29 de octubre de 2013

Tino Tinto: Miel de avispas


"No me interesa hacer teatro para los amigos, sino que sea popular"

A cargo de la dirección de la obra Miel de avispas, de Alejandro Urdapilleta, este talentoso actor surgido en el rico panorama del under de los años '80 cuenta los entretelones de un proyecto que en realidad comenzó en 2011.

Del universo de Alejandro Urdapilleta siempre emergieron textos donde la calma no siempre se disfrazó de chicha. Tal vez por eso, en Miel de avispas, la obra que dirige Tino Tinto los sábados por la noche en el teatro La Clac, lo que prevalece son las relaciones humanas, de las aceptadas y las toleradas, en stereo con las que siempre se ocultan puertas adentro. Para eso, tres actrices (Luciana Dulitzky, Juliana Ibañez y Adriana Monteleone) le ponen el cuerpo a personajes donde la radio actua como nexo aglutinante de un todo bien "urdapilletano".
"Las chicas protagonistas de la obra me convocaron porque necesitaban un director que viera el material que tenían preparado. Y cuando vi lo que tenían, me encantó. Esto fue a finales de 2011, pero en el medio una de las actrices quedó embarazada, lo que nos puso en stand-by. Eso fue como una prueba de fuego para el grupo, porque durante ese tiempo nos mantuvimos siempre juntos, algo que generalmente no pasa”, cuenta Tino.

–Entonces, desde el vamos te encontraste con dificultades.
–Acá todos fuimos consecuentes y esperamos el estreno, algo que sucedió este año. Comenzamos a ensayar en San Telmo, pero al toque vendieron el teatro y nos quedamos sin sala. Fueron muchísimos los inconvenientes con los que tropezamos, pero a último momento lo sentí como una protección, así que enseguida me pregunté qué haríamos. Finalmente encontramos en La Clac la sala que buscábamos. Creo que se trata de un espectáculo protegido por el autor, porque hacer textos de Urdapilleta no es fácil. Es más, él no le da los derechos a nadie.
–¿Cuán difícil fue obtener ese permiso?
–Lo llamé por teléfono, le conté la historia y enseguida me dijo: "Sí, hacé lo que quieras, sos un amigo." En realidad tomé sus libros y seleccioné textos, inclusive hay dos inéditos, jamás representados en obra alguna. Investigando su extenso material en vivo, armé una dramaturgia a medida pero con todo su universo.
–Una especie de Frankenstein basado en sus textos.
–Hubo mucha letra que por una cuestión de tiempo no pudimos meter. Para mí, esto es un desafío importante porque siento que es la primera obra mía, más allá de colaborar y dirigir otros espectáculos muy buenos. Siento que esto es como si fuese mío.
–En Miel de avispas existe un fuerte mapeo social. Ahí también se ve mucha búsqueda.
–Los textos de Urdapilleta hablan y muestran todo. Creo que en su mundo nada puede ser tapado, porque subraya los estados de la locura y sus límites, algo que tal vez otro autor taparía. Para mí, el teatro sirve para tocar esas cosas; temas que por pudor no se hablan. No me interesa hacer teatro para los amigos, sino para se vuelva popular lo que proponemos. Dirigir teatro es puro compromiso con los demás, y por eso aspiro a que lo que hacemos sea visto por la mayor cantidad de gente posible, y los espectáculos en los que me meto aspiran a tocar los temas que no se tocan habitualmente. En el teatro tienen que pasar cosas, por más que lo adornes con coreografías. Que haya emoción o hasta rechazo, pero que pase algo.  «


los años '80, en el recuerdo
Como mítico integrante de Los Peinados Yoli, Tino Tinto recorrió el under de los años '80 de una manera activa. Como actor hizo lo suyo en el Calígula de Pepe Cibrián, fue parte del Caviar de Casanovas, y formó parte del Piano bar de Charly en el Luna. Ahora se le dibuja una sonrisa al recordar esos años: "Todo lo que viví fue parte de una juventud creativa e inconsciente, porque recién después me di cuenta de muchas cosas que sucedían."
Y agrega: "Creo que los que idealizan esa época son los que no estaban en esos círculos. Los que sí estábamos hacíamos con lo que teníamos, subidos a un cajón, actuábamos y listo. Hoy se profesionalizaron muchas cosas y se caretean otras tantas."


LA CLAC
La obra Miel de avispas se presenta todos los sábados en la sala La Clac, Av. de Mayo 1156, a las 23 horas. Entradas desde $ 70.

Fuente: Tiempo Argentino

No hay comentarios: