viernes, 6 de septiembre de 2013

Ricardo Piterbarg: Venimos de muy lejos


La historia de Catalinas Sur

El film cuenta cómo fue el origen del grupo.

Piterbarg padre perteneció a la Mutual de Padres de la Escuela Carlos Della Penna que generó un espacio de encuentro y alentó la conformación de conciencia barrial en Catalinas Sur donde, entre otras cosas, surgió el grupo de teatro del barrio. Hace siete años, él, Juan Sebastián, sorprendió a su hijo Ricardo, con la idea de hacer una película a partir de la obra de teatro Venimos de muy lejos, que recrea la vida de los inmigrantes instalados en La Boca y en el barrio Catalinas Sur.
"A mí nunca se me hubiera ocurrido", reconoce hoy Ricardo Piterbarg, director, guionista, productor y antes de todo eso es un 'nyc' (nacido y criado en Catalinas Sur). "Nos lo propuso a mi hermana y a mí que trabajamos en cine y la primera respuesta fue que era difícil porque era necesario llegar a un acuerdo con los actuales integrantes del grupo Catalinas, con los antiguos, con la gente del barrio. Venimos de muy lejos es un patrimonio público es algo del barrio, de toda una comunidad que incluye al grupo de teatro." Juan Sebastián se lo tomó en serio y en junio de 2006 convocó a una reunión donde asistieron alrededor de cincuenta personas, "allí hubo un acuerdo, y desde entonces salimos a buscar un productor interesado".
La película conmemora los 50 años del barrio Catalinas Sur y los 30 años del grupo de teatro. Cuenta cómo vecinos de la comunidad de Catalinas se reúnen para pensar una película sobre su historia mientras el grupo de teatro se prepara para dar una función de Venimos de muy lejos en la plaza.
La "testarudez de hacer algo con el prójimo" concretó la realización del largometraje. "El guión era muy complejo, se lo estaba proponiendo un grupo de gente que no tenía experiencia en cine, trabajo en cine hace tiempo, había hecho cortos, pero este es mi primer largo. Pablo Ratto aceptó producirlo en 2008, en 2009 conseguimos el apoyo del INCAA y llegamos a filmar en noviembre de 2011", detalla Ricardo Piterbarg.

–¿De qué genero es?
–Es del género inclasificable. Hay documental y hay ficción. Se funden distintos géneros en un lenguaje propio. Esta película no entra en ninguno de eso cajones que clasifican los géneros.
–¿Cuál era el propósito de esta película?
–Lo que busco en esta película y en las cosas que hago es movilizar a la gente. Venimos de  muy lejos, la película pretende dar testimonio de valores que trajeron aquellos inmigrantes de cómo esos valores son rescatados en las generaciones subsiguientes y el barrio Catalinas Sur es un ejemplo de eso.
–Tus hijos participan de la película ¿qué crees que les enseñó toda esta experiencia?
–Muchas cosas buenas. Espero que la película deje una marca así como Catalinas me la dejó a mí. Que puedan verlo aunque sea distinto experimentarlo que verlo. El público que no conoce el barrio, el teatro o la obra, fueron mejores receptores que los que lo conocemos, descubrieron cosas que nosotros no destacamos.

Fuente: Tiempo Argentino

No hay comentarios: