martes, 18 de junio de 2013

Héctor Presa: Los Peques


"Lo que sucede en escena se plantea de una manera dramática, pensando en el conflicto"

Creados en 2001 en la provincia de Neuquén para emitirse en una señal local, estos personajes infantiles ya tuvieron una versión para la pantalla grande, y ahora están en el Teatro Liceo con dirección de Héctor Presa.
Fue una apuesta que superó las expectativas. Era una serie de dibujitos creada para la televisión de Neuquén, en la que se contaba la historia de unos gnomos que viven en la cordillera argentina, cuidan la naturaleza y tienen mucho sentido del humor. Pero Los Peques se volvieron un programa de culto, tuvieron su propia película y ahora llegarán al teatro. Cuando Héctor Presa –reconocido director de teatro infantil– le contó a su familia que iba a estar a cargo de la versión teatral, su sobrino "todo un señor de 27 años" –dice el autor y director– le hizo a su tío una revelación: se levantó el pantalón, le mostró el tobillo derecho y ahí apareció un auténtico peque tatuado.
"¡Yo no sabía que era tan fanático! Y, como él, me encontré con tantas otras historias de gente que es realmente apasionada por el universo de Los Peques", cuenta Presa. De hecho, desde que se conoció que Los Peques iban a tener su propia obra de teatro en el Liceo, la página de Facebook tuvo más de 4000 visitas en menos de cuatro días.
Con libros y dirección de Presa, la historia girará en torno a Nino, el peque más chico. En la vida de cada peque hay un momento muy especial: es el día en que deja de ser un Peque Chico para convertirse en Peque Grande. Cuando eso ocurre, la comunidad lo festeja con una ceremonia llamada: "El ritual de la edad del pavo". Ese día, Nino pasará por esa instancia, pero también se meterá en un gran lío cuando quiera hacer "cosas de grandes" sin medir las consecuencias de sus actos. Es entonces cuando los demás tratarán de resolver el problema, siempre teniendo en cuenta uno de sus principios de vida más importante: el cuidado de la naturaleza.
"Los peques son muy irreverentes y tienen mucho humor. En la obra, me preocupé por mantener una continuidad con los personajes. Lo que sucede en el escenario tiene que ver con la idiosincrasia de ellos y las cosas que suceden no se plantean de una manera didáctica sino que se piensa en el conflicto, de una manera dramática", cuenta Presa.
Pero la versión teatral tendrá una diferencia fundamental: Los Peques dejarán de ser gnomos para convertirse en humanos. "Mi decisión estética es que sus rostros no estén caracterizados. No quise perderme las posibilidades expresivas de los actores; lo que sí hice fue hacer un casting con actores que midieran menos de un metro sesenta”, avisa el director. “Hay una representación cercana al espíritu de ellos, a lo que significa su esencia. La idea es que los actores trabajen desde la esencia de los personajes", explica Presa y cuenta que los autores de la serie original le dieron un manual con las definiciones de cada personaje, con lineamientos muy precisos.
Otro cambio es que la historia de estos gnomos podrá verse con mayor profundidad. Presa lo explica: "La serie original son micro capítulos que no duran más de cinco minutos. Ahora, vamos a llevar esa misma historia a una obra de teatro que dura un poco más de una hora. La hondura dramática es otra."

Presa: "la vida no es color de rosa para chicos ni para adultos"
Fundador de La Galera Encantada, una sala de teatro dedicada exclusivamente para el público infantil y juvenil y que ya lleva más de 35 años, Héctor Presa es reconocido por sus puestas para los más chicos.
Con obras pensadas para chicos de dos a seis años, o para edades más intermedias y hasta preadolescentes, Presa apostó también a los títulos más tradicionales como Blancanieves o Alicia en el país de las maravillas, pero siempre con su propia impronta.
Es autor de más de 100 obras para chicos. Entre sus trabajos más destacados se encuentran: El payaso de Oz; Alicia un país de maravillas; La arena y el agua; María Elena; Blancanieves y los ocho enanitos y Pido gancho, la historia de Carlitos y Violeta. Entre sus premios, obtuvo el Internacional Hans Christian Andersen (Dinamarca), Estrella de Mar, Pregonero Feria del Libro por la difusión de la literatura infantil en el teatro para chicos, Clown de Oro al Mejor Espectáculo del Festival de Necochea, ACE, Teatro del Mundo, Atina por el espectáculo Maria Elena, Premio Konex 2001 y 2011.
"La idea de que cualquiera puede contar cualquier cosa, por suerte, ya está dejando de ser un pensamiento real. Los que hacen buen teatro, lo van a hacer siempre, para chicos o grandes. Creo que ahora el teatro infantil avanza en una proliferación de temas. Todavía el público sigue eligiendo en función de los títulos más tradicionales, pero mi idea es hablar de las cosas que les pasan a los chicos, sus miedos, pasiones, las inseguridades por lo nuevo. Los que hacemos teatro para chicos tenemos que preocuparnos por contar sus problemas", explica Presa.
Una de las obras que Presa tiene en cartel ahora en La Galera Encantada se llama El secreto del abuelo, en la que se hace referencia a que los chicos no son escuchados. Dice Presa: “Eso es algo que viven todos los días. Ni para los adultos ni para los chicos la vida es color de rosa. Es una mezcla de grises todo el tiempo. El asunto es cómo se cuentan los tema”, define el director, en plena gira por Rosario con sus obras, donde presenta sus obras en las escuelas.

Fuente: Tiempo Argentino

No hay comentarios: